Los españoles, los europeos que menos fingen dolencias para no ir a trabajar

El 14% de los empleados de nuestro país reconoce haberse tomado algún día libre por una enfermedad imaginaria, muy lejos de irlandeses (29%), italianos (27%) y británicos (25%)

 

España no es país de enfermos imaginarios. El 14% de los españoles fingió alguna dolencia para no ir a trabajar durante 2012, el menor porcentaje de la UE, por delante de franceses (18%) y alemanes (21%), según un estudio de lastminute.com. Frente a estos, los irlandeses se sitúan como los europeos que simulan en más ocasiones una enfermedad inexistente para no trabajar (29%) seguidos por los italianos, (27%) y los británicos (25%).

 

En España, el principal motivo para faltar al trabajo es la necesidad de hacer papeleos y gestionar citas médicas. En segundo lugar, los absentistas admiten que lo hacen para recuperarse de una resaca -común en el resto de vecinos europeos- y, en tercero, reconocen haberlo hecho para acudir a una entrevista de trabajo. Por su parte, el 21% de los irlandeses encuestados también dedica este tipo de días libres a superar la resaca del día anterior, mientras que el mismo porcentaje de los franceses los dedica a dormir, ver la tele o relajarse.

 

Entre los trabajadores encuestados, los que menos han utilizado esta peculiar «modalidad» de días libres son los mayores de 44 años -el 90% asegura no haber disfrutado de días libres a costa de una falsa enfermedad en 2012- frente a los jóvenes entre 18 y 24 años (64%). Por otro lado, si bien los trabajadores de más edad son los que menos utilizan este tipo de bajas, son los que las toman por más tiempo, con una media de 8,4 días los mayores de 55 frente a los 4,17 días de aquellos entre 18 y 24 años.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación