Bruselas aconseja fijar salarios mínimos y arremete contra el empleo basura

La Comisión Europea (CE) tiene previsto aprobar esta semana un Plan de Recuperación del Empleo que descarta como solución del paro una degradación de las condiciones laborales y apuesta, en cambio, por tres sectores que han seguido creando puestos de trabajo durante la crisis: tecnologías limpias o empleo verde; prestaciones sanitarias y sociales, y sociedad de la información. Además, recomienda fijar salarios mínimos y aumentar la cobertura del desempleo.

 

El plan -en forma de comunicación- pretende marcar la orientación política a medio plazo para conseguir una tasa de empleo del 75% en 2020. Con ese fin, la CE quiere concentrar la inversión y los subsidios en los sectores antes citados, y a los que espera dedicar en gran parte los 84.000 millones del Fondo Social Europeo para 2014-2020.

 

Pero el documento al que ha tenido CincoDías, también pretende una ruptura con las recetas ultraliberales contra la crisis de la Comisión. Y con un lenguaje rara vez utilizado por Bruselas, critica duramente "el indebido y excesivo" uso de los contratos temporales o en prácticas.

 

Estas modalidades, "en muchos casos no sirven como escalón intermedio para lograr un puesto de trabajo permanente (...), sino para segmentar el mercado", dice el documento. Como primera medida la CE anuncia la elaboración antes de fin de año de un "marco de calidad del aprendizaje (o becarios)".

 

Otro de los consejos inesperados de Bruselas es la fijación de salarios mínimos para evitar una espiral en la caída del poder adquisitivo de los trabajadores. Y aboga por mantener, mientras dure la crisis, las mejoras de la protección a los parados.

 

El texto ha levantado ampollas en una Comisión donde el autor del plan, el economista húngaro y comisario de Empleo, László Andor, es uno de los pocos socialistas que se sienta entre los conservadores, como José Manuel Barroso, o liberales, como el comisario de Economía, Olli Rehn.

 

Una oficina de empleo europea real

Crear una verdadera oficina de empleo europea es una de las propuestas del Plan de Recuperación del Empleo que Bruselas quiere aprobar esta semana. La Comisión plantea transformar su actual servicio de información para buscar empleo (Eures) en un "instrumento de contratación" real, que canalizaría todas la oferta de los puestos vacantes en toda la UE. Eures tiene registrados unos 25.000 empresarios y gestiona 150.000 ofertas de empleos al año, algo que Bruselas cree muy escaso.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación