Resumen de Prensa Semanal

Semana 17

22/04/2013 al 28/04/2013

Ver otras semanas

Empresas y autónomos recibirán las notificaciones de la Seguridad Social solo por internet

abc.es, 21/04/2013

Deberán disponer de un certificado autorizado para poder utilizar este servicio cuando reciban por vía postal la resolución

 

Nuevos tiempos, nuevas vías de comunicación. Y más ahorro de costes. Más de un millón y medio de empresas y autónomos comenzarán a recibir sólo por vía telemática las notificaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social, tras la publicación el pasado 28 de marzo de las Órdenes Ministeriales sobre notificaciones electrónicas en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

Para ello, las empresas y autónomos deberán disponer de un certificado digital admitido por la Seguridad Social y cumplir requisitos técnicos. Empresas y autónomos comenzarán a utilizar este servicio cuando reciban por vía postal la resolución. Por su parte, los nuevos empresarios que cumplan los requisitos quedarán automáticamente sujetos a este proceso.

 

Para recibir información sobre los requisitos a cumplir, empresas, autónomos y emprendedores pueden acudir a sus cámaras de comercio, según informaron estos organismos.

 

 

Los expertos proponen un cambio radical en el cálculo de pensiones para garantizarlas

cincodias.com, 22/04/2013

La prestación se hallaría sumando las aportaciones y dividiéndola por los años de esperanza de vida.

 

El Grupo Consultivo de Reflexión sobre Políticas Públicas, patrocinado por la patronal de la industria aseguradora Unespa, considera que más allá de la crisis actual, el sistema de pensiones español tiene una deficiencia financiera creciente ocasionada por el envejecimiento tendencial de la población, y que no se corrige con la recuperación del PIB, ni tampoco con la incorporación de más reformas paramétricas del sistema de retiro, esas que movilizan determinadas variables pero no garantizan la sostenibilidad. Prolongan la vida, pero no curan su dolencia.

 

El documento de los expertos será entregado al Gobierno, a los partidos políticos, sindicatos y patronales, y será la primera gran reflexión para un debate social que ha arrancado ya con las limitaciones a las prejubilaciones y con la búsqueda de un factor de sostenibilidad para el sistema.

 

Para Rafael Doménech, José Luis Leal, José María Fidalgo, Felipe Serrano, Victor Pérez Díaz, y Juan Manuel Eguiagaray, que preside el colectivo, la Seguridad Social precisa un cambio profundo en la determinación de la pensión contributiva, y que, respetando los principios de suficiencia, contributividad y equidad, proporcione continuo equilibrio financiero. Ahora carece de tal, y dada la presión demográfica y las supuestas garantías proporcionadas por la ley, su desequilibrio es creciente, y solo puede ser absorbido por cambios bruscos en algunos de los parámetros (edad de jubilación, escala de aseguramiento, etc.) que comienzan a agotar su recorrido.

 

Manteniendo el sistema de reparto intergeneracional (los activos de hoy financian las pensiones de los pasivos), proponen sustituir los mecanismos de prestación definida actuales (hay un compromiso que asegura a cada cotizante qué pensión va a recibir si reúne determinadas condiciones), por un mecanismo de aportación definida. En el momento de la jubilación, anticipada o no, la pensión de cada cotizante pasa a ser la suma de todas sus aportaciones a lo largo de su carrera (debidamente actualizadas) dividida por el número de años que se espera que viva una vez retirado; este número de años se determina para todo el colectivo de su generación o su quinta.

 

Así, las cotizaciones de cada trabajador, desde el primer día, pese a gastarse en el pago de las pensiones de sus mayores (sigue siendo un sistema de reparto), se anotan en una cuenta virtual o nocional, cuyo monto expresa el valor de los derechos que va acumulando. La fórmula proporciona certidumbre a la prestación esperada, pese a conocer solo la aportación, puesto que tal fórmula es fija desde el inicio. En el mecanismo actual, a juicio de los expertos, pese a conocer supuestamente la prestación que uno se está fabricando, puede ser modificada legalmente por cambios bruscos en los parámetros que la determinan, como ha pasado cada ocho años desde 1980.

 

Con esta fórmula no hay barreras de entrada en el modelo contributivo, pese a que pueda mantenerse un sistema de pensiones mínimas, cuenta cada aportación, y no hay límites de años, como ahora, en el que las aportaciones más allá de 35 años y aquellas que superan el umbral que garantiza la pensión máxima del sistema, se van al limbo de la solidaridad interrentas y entre generaciones.

 

Además, este mecanismo, a juicio de sus diseñadores, es equitativo entre generaciones, porque evita trasladar al futuro el coste de los excesivos compromisos actualmente garantizados por la norma y el de las reformas no hechas en su momento, y que han ido acumulando vicios financieros muy elevados y que conforman el déficit implícito del sistema de pensiones. Este mecanismo, que debe moverse en unos parámetros de cierta obligatoriedad, como ahora, proporciona el conocimiento suficiente como para modular qué parte del ahorro se quiere dedicar, si se estima necesario, a mecanismos de capitalización individual.

 

Con este modelo, que debería tener fórmulas de revalorización en las aportaciones y en las pensiones, una parte importante de la sostenibilidad estaría en la esperanza de vida de cada generación, pero debe tener también elementos adicionales que restauren el equilibrio financiero cuando se descuadren recursos y gastos. Además, aporta neutralidad, dentro de unos límites flexibles, y cada trabajador se jubila a la edad que desea, y en función de ello se fija su pensión.

 

Los costes del tránsito

- El problema más complicado que plantea un sistema de cuentas nocionales (individuales) es la transición desde el sistema actual. Cómo éste ofrece garantías por ley, deben ser respetadas para los ya pasivos y aquellos que lo serán en un número determinado de años. Es complicado hacer el corte de edad, pero podría ensayarse la cuenta nocional para menores de 50 años.

 

- A los colectivos de activos que se determine se les deben transferir las aportaciones, puesto que si se trasfieren derechos, nacen ya con el vicio de no ser financiables con sus cotizaciones.

 

- El nuevo sistema supondría la exclusión del mecanismo contributivo de la viudedad y pensiones asistenciales, y financiarlas con impuestos.

 

En busca de un retorno del 70% de la última renta

Dado que el modelo de determinación de la cuantía de las pensiones que propone el Grupo Consultivo de Reflexión sobre Políticas Públicas pretende restablecer el equilibrio financiero que ahora no tiene el sistema contributivo de la Seguridad Social, es evidente que para quienes conformasen su retiro con la cuenta nocional la prestación sería más baja que la que ahora proporciona la norma, salvo que las aportaciones partiesen de niveles superiores a los actuales. Para conformar un mecanismo completo de previsión del retiro, los expertos consideran que hay que hay que darle su valor a los sistemas complementarios de capitalización, combinar convenientemente los formatos públicos y los privados, y modificar para ello el patrón actual del ahorro.

 

Los expertos dan por hecho que esta fórmula que proponen no se abrirá camino de inmediato, y que precisa del debate público de todas las fuerzas sociales y políticas (a todas se proporcionará el documento elaborado), pero estiman que es la única que frenará el descenso de la tasa de sustitución (renta recibida como pensionistas respecto a la percibida como cotizante) de los últimos años.

 

Consideran razonable que las cotizaciones a la Seguridad Social trasfieran una renta del 70% de la renta de activo, frente a cerca del 80% que garantizan hoy únicamente porque un compromiso normativo así lo establece, aunque sea generando un ingente déficit cuya financiación se trasfiere al futuro. El umbral de renbta que quiera cada cual, dependerá ya de mecanismos privados de ahorro, cuya consideración fiscal estiman que debe cambiar.

 

 

El Supremo anula un ERE en su primera sentencia de la reforma laboral

cincodias.com, 22/04/2013

Los magistrados anulan los despidos por cuestiones formales y no entran a enjuiciar los motivos del ajuste

La empresa deberá ahora readmitir a los trabajadores y decidir si hace un nuevo ERE

 

El Tribunal Supremo ya se ha pronunciado sobre la reforma laboral y el primer fallo ha sido anular el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del primer recurso en relación con despidos que le ha llegado, tras la aprobación de la nueva normativa, debido a que la empresa no entregó a los trabajadores afectados la documentación debida.

 

Según este fallo, que confirma una sentencia de mayo pasado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la empresa Talleres López Gallego S.A. -que despidió a 28 empleados en este expediente- no entregó a los representantes de los trabajadores la documentación exigible en el período de consultas dentro del proceso del ERE, es decir, incumplió un trámite formal, y privó así a los trabajadores de una información suficiente para conocer las causas de los despidos.

 

El período de consultas es una fase de negociación en la que los trabajadores y la empresa estudian la posibilidad de evitar o reducir los despidos colectivos y atenuar sus consecuencias, mediante el recurso a medidas sociales destinadas a la ayuda o la reconversión de los trabajadores afectados.

 

Esta anulación, supondrá que la empresa deberá readmitir a los 28 trabajadores y decidir si realiza un nuevo ERE.

 

Empleo insiste en no cambiar el modelo de pensiones de reparto

cincodias.com, 23/04/2013

El Gobierno vincula cualquier cambio al el informe de los expertos sobre el factor de sostenibilidad

Empleo entiende que la esperanza de vida no puede servir para calcular la pensión individual

 

El Ministerio de Empleo está a la espera de recibir a finales de mayo el informe de un grupo de expertos independientes que incluirá sus propuestas para diseñar el denominado factor de sostenibilidad de las pensiones. Se tratará de fijar un conjunto de condiciones macroeconómicas que, de darse, modificarán automáticamente el gasto en prestaciones de jubilación.

 

Pero el Gobierno tiene una línea roja en materia de pensiones: cualquier reforma del sistema que recoja el futuro factor de sostenibilidad no supondrá un cambio en el modelo de reparto. Esto es, que los cotizantes en activo seguirán financiando las pensiones de los que se jubilen.

 

Entretanto, surgen otras propuestas de expertos para garantizar la sostenibilidad de las pensiones. La iniciativa más reciente es la planteada estos días por el Grupo Consultivo de Reflexión sobre políticas Públicas, patrocinado por la patronal de las aseguradoras (Unespa).

 

Según estos expertos –entre los que están dos miembros del grupo nombrado por Empleo que diseñará el factor de sostenibilidad (Víctor Pérez-Díaz, que preside el comité ministerial, y Rafael Doménech)– el sistema necesitaría un cambio profundo en la forma de calcular las pensiones.

 

En su propuesta se pasaría de un sistema de prestación definida, como el actual, a uno de aportación definida. Aunque se mantendría el sistema de reparto vigente, a partir de una cohorte de edad (que podrían ser los 50 años) se crearian cuentas individuales virtuales, en las que se calcularía el total de aportaciones hechas por cada individuo a través de las cotizaciones de toda su vida laboral y luego se dividirían por los años de esperanza de vida de esa generación.

 

En este punto, el Ministerio de Empleo insiste en que indepedientemente de lo que aconsejen los expertos particulares como el de Unespa, su intención con el diseño del factor de sostenibilidad es no cambiar el sistema de reparto vigente ahora mismo, en el que los cotizantes actuales financian las pensiones de los pasivos.

 

Si bien desde el departamento que dirige Fátima Báñez no descartan que dicho factor de actualización automática del gasto en pensiones esté ligado de algún modo a la esperanza de vida, tal y como recomiendan diferentes expertos. Si bien entienden este indicador como un mecanismo general para revisar los parámetros del sistema y no los casos particulares de cada jubilado.

 

En cualquier caso, los responsables de Empleo han precisado en distintas ocasiones que utilizarán el informe de los expertos nombrados por el Ministerio como base para negociar el diseño del citado factor de sostenibilidad con los grupos parlamentarios del Pacto de Toledo.

La Seguridad Social gana 7.746 afiliados extranjeros en marzo tras siete meses de caídas

eleconomista.es, 23/04/2013

La Seguridad Social ganó 7.746 cotizantes extranjeros en marzo, un 0,5% en relación a febrero, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.604.138 ocupados, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Con el repunte de marzo, la afiliación de extranjeros rompe con siete meses consecutivos de caídas. Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de marzo, 1.384.474 cotizaban al Régimen General; 214.863 al de Autónomos; 4.437 al del Mar, y 363 al del Carbón.

 

En términos interanuales, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social bajó en 86.590 cotizantes, un 5,12%, tasa que contrasta con el -4,27% del conjunto del sistema.

 

Todos los regímenes ganaron afiliados extranjeros el pasado mes de marzo, salvo el del Carbón, que recortó su número de cotizantes un 16,3% respecto a febrero. El mayor ascenso se lo anotó el Régimen del Mar, que ganó un 7,9% de afiliados respecto al mes anterior, seguido del Régimen de Autónomos (+0,92%), y el Régimen General (+0,40%).

 

Dentro del Régimen General, un total de 214.060 extranjeros, el 15,46%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,48% lo hacía en el comercio (172.851 afiliados), y casi el 7,4% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (102.984 cotizantes).

 

Asimismo, y dentro de este régimen, 212.992 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 0,7% menos que en febrero, y 228.299, en el del hogar, con un crecimiento mensual del 0,8%.

 

Rumanos y marroquíes, los más numerosos

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de marzo, seis de cada diez procedían de países no comunitarios (998.657) y el resto (605.481) provenían de países miembros de la UE.

 

Dentro de los países no comunitarios, 190.773 eran de nacionalidad marroquí y 99.500 de nacionalidad ecuatoriana. China, con 85.723 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados, por delante de Bolivia, que cuenta con 78.469 cotizantes.

 

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (74.288), Perú (50.071), Ucrania (32.960), Argentina (32.778), Paraguay (31.877) y República Dominicana (26.549), entre otros.

 

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y búlgaros son los más numerosos, con 257.168, 57.453 y 52.865 cotizantes, respectivamente. Les siguen británicos y portugueses, con 51.717 y 39.376, y algo más lejos, alemanes, con 36.554 afiliados, y franceses, con 34.690.

 

Cataluña y Madrid concentran el 43,5% de los extranjeros

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en marzo pasado, al sumar entre ambas el 43,5% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 351.605 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 346.495.

 

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 211.338 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 170.164 ocupados; Murcia, con 77.680; Canarias, con 77.566; Baleares, con 56.225; Castilla-La Mancha, con 54.494; Aragón, con 52.579; País Vasco, con 48.945, y Castilla y León, con 48.134.

 

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar marzo fueron Galicia, con 31.497 extranjeros; Navarra, con 21.470; Asturias, con 13.199; La Rioja, con 12.484; Extremadura, con 12.332; Cantabria, con 10.539, y las ciudades autónomas de Melilla, con 4.263, y Ceuta, con 2.861.

Multa de 84.000 euros por no identificar a los trabajadores que huyeron en una inspección

expansion.com, 23/04/2013

La Audiencia Nacional ha confirmado la multa de 84.000 euros impuesta por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a una empresa que ocultó la identidad de once trabajadores que huyeron durante una inspección de trabajo.

 

Así lo recoge en una sentencia del pasado 8 de abril en la que confirma la decisión del Ministerio, que ya había moderado la multa respecto a la sanción propuesta inicialmente, que alcanzaba la cantidad de 100.000 euros.

 

La compañía, dedicada a la fabricación de dulces y helados, situada en Jerez de la Frontera, fue objeto de una inspección de trabajo en enero de 2012, durante la cual se detectaron una serie de irregularidades, como que una de las trabajadoras, que sí pudo ser identificada por los funcionarios, no estaba dada de alta en la Seguridad Social y constaba como pensionista de viudedad.

 

Además, los inspectores señalaron que once trabajadores se fueron corriendo por distintas puertas sin identificarse y algunos se escondieron. Cuando se les quiso fichar, ya no fue posible localizarles. Unos días después, se citó a la empresa para su comparecencia en las oficinas de la Inspección de Trabajo, requiriéndole la identificación y asistencia de los trabajadores huidos, a lo que la compañía se negó.

 

Falta muy grave
La Audiencia Nacional recuerda ahora que nadie debía haber abandonado el puesto de trabajo hasta ser identificado por los funcionarios de la inspección. Además, afirma que, probado que la empresa se negó a dar los nombres a los inspectores de los trabajadores que salieron en tromba de una de las salas de producción de pastelería al entrar uno de ellos –no sólo durante la actuación inspectora, sino en sus comparecencias posteriores–, dicha actuación constituye una falta muy grave, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11.1 de la ley reguladora de la Inspección de Trabajo y, por ello, respalda la sanción impuesta.

 

El Gobierno baraja subir la edad de jubilación más allá de los 67 años

cincodias.com, 24/04/2013

Un borrador del Ejecutivo plantea posibles modificaciones al sistema de jubilación

También se exigirían más años para cobrar el 100% de pensión

 

El Ejecutivo ya trabaja con un borrador de la reforma de las pensiones que ha hecho circular entre algunos diputados. El citado documento incluye una posible subida de la edad de jubilación más allá de los 67 años planteados en la reforma ya en vigor.

 

Además, prevé modificar otros parámetros para cuadrar el denominado "factor de sostenibilidad" de las pensiones, es decir, la fórmula que determinará cambios automáticos en el sistema para corregir posibles desequilibrios.

 

De este modo, también se incidirá sobre la revalorización de las pensiones, que ya no estará ligara a la evolución de los precios según el citado documento, y sobre el periodo de cómputo de la pensión. Harán falta más años de cotización para cobrar el 100% de la pensión. De este modo, se intenta  que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal, establecida en los 67 años a partir de 2027

 

El documento ha sido elaborado por un grupo de 12 expertos en pensiones. Se espera que esté listo a finales del próximo mes de mayo para ser debatido con las fuerzas políticas y con los sindicatos.

 

Al hilo de esto, el documento del Ministerio de Empleo indica que en la última década se han producido “comportamientos perversos que el propio sistema de Seguridad Social origina y que no se deben perpetuar en el tiempo”, como el hecho de que la pensión media del sistema haya crecido en este periodo más que los salarios.

 

 

El Gobierno tiene sobre la mesa reformas en pensiones y prestación por desempleo

eleconomista.es, 24/04/2013

El Gobierno aprobará nuevos recortes el viernes, en el marco del Plan Nacional de Reformas al que dará luz verde el Consejo de Ministros. Lo reconoció ayer el presidente Mariano Rajoy, que precisó no obstante que los ajustes serán "más suaves" que los aplicados en 2012. Rajoy asegura en el Congreso que no habrá subida de impuestos este viernes.

 

Sobre la mesa del Ejecutivo están estudiándose medidas en materia de pensiones y prestación por desempleo, en línea con las recomendaciones europeas. En el primer caso, se dirime sobre la aceleración del periodo transitorio del retraso de la edad de jubilación y sobre un eventual endurecimiento en el acceso al complemento a mínimos, que afectaría especialmente a las jubilaciones derivadas de cotizantes a tiempo parcial afectados por la reciente sentencia del Constitucional. Según el Tribunal, España estaba haciendo un cálculo a la baja de dichas percepciones.

 

En materia de prestación por desempleo, se está estudiando un eventual recorte del periodo de percepción. El obstáculo para impulsar finalmente esta medida es la oposición sindical, máxime ante la proximidad del Primero de Mayo.

 

Doble filtro

Las medidas que sobrevivan al escrutinio del Gabinete de Rajoy se presentarán el próximo viernes en un paquete conjunto centrado básicamente en informes. Las más urgentes pasarán al BOE del sábado y el resto se desgranarán en los Consejos de Ministros de mayo y junio de cara a su tramitación parlamentaria.

 

Las reformas que se están estudiando se enfrentan ahora al filtro de la dos valoraciones: económica y política. En algunos casos, la segunda marcará la pauta con el fin de soslayar en lo posible la contestación social y sindical a las puertas del 1 de Mayo y una vez conocida la última Encuesta de Población Activa, que Estadística dará a conocer mañana.

 

Durante una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa junto al primer ministro de Eslovaquia, Robert Bico, con quien analizó la situación de la Unión Europea, Rajoy aseguró que no hará "recortes como los del año pasado", pero incidió en que hay que reducir "algunas partidas" de los Presupuestos. Ello, pese a que apenas entraron en vigor hace cuatro meses.

 

Así, incidió en que resulta "absolutamente necesario e imprescindible" recortar el gasto público, aunque no le guste y que si no, por duro que sea, "estaríamos destruyendo el futuro". Recalcó que no queda más remedio que seguir con los ajustes, especialmente una vez que han cambiado las previsiones para 2013 en toda la zona euro. Por ello, justificó las recientes declaraciones del ministro Luis De Guindos, en las que aseguraba que el PIB se contraerá este año tres veces más de lo previsto en un primer momento, en torno al 1,5%.

 

¿Subidas de impuestos?

El presidente, que en otras ocasiones ha negado tajantemente que fueran a subir los impuestos, precisó este martes que "no quiere" subir el IVA o el IRPF este año, pero que "dependemos del crecimiento y de la senda de reducción del déficit para los próximos años".

 

Hace dos semanas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro descartó rotundamente que el Ejecutivo fuera a tocar el IVA o a subir impuestos.

 

Junto al paquete de medidas que conformarán el Plan Nacional de Reformas, el Gobierno presentará su nuevo cuadro macroeconómico, con un empeoramiento de las perspectivas, así como el programa de estabilidad para los próximos tres años. En este sentido, Rajoy defendió que España no hará nada "diferente" el próximo viernes a lo que han tenido que hacer los diferentes organismos económicos y la "inmensa mayoría" de los países de la UE por el cambio en el escenario económico europeo. De hecho, añadió que las rebajas en las previsiones de algunos países vecinos serán mayores que las del nuestro.

 

Rajoy coincidió, además, con la canciller alemana, Angela Mérkel en que "el proceso europeo es un proceso en el que todos los países pierden soberanía" y reclamó empezar por la unión bancaria.

 

El primer ministro eslovaco también se adhirió a esta tesis. Aseguró que "Europa nunca será competitiva si no colaboramos" y que "una mejor integración es la solución a la crisis" y obliga a tomar medidas "más rápido de lo que pensábamos".

 

La tasa de empleo española cae al 59,3%, la segunda cifra más baja de la UE

abc.es, 23/04/2013

Suecia, con el 79,4%, encabeza la lista de Eurostat, que cierra Grecia con el 55,3%

 

Las tasas de empleo han ido bajando en muchos países de la Unión Europea desde el comienzo de la crisis en 2007, aunque con diferente intensidad. Uno de los peor parados ha sido España, que ha bajado del 69,5 al 59,3% y ocupa el penúltimo puesto de la clasificación elaborada por Eurostat, según el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

 

Cinco estados miembros –Alemania, Austria, Luxemburgo, Polonia y Malta- han conseguido, sin embargo, aumentar la tasa de empleo en el mismo periodo. El promedio europeo se ha situado en un 68,5% en 2012, según Eurostat.

 

El primer lugar corresponde a Suecia, que roza el 80%, figurando a continuación los Países Bajos (77,2%) y Alemania (76,7%). Austria y Dinamarca registran tasas por encima del 75%, mientras que el Reino Unido y Finlandia están en torno al 74%. Estonia es el país mejor situado entre los nuevos miembros con un 72,1%, figurando a continuación la República Checa y Luxemburgo con cifras superiores al 71%. Chipre (70,2%), Francia (69,3%) y Lituania (68,7%) también logran supera el promedio de la UE.

 

Entre los países más alejados de la media están Rumanía, Irlanda, Malta y Bulgaria con cifras alrededor del 63%. Hungría alcanza un 62,1%. Grecia cierra la clasificación con un 55,3%

 

El Supremo no cree que la reforma laboral sea un coladero de despidos colectivos

eleconomista.es, 24/04/2013

El presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, Jesús Gullón, ha negado que la reforma laboral vaya a suponer un coladero de despidos colectivos, ya que los declara nulos cuando no existe una negociación previa con los representantes de los trabajadores.

 

Así lo ha asegurado en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, después de que hace dos días, esta misma sala se pronunciara por primera vez sobre la última reforma laboral aprobada por el Gobierno, confirmando la anulación del expediente de regulación de empleo (ERE) llevado a cabo por la empresa Talleres López Gallego.

 

Además, Gullón señala que hay una directiva europea del año 1998 que exige que haya un periodo de consultas, con negociación real, "que sea auténtica y no una mera ficción".

 

Por otro lado, el magistrado ha recalcado que "la norma es la que es" y que los juzgados se limitan a interpretarla, por lo que "no es cierto que haya una voluntad de la sala de lo Social del Supremo de tumbar la reforma laboral ni de ensalzarla".

 

En cualquier caso, Gullón ha constatado que "los juzgados están empezando a notar el colapso por las demandas individuales que pueden interponer los trabajadores que se vean afectados por despidos colectivos", pero ha puntualizado que el Tribunal Supremo "todavía no".

 

Una nueva aplicación móvil permite conocer la situación laboral del trabajador

abc.es, 24/04/2013

 Mediante smartphones y tabletas se podrá también solicitar cita previa y estar al corriente de las novedades de la Seguridad Social

 

La Seguridad Social ha puesto en marcha una aplicación («app»), dirigida a tabletas y smartphones, con la que los ciudadanos podrán pedir cita previa, acceder a informes sobre su situación actual y conocer información de interés sobre el sistema como, por ejemplo, los cambios legales que se han producido en el mismo.

 

Esta aplicación ha sido presentada hoy por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que ha destacado que con ella «se tienden puentes» para facilitar la vida de los ciudadanos, ahorrando tiempo y desplazamientos, y recortando costes.

 

La ministra ha subrayado que los ciudadanos cada vez recurren más a las nuevas tecnologías para relacionarse con la Administración, y para argumentar esta afirmación ha dado algunos datos. Así, ha indicado que la web de la Seguridad Social recibió el año pasado más de 170 millones de visitas y se registraron casi 54 millones de movimientos de afiliación a través del sistema RED (Remisión Electrónica de Documentos). Además, ha asegurado que que el 99,7% de las empresas realizan ya sus gestiones con la Seguridad Social de manera «online», y que en 2012 se gestionaron más de 16 millones de «sms» para obtener informes de vida laboral, así como duplicados de los documentos de afiliación y de las bases de cotización.

 

Báñez ha explicado que las oficinas de la Seguridad Social reciben cada año más de 28 millones de visitas y que esta aplicación permitirá que gestiones que se realizan telefónicamente o de manera presencial puedan realizarse «con un solo click».

 

«La nave de la Seguridad Social está girando hacia un rumbo digital (...) Esto es un paso más en la modernización de la Administración pública. Espero que ganemos cercanía y ahorremos tiempo y costes con esta aplicación», ha señalado la ministra. La aplicación puede descargarse, gratuitamente, en la dirección de internet «www.seg-social.es/app».

 

El paro subió al 27,16% en el primer trimestre, según la EPA: hay 6,2 millones de desempleados

eleconomista.es, 25/04/2013

En un año, 563.200 personas han pasado a engrosar las listas del Inem

El número de ocupados baja en 322.300 personas, hasta 16,6 millones

El empleo privado se redujo en 251.00 personas y el público, en 71.400

 

El número de parados aumentó en 237.400 personas en el primer trimestre de 2013, con lo que la cifra total alcanza el récord de 6.202.700 desempleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, la tasa de paro repunta hasta el 27,16%, desde el 26,02% registrado en los tres meses anteriores. Este nivel supera de lejos las peores previsiones.

 

La tasa de paro alcanza así su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, los datos sólo abarcan hasta 1976. En ningún trimestre desde entonces se ha registrado una tasa de desempleo tan elevada como la actual.

 

Aún así, el repunte del desempleo es inferior al registrado en el mismo periodo de 2012, cuando creció en 365.900 personas.

 

En el último año, el paro se ha incrementado un 10%, con 563.200 desempleados más.

El paro juvenil, al 57,2%

Por sexo, el desempleo crece en 130.400 en los hombres y alcanza los 3,3 millones de desempleados y en 107.000 en las mujeres, hasta 2,89 millones de paradas. De esta forma, la tasa de paro masculina aumenta 1,2 puntos hasta el 26,78%, mientras que la femenina sube 1,06 puntos y se sitúa en el 27,61%. El organismo estadístico destaca que se mantiene la composición del paro observada desde el año 2008, con relativamente poca distancia entre las tasas masculina y femenina y mayor número de hombres en paro que mujeres.

 

El número de jóvenes en paro menores de 25 años aumentó en 30.200 personas en el primer trimestre, lo que supone un 3,2% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 960.400.

 

La tasa de paro juvenil escaló así hasta el 57,22% al término del primer trimestre, lo que supone 2,1 puntos más que en el trimestre anterior, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 55,12%.

Baja en la construcción

Por nacionalidad, el paro sube en 156.800 entre los españoles y en 80.500 entre los extranjeros. La tasa de paro de la población extranjera es del 39,21%, 14,1 puntos superior a la de las personas de nacionalidad española (25,11%).

 

Por sectores, el desempleo descendió en la construcción en 11.000 personas, con lo que el total bajó a 376.900 desempleados. En el resto de actividades sí se registraron incrementos, destacando servicios, que aportó 86.500 nuevos parados al mercado laboral, de forma que ya suman 1.823.900 desempleados. En agricultura 29.100 personas se inscribieron en las oficinas del SPEE, elevando el total de parados en este sector a 296.300 personas. En la industria, se añadieron otras 22.800 personas al paro, hasta 317.600 personas.

 

En cuanto a las personas que perdieron su empleo hace más de un año, la cifra total se eleva a 2.901.100, después de que otras 111.200 pasaran a engrosar las listas del antiguo Inem entre enero y marzo, mientras los que buscan su primer empleo se redujo en 1.200 personas.

 

Además, 1.906.100 hogares tenían a todos sus miembros en paro en el primer trimestre del año, 72.400 más que en los últimos tres meses de 2012.

 

Andalucía, a la cabeza

Por comunidades autónomas, el paro subió en todas las regiones, especialmente en Andalucía, con 31.100 parados más, hasta un total de 1,47 millones de personas sin trabajo.

 

En cuanto a la tasa de paro, también Andalucía se sitúa a la cabeza con el 36,87% de la población activa, por delante de Extremadura (35,56%) y Canarias (34,27%).

 

Por debajo de la tasa nacional se situaron varias autonomías. Destacaron País Vasco, con el paro en el 16,28%, Navarra, con el 19,02%, y La Rioja, con el 18,98%.

 

Cae la población activa y la ocupación

La población activa experimenta un descenso de 85.000 personas en el primer trimestre de 2013 y se sitúa en 22.837.400 personas, de forma que la tasa de actividad baja al 59,68%. En términos anuales, la población activa se ha reducido en 235.300 personas.

 

A su vez, el número de ocupados se redujo en otras 322.300 personas, hasta un total de 16.634.700.En un año, el descenso de la ocupación asciende a 798.500 personas.

 

En la industria, los ocupados sumaron 2.316.700, 66.800 menos en el trimestre y 142.600 en el año; en la construcción fue de 1.049.700 (una caída trimestral de 24.200 y la anual de 137.000) y en la agricultura, con 723.200 ocupados, los descensos fueron de 60.900 personas en el trimestre y de 53.000 en el año.

 

El número total de trabajadores por cuenta propia disminuye en 9.900 personas en el primer trimestre de 2013. Los empresarios sin asalariados o trabajadores  independientes aumentan en 22.100.

 

Por su parte, el empleo privado desciende este trimestre en 251.000 personas, situándose en 13.788.900, mientras que el empleo público baja en 71.400 personas, hasta un total de 2.845.800.

 

 

Diez claves para entender el negro panorama del empleo

cincodias.com, 26/04/2013

El empleo público cae el doble que el privado en el último año

Uno de cada tres asalariados perdidos en el trimestre tenía menos de 30 años

 

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos hoy desvelan que el mercado laboral no mejora prácticamente nada. Estas son las principales claves para entender lo que está ocurriendo con el empleo:

-La importancia de la EPA. Para comprender los datos del mercado laboral hay que empezar explicando el valor de la encuesta que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las cifras que ofrece son la radiografía más fiel y más amplia del panorama laboral de los hogares españoles. Aunque mediáticamente se destaque habitualmente la tasa de paro, el mayor valor de la EPA es la medición de la creación o destrucción de empleo. Así primero mide el número de activos (personas mayores de 16 años que tienen empleo o lo están buscando). De ese total, desagrega los que tienen trabajo y los que están en paro, que sumados resultan la población activa.

 

-Cuánto empleo se ha destruido. Entre enero y marzo un total de 322.300 personas ha dejado de tener empleo. De este total, 237.400 han pasado a estar en paro y otros 85.000 han dejado de estar en activo; esto es, o bien han dejado de buscar empleo, por distintos motivos (generalmente el desánimo por la situación del mercado), han salido del país o se han jubilado.

 

-Ritmo de destrucción de la ocupación. Este indicador suele medir el porcentaje de caída del número de ocupados en términos interanuales. O lo que es lo mismo: el empleo destruido en un trimestre en comparación con el trimestre del año anterior. En la actualidad los puestos de trabajo se recortan a un ritmo anual del 4,5%. Esto supone una leve mejoría de dos décimas respecto al último trimestre del año. Sin embargo, la intensidad con la que se destruye empleo en la actualidad es aún mayor que hace doce meses, lo que es preocupante sobre todo porque en marzo de este año ha sido la Semana Santa, lo que debería haber mejorado los resultados comparativos con el primer trimestre de 2012 y no ha sido así.

 

-Número de desempleados y tasa de paro. Esta vez sí. Después de dos trimestres en los que muchos expertos calculaban que España superaría los dos millones de parados, ha sido en el primer trimestre de este año cuando ha superado esa barrera psicológica sumando un total de 6.202.200 personas sin empleo. Esto ha elevado la tasa de paro al 27,3%, superando incluso las recientes estimaciones del FMI para el mercado laboral español este año.

 

Sin embargo, hay que recordar que la tasa de paro refleja la cantidad de personas, de entre todas las mayores de 16 años en disposición de trabajar que tienen un empleo o lo están buscando (colectivo denominado población activa), y no lo encuentran. Así, cuantos menos activos haya más peso tienen sobre el total aquellos que no encuentran un puesto de trabajo, y por tanto más tasa de paro hay, aunque el número de parados sea el mismo.

 

-Parados de larga duración. Se trata del colectivo de personas que ha perdido su empleo hace más de un año. En la actualidad suman 2,9 millones, con lo que este grupo ha crecido algo más de medio millón en los últimos doce meses, representando un fuerte incremento interanual del 21,6%. Esto es uno de los principales síntomas del grave enquistamiento del problema del desempleo en la economía española.

 

-Empleo Público. La EPA diferencia entre el tipo de empleador: público (en el que entra el sector público empresarial, no solo las Administraciones) y privado. Esta diferenciación que en otras épocas no ha tenido importancia, ahora la cobra ante la fuerte recorte, nunca visto, del número de empleados públicos. Entre enero y marzo perdieron su empleo 71.400 trabajadores del sector público (el 22% del total). Pero lo más llamativo es el ritmo de destrucción de la ocupación de este colectivo: un 8,3% en el último año, el doble que el sector privado, que recortó empleo con una intensidad del 3,7%.

 

- Autónomos y jóvenes. Uno de los dos sectores del mercado laboral que presenta datos positivos es el de los trabajadores autónomos, que ha crecido en 22.100 personas entre enero y marzo de este año y hay 80.600 más que hace doce meses. Esto último representa un importante ritmo de crecimiento anual del 4,1%. Sin embargo, este dato es aún poco significativo porque aún no se sabe cuánto tiempo se mantendrán en activo, si se tiene en cuenta que muchos de estos trabajadores por cuenta propia lo son porque no han encontrado empleo asalariado y han invertido, por ejemplo, sus indemnizaciones por despido en el arranque de un pequeño negocio. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha atribuido a las ayudas Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, aprobada a finales de marzo la generación de más de 20.000 de estos autónomos sólo en marzo.

 

Sin embargo, el empleo asalariado de los jóvenes –para el que estaban destinadas la mayoría de las ayudas de la citada Estrategia del Gobierno- no está registrando tan buenos resultados. Así, entre enero y marzo, en términos generales se perdieron 108.000 puestos de trabajo de menores de 30 años, lo que significa que uno de cada tres empleos destruidos estaba ocupado por un joven.

 

- Calidad del empleo. El otro sector del mercado de trabajo que registra cifras positivas es el de los empleados a tiempo parcial. Así mientras que en el primer trimestre desaparecieron 385.300 empleos de jornada completa, se crearon 63.000 puestos de media jornada. Se trata de una tendencia iniciada hace más de un año, por lo que en los últimos doce meses se han generado 155.700 empleos a tiempo parcial frente a una destrucción de casi un millón de empleos a jornada completa. Estos datos reflejan un claro empeoramiento de la calidad de la ocupación.

 

- Sectores. La destrucción de empleo afecta a todos los sectores. La Semana Santa no ha impedido que en el primer trimestre más de la mitad del empleo destruido haya sido en el sector servicios. El dato positivo es cierta desaceleración del empleo en el sector de la construcción, que fue el que menos puestos de trabajo perdió en el primer trimestre y que en términos interanuales frenó su ritmo de caída al 11,5%.

 

- Extranjeros. La tasa de paro de este colectivo se eleva al 39,2%, lo que supone un fuerte avance de 2,6 puntos en un solo trimestre. En general la población extranjera disminuyó en 54.300 personas entre enero y marzo y casi hay 200.000 menos que hace un año. Esto unido al número de extranjeros que ha dejado de buscar trabajo (23.100 en el primer trimestre y 178.800 en los últimos doce meses) explica el fuerte aumento de su tasa de desempleo.

 

 

Equilibrar las pensiones solo con la jubilación exigiría retrasarla a 70 años

cincodias.com, 25/04/2013

El Gobierno quiere incluir el factor de corrección en los Presupuestos de 2014

Alemania, Suecia, Portugal y Hungría las revalorizan según la marcha de la economía

La última reforma de las pensiones llevada a cabo por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, incluyó una serie de cambios para recortar el gasto a medio y largo plazo. Para ello fijó un periodo transitorio hasta 2027 en el que se retrasa la edad de jubilación a los 67 años; establece otro, hasta 2016, en el que se amplia de 15 a 25 los años cotizados que se tienen en cuenta para calcular la pensión;endureció las jubilaciones anticipadas (a las que el PP acaba de dar otra vuelta de tuerca); cambió la escala de aseguramiento; y previó la creación de un corrector automático del gasto (factor de sostenibilidad).

Con todo ello, según distintos cálculos, en 2027 el ahorro en gasto en pensiones será de 3,5 puntos sobre el PIB, dejando el gasto cercano a la media prevista para la UE en ese año (12% del PIB). Y la tasa de sustitución (porcentaje del último salario que se recibe como pensión) bajará del 80% al 72% en 2027.

 

Pero esto no será suficiente para garantizar la sostenibilidad de un sistema que ya tiene un déficit de 14.000 millones anuales. El recrudecimiento de la crisis exige al Gobierno acelerar la implantación de estas reformas o incluso apostar por otras nuevas. La vía elegida para hacer estos cambios es adelantar la puesta en marcha del factor de sostenibilidad creado en la reforma de Zapatero y cuya aplicación la ley preveía para 2027. Si bien, el actual Ejecutivo posibilitó, en la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012, la aplicación automática de este factor si se proyecta déficit a largo plazo en el sistema de pensiones.

 

Listo antes del verano

Y en ese punto se está ahora. Un grupo de expertos ya elabora una propuesta para este factor, que presentarán a finales de mayo. Y, según distintas fuentes, el Ejecutivo negociará su diseño final con los agentes sociales y los grupos del Pacto de Toledo antes del verano, para incluirlo en los Presupuestos Generales de 2014.

 

¿Cómo será este factor y qué cambios operará en el sistema de pensiones? Los expertos que elaborarán este mecanismo parten de los distintos modelos que ya han sido aprobados los principales países europeos. Podrán escoger uno de estos modelos o combinarlos.

 

Para empezar, la ley española precisa que a partir de 2027 los parámetros fundamentales del sistema se revisarán según la esperanza de vida a los 67 años en el año de cada revisión. Y esta revisión se hará cada cinco años. La clave será qué parámetros del sistema se vincularán a dicha esperanza de vida.

 

Según un estudio elaborado por las universidades de Valencia y Extremadura y que manejan los expertos, la experiencia europea dice que la esperanza de vida puede modificar uno o varios de estos parámetros: la edad de jubilación, los años cotizados exigidos y la cuantía de la pensión inicial.

La vinculación a la edad de jubilación, que se retrasa de forma acompasada con el aumento de la esperanza de vida es la opción más usada en Europa. Así lo han fijado Dinamarca, Grecia, Holanda e Italia (ver tabla). Según este modelo, los autores del estudio han hecho una simulación de lo que ocurriría en España si se optara por cada uno de estos escenarios. Si la esperanza de vida se vinculara a la edad de jubilación a partir de los 67 años, la edad de retiro aumentaría en seis meses cada cinco años. Así si se aplicara a partir de 2027, en 2047 la edad de retiro sería 69 años. Pero si se aplicara ya, la edad de retiro llegaría a los 70 años y 7 meses en 2047.

 

La segunda opción sería aumentar los años cotizados exigidos según aumenta la esperanza de vida. Ese es el modelo escogido por Francia e Italia. Si España lo aplicara, dado que la ley permite acceder a la pensión completa por dos vías (con 37 años cotizados y 67 años de edad o con 38,5 cotizados y 65 años de edad), a partir de 2027, los años exigidos para cobrar el 100% de la pensión aumentarían un año cada cinco años. Así, para cobrar una pensión completa en 2047 habría que haber cotizado entre 40 años y 8 meses y 44 años y tres meses.

 

Una tercera opción es la escogida por Portugal y Finlandia y consiste en ajustar el importe de la pensión inicial con un factor de sostenibilidad, como es el cociente de esperanzas de vida en el caso portugués. Esto obligaría a ajustar a la baja alrededor de un 2,5% las pensiones españolas cada cinco años. Si el factor de sostenibilidad se adelantara, el ajuste en cada revisión sería algo mayor.

 

Hay un cuarto modelo, según el cual, además de la esperanza de vida, los ajustes del sistema se vinculan también a la marcha de la economía, ajustando la revalorización de las pensiones. Así lo tienen previsto Alemania que tiene indexadas las pensiones al ratio cotizante/pensionista; Hungría y Portugal que ligan la revalorización al PIB;y Suecia que lo hace a un balance actuarial (evaluación de los riesgos del sistema).

 

Más allá de los 67 años, pero nunca antes de 2027

El Gobierno admite, en un documento que ha entregado a los grupos parlamentarios del Pacto de Toledo, que el diseño final del factor de sostenibilidad, que ahora prepara un grupo de expertos, podría suponer nuevos aumentos de la edad de jubilación más allá de los 67 años, a partir de 2027.

 

Este documento prevé que el citado factor de sostenibilidad podría tener efectos sobre la edad de retiro en dos sentidos. Por un lado, aumentando el número necesario de años cotizados para poder jubilarse, de tal manera que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal, establecida en 67 años a partir del año 2027. Por otro lado, el Ejecutivo admite que, una vez unificada la edad legal de jubilación, “es posible seguir aumentando dicha edad legal”. Al tiempo, reconoce que el factor de sostenibilidad podría también tener efectos sobre la forma en la que ahora se revalorizan las pensiones, en función del IPC del mes de noviembre de cada año.

 

En general, el documento del Ejecutivo deja bastante abiertas todas las posibilidades de actuación de este mecanismo de ajuste automático. Así, los técnicos gubernamentales también precisan que el factor de sostenibilidad podría también cambiar la fórmula que se utiliza actualmente para calcular la cuantía de la pensión. Este cambio obedecería principalmente al aumento de los años que ahora se exigen para cobrar el 100% de la base reguladora. Dicho todo esto, el Gobierno justifica el adelanto del diseño y aplicación del citado corrector automático del sistema y todos los ajustes que acarreará por las altas tasas de desempleo generadas por la crisis, así como el estancamiento y bajada de salarios, que están provocando una disminución de los ingresos del sistema.

 

 

El Gobierno anunciará un impulso a sus reformas, pero sin concretarlas

eleconomista.es, 26/04/2013

El Ejecutivo presenta hoy la revisión del cuadro macro

Los ajustes en pensiones y el subsidio de paro se aplazan

 

La misma obra pero en un teatro más solemne y acoplada en el programa como telonera de un escenario macroeconómico dramático. Eso es lo que nos prepara hoy el Gobierno con su anunciado segundo Plan Nacional de Reformas y que, en gran medida, responde al paquete de medidas anticipadas por el presidente Mariano Rajoy durante el pasado Debate del Estado de la Nación.

 

A saber, y salvo sorpresas imprevistas, la Ley de Unidad de Mercado, la Ley de Emprendedores, la liberalización de los servicios profesionales, los apoyos a la liquidez de las empresas, las limitadas rebajas fiscales para autónomos y pymes, la reforma de las administraciones públicas para evitar duplicidades y recortar gastos, la reducción y simplificación de las cargas administrativas, las reformas del sector energético, de las infraestructuras ferroviarias y del transporte y la logística y la revisión en profundidad de las políticas activas de empleo.

 

Un conjunto de actuaciones, todas ellas ya sabidas que, además, tampoco se van a aprobar hoy, o no se espera, sino que en círculos próximos a La Moncloa, aseguran que lo que hará el Consejo de Ministros será aprobar informes de anteproyectos, que se concretarán en un documento de aproximadamente un centenar de páginas, para luego ir aprobando las leyes correspondientes en posteriores reuniones del Gobierno entre mayo y junio.

 

La falta de acuerdo y concreción de algunas de estas reformas legislativas como la unidad de mercado o los servicios profesionales, los problemas técnicos de algunas de las medidas fiscales que tampoco han salido a las preceptivas alegaciones públicas, y una mera estrategia de marketing para evitar que medidas positivas queden ocultas por la crudeza del nuevo escenario macroeconómico, son los argumentos que desde el Ejecutivo se utilizan para no dar vía libre ya y de una sola tacada a las reformas.

 

Porque eso sí, lo que ya no se va a enmascarar es la cruda situación de economía, que ha obligado al Ejecutivo a olvidarse de quimeras y a elevar la caída del PIB para este año, que pasará del -0,5% previsto en los Presupuestos al entorno del -1,5%, en línea con las previsiones de todos los analistas nacionales y de los organismos internacionales.

 

Un empeoramiento que obligará a reformar la mayor parte de las partidas presupuestarias para reducir gastos y aumentar ingresos, aunque en forma menos drástica de lo esperado porque el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha anunciado que la revisión del cuadro macroeconómico incluirá también un nuevo escenario de reducción del déficit público, dando ya por hecho que Bruselas dará el visto bueno a la flexibilización solicitada por Madrid.

 

Ni recortes ni subidas de impuestos

Y, como era esperar el aspecto más dramático de este nuevo escenario es el empleo. El Gobierno tiene ya asumido que el año 2013 cerrará con una tasa de paro del 27% de la población activa -la EPA de ayer ya supera este guarismo-, equivalente a 6,1 millones de desempleados.

 

Con este escenario y con las protestas en la calle, se entiende que el Gobierno haya decidido aplazar, que no descartar, la aplicación de nuevos recortes sociales que afectarían a las pensiones y a las prestaciones por desempleo. También se descarta, por el momento, una nueva subida de impuestos. Todas estas medidas quedarían a la espera de la evolución de los mercados.

 

"Mientras la prima de riesgo vaya como hasta ahora no se van a tomar medidas drásticas e impopulares ni a subir los grandes impuestos", aseguraban ayer voces próximas al Gabinete.

 

Pero esas mismas fuentes admiten que Bruselas sigue presionando fuerte con las coberturas del desempleo y la jubilación y "habrá que hacerlo, y no muy a largo plazo".

 

A este respecto, las medidas con las que trabaja el Gobierno son, como avanzaba ayer elEconomista, retrasar la edad legal de jubilación más allá de los 67 años, elevar a 40 los años cotizados para tener derecho a percibir la pensión máxima y suprimir la revalorización automática de las pensiones conforme a la variación del IPC. Propuestas que forman parte del documento que el secretario general de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha remitido a la Comisión del Pacto de Toledo.

 

Lo que si verá hoy el Consejo de Ministros es una reforma en profundidad de las políticas activas de empleo para vincular los fondos destinados a este fin a la consecución de unos objetivos de recolocación o formación. Así, mientras que este año sólo el 15 por ciento de los fondos se vincula a objetivos conseguidos, en 2014 los fondos vinculados subirán al 40 por ciento.

Ver otras semanas