El Supremo no cree que la reforma laboral sea un coladero de despidos colectivos

El presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, Jesús Gullón, ha negado que la reforma laboral vaya a suponer un coladero de despidos colectivos, ya que los declara nulos cuando no existe una negociación previa con los representantes de los trabajadores.

 

Así lo ha asegurado en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, después de que hace dos días, esta misma sala se pronunciara por primera vez sobre la última reforma laboral aprobada por el Gobierno, confirmando la anulación del expediente de regulación de empleo (ERE) llevado a cabo por la empresa Talleres López Gallego.

 

Además, Gullón señala que hay una directiva europea del año 1998 que exige que haya un periodo de consultas, con negociación real, "que sea auténtica y no una mera ficción".

 

Por otro lado, el magistrado ha recalcado que "la norma es la que es" y que los juzgados se limitan a interpretarla, por lo que "no es cierto que haya una voluntad de la sala de lo Social del Supremo de tumbar la reforma laboral ni de ensalzarla".

 

En cualquier caso, Gullón ha constatado que "los juzgados están empezando a notar el colapso por las demandas individuales que pueden interponer los trabajadores que se vean afectados por despidos colectivos", pero ha puntualizado que el Tribunal Supremo "todavía no".

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación