Los expertos piden a Rajoy abaratar más el empleo para salir de la crisis

Los ocho expertos europeos que han elaborado el último informe del instituto económico Cesifo concluyen que la prioridad para España debe ser ganar la competitividad perdida desde su ingreso en la zona euro por el aumento de precios. Y para ello proponen una rebaja de cotizaciones, que se compensaría con un alza del IVA.

 

La producción industrial y los intercambios comerciales en el mundo llevan varios trimestres creciendo con fuerza y se han situado en los niveles previos a la crisis. De este avance se están beneficiando los emergentes, en especial Asia y Latinoamérica, y algunas naciones desarrolladas, como EE UU. La zona euro, en cambio, ha permanecido ajena a esa recuperación, sumida como está en una crisis de deuda soberana que la ha fracturado en tres partes: los países del centro y del norte (Alemania, Holanda, Austria, Finlandia y Luxemburgo), a salvo de esa crisis, los países del sur (Francia, Italia, España y Bélgica) y los países intervenidos (Irlanda, Portugal y Grecia).

 

En el ojo del huracán se ha situado a España, con unas perspectivas de recesión para este año y el que viene y una dura senda de consolidación fiscal, en la que debe pasar de un 8,5% a un 3% de déficit en apenas dos ejercicios. Para sacar con éxito los deberes impuestos desde Bruselas, los expertos del Cesifo apuestan por que España ponga en marcha políticas que le sirvan para recuperar la competitividad que ha perdido desde que ingresó en la zona euro por el mayor aumento de precios y salarios.

 

En el estudio se apunta que en esos 13 años los precios han subido en España un 45%, muy por encima de las alzas de otros socios de la misma zona económica, donde los aumentos se han limitado al 15% o al 20%. El informe concluye que ese repunte de precios se ha trasladado de forma directa a los salarios y que esa es una de las razones por las que la tasa de desempleo de España más que duplica a la media de los países de la zona euro.

 

Para corregir ambas distorsiones, el estudio propone que se reduzca el coste del factor trabajo en España. Xavier Vives, catedrático del IESE y uno de los autores del informe, cree que habría que poner en marcha una serie de medidas que mejoren la productividad en ámbitos como la educación, la formación o la I+D, y al mismo tiempo tomar iniciativas para abaratar el coste del factor trabajo. "Lo recomendable sería bajar las cotizaciones sociales", apuntó. Preguntado por la inconveniencia de esa opción teniendo en cuenta cómo se encuentran las arcas de la Seguridad Social, Vives apuntó que ese impacto negativo se vería compensado "por una subida del IVA al estándar europeo (el tipo general pasaría del 18% al 21%) y por una nueva reforma de la negociación colectiva en la que se desligarían salarios y precios".

 

Jan-Egbert Sturm, otro de los autores del estudio, puso como ejemplo las reformas emprendidas por Suecia a principios de los noventa para salir de la crisis y combinar crecimiento y consolidación fiscal. "Se abordaron cambios profundos de la economía, en especial en el mercado laboral, y se creó un consejo de vigilancia fiscal independiente del Ejecutivo", apuntó.

 

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, vaticinó ayer que la reforma laboral tendrá un impacto de cuatro puntos porcentuales del PIB en los próximos cuatro años y que ello posibilitará que España salga de la recesión ya a finales de este año. En la misma línea, los expertos del Cesifo apuntaron que las reformas en España tendrán efecto a medio y largo plazo y servirán para reducir los elevados niveles de endeudamiento público-privado que mantiene España. Así queda demostrado en la posición neta de la deuda española, que muestra la diferencia entre lo que un estado soberano debe y lo que le deben en relación a su PIB. En ese ranking, España figura en los primeros puestos de la clasificación, con un 95% de exposición sobre el PIB, en el mismo nivel que Grecia, y tan solo por debajo de Portugal, con un 110% del PIB. Otros países con un mayor nivel de deuda pública, como Italia, presentan un saldo negativo de tan solo un 26%.

 

Las cifras

45% es el incremento que han experimentado los precios en España desde que nació la zona euro, 30 puntos más que en los países del norte de Europa.

23% es la tasa de desempleo en España prevista por el Cesifo para este año frente al 10,7% de media de la zona euro.

0,7% es la estimación de crecimiento de los precios en España para este año.

Las euroletras como alternativa a los eurobonos

La resistencia de algunos países como Alemania a que se introduzcan los eurobonos y la ausencia de una integración fiscal han provocado que estos instrumentos, contemplados como el salvavidas para los países, como Italia y España, que más están sufriendo para financiarse en los mercados, hayan muerto incluso antes de nacer.

 

Los eurobonos representarían una emisión de deuda conjunta de todos los países de la eurozona, con un tipo de interés asociado que sería la media ponderada de las rentabilidades de cada país. Esto supondría que todos los países deberían responsabilizarse del global de las emisiones. Algo a lo que sí parece estar dispuesto el candidato socialista François Hollande, quien ayer se comprometió, si gana la segunda vuelta de las elecciones francesas, a enviar a los jefes de Estado europeos sus propuestas para crear eurobonos que sirvan para financiar "proyectos industriales e infraestructuras".

 

En este escenario, los expertos del Cesifo apuestan, frente a los eurobonos, por introducir activos europeos comunes en forma de letras garantizadas que permitan a los países miembros acceder al crédito con tasas de interés bajas frente al actual encarecimiento de los mercados. Vives detalló que estos activos serían emitidos a corto plazo por cada país bajo especificaciones idénticas, de modo que contarían con un perfil de riesgo similar y cotizaciones parecidas. "La idea es que cada uno de los países continúe teniendo su deuda, pero los mercados la perciban como una, es decir, que cada país responda de sus deudas aunque con unas garantías comunes", subrayó. El estudio propone que el dinero obtenido a través de las euroletras sirva para liquidar las obligaciones con el BCE.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación