Bruselas propone medidas para facilitar la movilidad de trabajadores en la UE

La Comisión Europea (CE) ha propuesto un conjunto de medidas paraeliminar los obstáculos a la movilidad laboral dentro de la Unión Europea (UE) y prevenir prácticas discriminatorias o abusivas hacia los trabajadores comunitarios que se desplacen a otros Estados miembros.

 

La propuesta de directiva comunitaria busca garantizar la aplicación del principio de libre circulación en el mercado único mediante "soluciones prácticas" a las barreras más habituales que se encuentran los trabajadores europeos a la hora de buscar empleo en otros Estados miembros, según anunció la CE en un comunicado.

 

Entre las medidas concretas destaca la creación de organismos nacionales destinados específicamente a ofrecer "información y asistencia" a los trabajadores migrantes acerca de sus derechos.

 

Los Estados miembros deberán garantizar que todo trabajador comunitario que haya sido víctima de discriminación por motivos de nacionalidad pueda denunciar dicho comportamiento ante las instancias administrativas o judiciales competentes.

 

La directiva también pide a los países que tomen las medidas necesarias para el reconocimiento de los títulos y cualificaciones profesionales obtenidos en cualquier país de la UE.

 

Otro de sus objetivos principales es que los trabajadores comunitarios tengan las mismas condiciones laborales que los residentes de aquellos Estados miembros donde se instalen y puedan acceder a las mismas prestaciones sociales.

 

Asimismo, Bruselas busca una mayor "concienciación" entre los empleadores sobre los derechos de libre circulación, e implicar más a sindicatos, ONG y otras organizaciones cívicas y sociales en la defensa y aplicación de dichos principios.

 

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, afirmó en un comunicado que la libre circulación es "un principio clave" en el mercado único, y destacó la importancia de facilitar la movilidad de los trabajadores dentro de la UE ante los altos niveles de desempleo que se dan en algunos Estados miembros.

 

En 2011, solo el 3,1% de los europeos en edad laboral vivían en un Estado miembro diferente a su país de origen, según datos de la Comisión, mientras que un Eurobarómetro publicado el mismo año señalaba que el 15% de los europeos descartarían trabajar en otro país de la UE "si encontraran que hay demasiados obstáculos".


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación