Los accidentes en la construcción alcanzan mínimos históricos por la caída del empleo y de horas extra

Los accidentes laborales en la construcción, el metal y la madera, medidos en función del índice de incidencia, alcanzaron en 2012 mínimos históricos debido a la destrucción de empleo provocada por la crisis económica, pero también a la reducción de las horas extraordinarias y a los menores ritmos de trabajo en estos sectores.

 

Según un informe de siniestralidad laboral de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) al que ha tenido acceso Europa Press, el sector de la construcción registró el año pasado 59,2 accidentes por cada 1.000 trabajadores, frente a los 70,1 siniestros por millar de trabajadores de 2011.

 

También el metal recortó en 2012 el índice de incidencia de la siniestralidad laboral, casi once puntos, hasta 43,29 accidentes por cada 1.000 trabajadores. Lo mismo, aunque a menor escala, ocurre con el sector de la madera, que ha pasado de registrar 57,25 siniestros por cada 1.000 trabajadores en 2011 a 48,64 en 2012.

 

MCA-UGT destaca que estos resultados son los más bajos de toda la serie histórica, iniciada en 1996, y relaciona este desplome de la siniestralidad con la destrucción de empleo asalariado que han experimentado estos tres sectores.

 

De hecho, según datos de la EPA, la construcción perdió 244.400 asalariados en 2012, casi un 23%, mientras que en el metal se destruyeron 52.300 empleos (-5,8%), y en la madera se perdieron 20.000 asalariados (-15,3%).

 

No obstante, MCA-UGT también vincula este recorte de la siniestralidad laboral en los sectores de su competencia con el descenso de las horas trabajadas por los asalariados. "Muchos de ellos se encuentran además sometidos a reducciones de jornada y, por otro lado, las prolongaciones de jornada, que en el pasado fueron moneda corriente, en estos momentos prácticamente han desaparecido", reza el informe.

 

En valores absolutos, también se aprecia un descenso de los siniestros en los tres sectores mencionados. En concreto, la construcción registró el año pasado 48.953 accidentes, un 34,8% menos que en 2011, mientras que en el metal se produjeron 36.695 siniestros (-24,8%) y en la madera bajaron un 28%, hasta 5.385 accidentes.

 

Se observa además un menor número de siniestros en estos tres sectores tanto si se trata de accidentes leves, graves o mortales.

 

En cualquier caso, el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de MCA-UGT, Saturnino Gil, considera que aunque el camino recorrido en prevención es importante y las disminuciones, "significativas", aún queda mucho camino por recorrer. "Sigue habiendo muchos accidentes que se evitarían si se adoptaran las medidas oportunas", subraya.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación