España se sitúa entre los países de la OCDE donde más se depreció el salario mínimo en la crisis

España fue, después de Irlanda y por delante de Turquía, de la República Checa y de Grecia, el país de la OCDE donde más se ha depreciado en términos relativos el salario mínimo durante la crisis, entre 2007 y 2013. El salario mínimo pasó a representar en 2013 en España un 41,3 % del salario mediano (el nivel que tiene por encima y por debajo un 50 % del total), 2,6 puntos porcentuales menos de lo que significaba seis años antes, según indica la OCDE. Con ello, se sitúa en la sexta posición por la cola de los 26 miembros que tienen salario mínimo, por delante de la República Checa (36,4 %), México (36,8 %), Estados Unidos (37,4 %), Estonia (38,8 %) y Japón (39 %).

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación