Resumen de Prensa Semanal

Semana 20

14/05/2012 al 20/05/2012

Ver otras semanas

La Seguridad Social ingresará 10.000 millones menos por rebaja de cotizaciones

elpais.com, 13/05/2012

El Gobierno prevé en el Programa de Estabilidad Presupuestaria una rebaja de ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social equivalente a 5.000 millones en 2013, de 3.000 millones en 2014 y de 2.000 millones más en 2015, lo que suma un total de 10.000 millones, el 1% del PIB.

 

Según se precisa en el plan remitido a la Comisión Europea, y tal y como recordó esta semana la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en la Comisión del Pacto de Toledo, el Gobierno se plantea una rebaja de cotizaciones sociales para reducir la presión impositiva sobre el trabajo "una vez consolidada la recuperación económica y en función de la evolución de la demanda interna".

 

Sin embargo, tanto el ministro de Economía, Luis de Guindos, como el de Hacienda, Cristóbal Montoro, han aventurado la posibilidad de que finalmente esta rebaja de cotizaciones se produzca ya en 2013, como aparece en los documentos remitidos. Así, el cuadro macroeconómico del Gobierno espera que la economía crezca un 0,2% el próximo año.

 

Lo que no se ha concretado aún es cómo se compensará esa caída de ingresos en la Seguridad Social, que supone el 80% de los ingresos totales del sistema, para mantener su equilibrio presupuestario hasta 2015, como se prevé en el cuadro macroeconómico del Gobierno.

 

La ministra de Empleo, Fátima Báñez recalcó esta semana en la Comisión del Pacto de Toledo su empeño en culminar la separación de fuentes, que llevaría a separar todos los gastos no contributivos fuera de la Seguridad Social.

 

"La Seguridad Social no puede ser un cheque en blanco que todo lo paga, debe liberarse progresivamente de esos gastos que no le son propios", añadió.

 

El gasto presupuestado para 2012 en prestaciones no contributivas asciende a 3.211,31 millones de euros, con lo que la separación de fuentes le quitaría un gran peso de encima a la Seguridad Social.

 

Tanto De Guindos como Montoro han ligado esta rebaja de cotizaciones a una compensación por la subida de impuestos indirectos para obtener un retorno adicional de unos 8.000 millones de euros.

 

Expertos consultados por Europa Press apuntan que la rebaja de cotizaciones no se puede aplicar si no es combinándola con una subida de impuestos y aplicándola sobre las cuotas tanto de empresarios como de trabajadores, tal y como se ha planteado en Francia o como ha recomendado el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

En la práctica esta combinación supone una devaluación competitiva, ya que una subida del IVA frenaría las importaciones, mientras que la rebaja de cotizaciones permitiría mayor competitividad a las empresas y mayores exportaciones. Al mismo tiempo, la rebaja de cuotas a los trabajadores compensaría en su nómina la subida de impuestos.

 

Por el momento, desde Empleo se ha celebrado la transferencia hecha por el Estado de 1.000 millones de euros en el Presupuesto para este año para el pago de complementos a mínimos.

 

Otra de las bazas con las que cuenta la Seguridad Social es con la reforma de las mutuas de accidentes laborales para atajar el absentismo y reducir el gasto que ello ocasiona al sistema.

 

El sur de Europa registra ya una devaluación vía sueldos

elpais.com, 14/05/2012

El delirante concurso de eufemismos en el que se ha convertido la crisis europea tiene entre los ganadores un término muy alemán y aparentemente inofensivo, devaluación interna, que viene a ser una especie de varita mágica: a través de un feroz recorte de precios, costes y salarios, el sur de Europa debería recuperar la competitividad perdida. Jörg Asmussen, exconsejero áulico de la canciller alemana Angela Merkel y ahora azote de España en el Banco Central Europeo, pedía el año pasado esa medicina: “La austeridad fiscal no es suficiente, porque hay varios países que tienen un problema de competitividad acumulado a lo largo de 10 años. Necesitamos una especie de devaluación interna, empezando por los salarios”. La propia Merkel ha recetado ese aceite de ricino —con apostillas de tinte populista sobre la edad de jubilación y las vacaciones— en numerosas ocasiones: “Hay países que no pueden seguir actuando como hasta ahora”; “Alemania ayuda si los demás se esfuerzan: debe haber un quid pro quo”. Ese quid pro quo aún no existe, pero más porque Berlín se resiste a abrir la mano que por la falta de ajustes en el sur. Las previsiones de primavera de la UE detectan ya una fuerte corrección, una devaluación interna en toda regla en la periferia de Europa, que arranca en 2010 —el año en el que Grecia prendió la mecha de la desconfianza— y se prolongará hasta 2013 y aún más allá de esa fecha, según la Comisión.

 

Los números recogen fielmente esa política de inspiración alemana, muy dolorosa y terriblemente difícil de lograr, a la vista de los numerosísimos fracasos cosechados en el último siglo. Pero ahí están las cifras. Las remuneraciones de los trabajadores acumularán entre 2010 y 2012 un recorte real (descontando las diferencias de inflación) superior al 20% en Grecia. En Portugal esa corrección supera el 10%, y en Irlanda y España ronda el 6%, frente a una subida del 1,5% en Alemania, el país modelo en el que hay que buscar la comparación en prácticamente todo: desde la deuda a 10 años hasta los costes laborales.

 

Ese indicador, el de costes laborales, es el más utilizado por los expertos que han estudiado el milagro alemán de la última década y media: las reformas del socialdemócrata Gerhard Schröder permitieron congelar los salarios y se citan siempre como la poción mágica que ha permitido a la economía alemana salir reforzada de esta crisis. La imposición de ese modelo en el sur es un hecho: el indicador más fiable (los costes laborales unitarios reales) muestra recortes que suman más de 10 puntos en Irlanda, Grecia y España, y están muy cercanos en Portugal entre 2010 y 2013. En Alemania los costes han sido prácticamente congelados a partir de 2010.

 

En Grecia, en Irlanda, en Portugal, en España, en Italia e incluso en Francia, los precios eran demasiado elevados con respecto a los de los países del norte. Para corregir esa diferencia que crea paro, impide la recuperación y asfixia la industria, ya no es posible devaluar el tipo de cambio. El restablecimiento de la competitividad (si se descarta la ruptura del euro) pasa por la corrección de todos los precios y todos los salarios, según la tesis de Berlín, que ha comprado Bruselas y que Madrid y el resto de capitales sureñas aplican con fervor o por imposición, según el caso. Letonia e Irlanda fueron los dos países que administraron antes los ajustes, y demuestran que la empresa no es imposible aunque corre el peligro de dejar en los huesos a quienes se atrevan con esa dieta.

 

Bruselas considera que España, Portugal y Grecia iniciaron más tarde los recortes y tardarán más tiempo en ver los resultados. “Hay ya un considerable reequilibrio en la UE, que se deja notar en las balanzas comerciales, y es probable que el ajuste continúe, aunque a tasas más moderadas”, incluso más allá de 2013, según el informe de la Comisión. En España, uno de los objetivos de la última reforma laboral del PP es lograr “una mayor flexibilidad a la baja de la remuneración salarial por trabajador”, según el propio decreto. La reforma ha provocado más destrucción de empleo, y la deseada (por el Gobierno) rebaja salarial ya se ha producido: los sueldos reales per cápita cayeron más del 2% en 2010 y 2011, y se recortarán el 1,6% este año y el 1% el próximo, según los vaticinios de Bruselas.

 

La ecuación de inspiración alemana era aplicar ajustes y recortes para recuperar la confianza y empezar a crecer: el problema es que ni la confianza ni la recuperación acaban de llegar. El G-20 e incluso el FMI achacan precisamente a Alemania la falta de resultados. Porque hay otra forma de cerrar la brecha de la competitividad, y es que Alemania cree más inflación que sus socios o estimule las subidas salariales, aunque eso se topa con el dogmatismo de Berlín, incluso con la historia. “Lo que Europa realmente necesita es una subida salarial en Alemania”, señala Guntram Wolf, vicedirector del laboratorio de ideas Bruegel. Merkel acaba de anunciar que podría tolerar algo más de inflación y que ve con buenos ojos las subidas salariales, tras años de congelación. Esa, junto con el plan de estímulos que propone el presidente francés, François Hollande, y un papel más activo del BCE, es la piedra filosofal que busca Europa para acabar con la crisis.

 

Una encuesta de Adecco augura más contrataciones durante este año

cincodias.com, 15/05/2012

Es sabido que la botella siempre se puede ver medio llena o medio vacía. Es el caso de la principal conclusión de una encuesta hecha por Adecco entre más de 200 directores de recursos humanos, en la que se indica que el 60% de ellos tiene una percepción negativa de la situación económica de 2012; si bien cuatro de cada diez espera mejorías de la situación ya en este ejercicio, en contra de lo que apuntan todas las previsiones macroeconómicas nacionales e internacionales.

 

La percepción de los jefes de personal encuestados este año es ligeramente más pesimista que en 2011, cuando el 45% preveía una mejora para el año pasado, que finalmente no se produjo.

 

El grupo de directores de recursos humanos más optimista es el que trabaja en el sector de las tecnologías de la información (TIC), ya que el 46% de ellos espera que la situación laboral y económica mejore en 2012. Seguidamente se sitúan los responsables de la industria (el 45,7% prevé esta mejoría) y los servicios (33,3%).

 

Esta encuesta también ha medido en qué tipo de actividades emplean más tiempo estos profesionales. Según sus respuestas, la gestión de personal fue la labor en la que van a invertir más horas este año, seguida de la medición del desempeño y del reclutamiento y selección de nuevos trabajadores.

 

Ocho de cada diez de estos directivos de recursos humanos considera que las oportunidades de mejora llegarán de la mano de una mayor disponibilidad de recursos financieros para su departamento. En el lado opuesto, estos responsables confían poco en que dichas mejoras lleguen de la mano de cambios en el modelo de gobierno en las políticas de recursos humanos o en su capacitación técnica

 

Por otra parte, otro estudio de la Escuela Universitaria de Informática Tomas Cerdà, adscrita a la Universidad Autónoma de Barcelona, desveló ayer que los ingenieros informáticos son los profesionales menos afectados por el paro juvenil, ya que solo afecta al 7,65% de ellos, frente a la tasa media de paro entre los jóvenes del 50,5%. Así, el 84% de los ingenieros informáticos titulados en dicho centro encuentra trabajo cuando realiza prácticas en empresas, y que el resto se coloca al mes de graduarse a través de su bolsa de trabajo u otros canales de acceso al mercado laboral.

 

El despido sigue siendo la primera opción para ajustar las plantillas

cincodias.com, 16/05/2012

La reforma laboral lleva ya tres meses en vigor. En este tiempo, los abogados laboralistas no ven un gran cambio en las políticas laborales de las empresas: siguen optando por el despido como primera opción contra la crisis, a pesar de que la reforma facilitó las medidas de flexibilidad interna alternativas a la destrucción de empleo. Dentro de dichas iniciativas destaca la reducción salarial sobre todas las demás.

 

Esta semana se cumplen los primeros cien días de aplicación de la reforma laboral que abarató y facilitó los despidos y, al tiempo, dio más facilidades al empresario para adoptar medidas de flexibilidad interna.

 

¿Cómo se está aplicando esta reforma?, ¿qué uso están haciendo de ella las empresas? Tras consultar a algunos de los principales despachos de abogados laboralistas que asesoran la política de recursos humanos a compañías nacionales y extranjeras, la primera impresión es que "las empresas no están haciendo un uso exprés y urgente de la reforma", dice David Díaz, socio de Baker & McKenzie. "Muchos esperan a ver cómo la competencia utiliza las nuevas medidas o cómo los jueces empiezan a interpretar las demandas", explica Jordi Puigbó, coordinador del área laboral de Cuatrecasas.

 

Dicho esto, la principal conclusión de gran parte de los laboralistas preguntados es que los despidos siguen siendo la primera opción a la hora de hacer frente a la crisis. A la mayoría de los despachos consultados prácticamente no han llegado peticiones empresariales para aplicar las nuevas medidas de flexibilidad interna (modificar las condiciones sustanciales de trabajo, como salario, jornada o turnos; y descolgarse del convenio colectivo de referencia, entre otros).

 

"Lo que nos llega son todo despidos", asegura Daniel Cifuentes, socio de Olswang. Algo en lo que coincide totalmente su colega y socio de Abdón Pedrajas & Molero Antonio Pedrajas. "Las empresas piden en un 90% medidas de extinción más que de flexibilidad interna", dice. Y en este punto, la reforma sí ha hecho mella al aumentar considerablemente los despidos objetivos (colectivos e individuales) por causas económicas, para los que la reforma ha eliminado la autorización administrativa (solo hace falta la voluntad del empresario) y ha fijado como principal requisito el que haya tres trimestres de caída de ingresos o ventas. "Si antes el 90% de los despidos eran disciplinarios, ahora estos son el 50% y el otro 50% son objetivos por causa económica", añade Pedrajas.

 

El efecto de este aumento de los ERE por causas económicas, con las nuevas condiciones de la reforma, es un claro abaratamiento de la factura que las empresas pagan por los despidos. "Antes, cuando te sentabas a negociar, partías de ofrecer 45 días, ahora esto ya no es una referencia", precisa Díaz, con el que coinciden el resto de laboralistas. Según la experiencia de estos expertos, las indemnizaciones de los ERE están ahora entre 33 y 35 días. Una de las causas de por qué se pagan más de los 20 días que exige la ley es que, a pesar de ya no ser necesario el acuerdo en los ERE para garantizar su autorización, "el pacto sigue siendo el objetivo en la mayoría de los casos", y para conseguirlo se encarecen, pero menos que antes. "Además, las formas en la presentación de un ERE son ahora más importantes que nunca", coinciden los expertos. Son las únicas vías para conseguir ciertas garantías (no plenas) de que el ERE no se recurra al juez.

 

Desde despachos como Baker & McKenzie, no obstante, explican que sus clientes "ya hicieron los ajustes más importantes antes de la reforma, así que ahora optan por alternativas al despido". En ese punto, todos los consultados coinciden en que la medida de flexibilidad más utilizada es la bajada salarial, mediante la modificación del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

 

El descuelgue no se usa

Entre las peticiones patronales más demandadas estaba la de crear más facilidades para que las empresas pudieran descolgarse de su convenio de referencia y no aplicarlo. La reforma dio estas facilidades pero, según los laboralistas, la complejidad del itinerario que debe seguirse si no hay acuerdo entre empresa y trabajadores ha hecho que prácticamente ninguna empresa apueste por esta medida de flexibilidad.

 

Los cambios que vienen

El Congreso ultima estos días los cambios definitivos de la reforma laboral. Esto y la jurisprudencia que empiece a producirse en los juzgados efectuarán en los próximos meses algunas modificaciones más en la normativa laboral.

 

NUEVA CAUSA OBJETIVA Una de las enmiendas a la reforma laboral que podría incorporarse al texto final es la que concreta más las causas objetivas de despido. Así, precisa que para que concurra la causa económica la empresa debe haber registrado tres meses de caída de ingresos o ventas “ordinarias”. Con ello pretende incluir a sectores, como el turismo, que por coyuntura tienen más difícil cumplir el requisito de tres trimestres con caída de ingresos.

 

ABSENTISMO Los despachos laboralistas ya han empezado a registrar algún que otro caso de despido por la nueva definición de absentismo. Otra de las enmiendas a la reforma laboral podría modificar, en favor del trabajador, esta nueva definición, con lo que los despidos serán algo más difíciles.

 

PRUEBA DE UN AÑO En el bufete Abdón Pedrajas & Molero ya han recibido varios casos de despidos en el periodo de prueba de un año en los nuevos contratos de emprendedores. El Supremo ya anuló este periodo de prueba en algunos convenios donde estaba configurado tal y como fija la reforma. Habrá que ver si las próximas sentencias lo respaldan.

 

SIN SENTENCIAS En general, existe mucha expectación entre los laboralistas para saber cómo interpretan los jueces la reforma. Esperan conocer las primeras sentencias significativas de primera instancia a partir de junio.

 

 

Nueve de cada diez autónomos no contratan ni con las ayudas de la reforma

cincodias.com, 17/05/2012

Los autónomos no se han apresurado a ampliar su negocio contratando asalariados, a pesar de los nuevos incentivos incluidos para ello en la reforma laboral. Así, según el Observatorio del Trabajo Autónomo, el 88% asegura que no ha contratado a nadie en el primer trimestre. No obstante, se duplica el grupo de este colectivo que prevé ampliar la plantilla este año.

 

El colectivo de trabajadores autónomos es el único del mercado laboral que lleva los cuatro primeros meses del año ganando afiliados a la Seguridad Social. Entre enero y abril se han incrementado los cotizantes al régimen de autónomos en casi 16.000 personas. De este total, unas 11.000 altas se produjeron desde mediados de febrero cuando entró en vigor la reforma laboral.

 

Pero una cosa son los nuevos afiliados como autónomos y otra cómo les funciona el negocio a los trabajadores por cuenta propia ya existentes. Según el Observatorio del Trabajo Autónomo de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) -que ha realizado 1.200 encuestas entre este colectivo entre el 20 y el 30 de abril-, prácticamente nueve de cada diez autónomos (el 88%) no han contratado a nadie en lo que va de año. Con este dato se pone de manifiesto el escaso éxito de una de las medidas estrella de la reforma laboral que consiste en un incentivo fiscal de 3.000 euros para el autónomo que realizara un contrato de emprendedores a su primer asalariado. A esta ayuda se le pueden sumar sustanciosas bonificaciones a la Seguridad Social durante tres años si ese primer asalariado es menor de 30 años o mayor de 45, y aún mayores si es mujer en cualquiera de los dos casos.

 

Sin embargo, el éxito de estas medidas podría mejorar en los próximos meses, ya que según este barómetro, uno de cada cinco autónomos consultados (el 19%) "considera necesario aumentar su plantilla este año y contratar a nuevos empleados". Es más, se confirma cierta mejora en las expectativas de contratación del colectivo, porque el citado porcentaje casi duplica al 10% que tenía previsto contratar en la edición anterior de este barómetro, en diciembre de 2011.

En el lado contrario, más de la mitad del 78% que ha decidido no ampliar plantillas este año argumenta que se debe a la caída de la actividad; seguidos de aquellos que aseguran estar pasando por dificultades económicas y, en mucha menor medida, porque ya están recortando plantilla o porque su tipo de negocio no requiere asalariados.

 

Y es que en este primer trimestre tres de cada cuatro autónomos consultados aseguran que no han visto crecer su negocio. Y del 11,4% que sí ha registrado aumentos de facturación, más de la mitad precisa que dichas mejoras han sido inferiores al 10%.

 

¿A qué obedece esta mala situación de los negocios por cuenta propia? El 22,8% lo atribuye a la caída del consumo y, en otro porcentaje idéntico, al enorme peso de la economía sumergida en casi todos los sectores, lo que supone, entre otras cosas, un alto grado de competencia desleal a precios más bajos.

 

Solo en tercer y cuarto lugar, los autónomos culpan de sus malas perspectivas de actividad a la falta de crédito (un 18,4%) y a la elevada morosidad (un 16,9%), respectivamente.

 

Así, el barómetro -que preside el profesor José Barea- indica que solo tres de cada cuatro de estos trabajadores se ha dirigido a una entidad financiera entre enero y abril para solicitar un crédito frente al 65% "que ha arrojado la toalla y ha abandonado el cuadrilátero del sistema financiero", explicó ayer el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En el lado de las buenas noticias se observa un ligero descenso de la morosidad tanto de los pagadores públicos como privados al colectivo de autónomos. Si entre septiembre y diciembre de 2011 los afectados por los impagos pasaron del 59% al 62%, en este primer trimestre han descendido al 56,4%.

 

De hecho, más de la mitad de los encuestados valora muy positivamente el plan de pago a proveedores en el sector público, aunque apenas un 15,6% declara haberse visto beneficiados por él.

 

Espera para cobrar

Seis de cada diez autónomos encuestados por el barómetro de ATA asegura que tarda más de seis meses en cobrar sus facturas. Y de estos, el 20% tiene que esperar más de un año. Solo uno de cada diez autónomos afectados por impagos cobran entre 60 y 90 días.

Madrid pretende acabar con los puentes en 2013

La Comunidad de Madrid va a tratar que el año que viene se puedan agrupar los festivos y que "con carácter general" estos caigan en lunes, en la línea ya anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una medida que acabaría con los puentes de más de tres días. Así lo anunció ayer la consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, en una entrevista en El Círculo de Telemadrid. "Se tratará de agrupar los festivos y que con carácter general vayan en lunes, de manera que haya tres días de corrido pero no tanto puente y tanto acueducto", señaló Figar.

 

Según indicó, el hecho de que sea fiesta en Madrid, pero no en Cataluña o en Andalucía o viceversa, es algo que "no se entiende fuera". "Es un mensaje malo como país y en términos económicos seguro que acarrea alguna penalización", argumentó.

CEOE teme que las provisiones de la banca sequen más el crédito a pymes

cincodias.com, 18/05/2012

La patronal de la pequeña y mediana empresa de CEOE (Cepyme) advirtió ayer que las exigencias de recapitalización del sector bancario podrían suponer nuevas restricciones crediticias para las pymes. Su presidente, Jesús María Terciado, también urgió a un nuevo ajuste del sistema de pensiones.

 

La situación es tal que ahora vas a pedir un crédito y no te lo dan aunque seas el sobrino del director del banco", aseguró ayer el presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa (Cepyme) adscrita a CEOE, Jesús María Terciado. Es más, manifestó sus temores acerca de que la nuevas provisiones exigidas a la banca por la reforma financiera del Gobierno -que calificó de "estratosféricas"- lleven a las entidades a cerrar aún más el grifo de la financiación a las pymes; sobre todo "con la no renovación de créditos ya concedidos", dijo tras su intervención en el Fórum Europa.

 

"Cuando una empresa acude a pedir un crédito ya no importa que sea solvente o insolvente, sino que el problema es que la mayor parte del sistema es insolvente", criticó al sector financiero.

 

Así apuntó a las "cuatro o cinco" entidades que aún están siendo evaluadas, confiando en que no haga falta su nacionalización, sino que el problema se solvente con fusiones o adquisiciones. "El resto (de entidades) deberán cumplir con los requisitos de la reforma financiera; y, mientras la prima de riesgo este así y les impida financiarse con normalidad, podrían retirar créditos a las pymes, el futuro y el que ya tienen, no renovándoselos", insistió. Ante este posible problema, el presidente de Cepyme instó a las pymes a "buscar alternativas a la bancarización" que consideró "excesiva" debido a que el crédito "ha sido demasiado abundante y barato". Entre estas alternativas, sugirió al Gobierno a que incluya en su Ley de Emprendedores -que podría aprobarse en junio- "incentivos fiscales en el tratamiento de las sociedades de capital riesgo"; así como otros estímulos a las sociedades de capital semilla o business angels.

 

El reto del tamaño

En cuestión de política económica, añadió que "no sería descabellado" pensar en acometer otra reforma del sistema de pensiones, que recorte más su gasto. "En este último año y medio, desde la anterior reforma, han cambiado mucho las cosas" y se han deteriorado gravemente los ingresos "mientras no dejan de subir las pensiones". Por ello, apostó más por medidas como "ampliar el periodo de cálculo de la pensión a toda la vida laboral".

 

Por su parte, la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, encargada ayer de presentar a Terciado, arremetió contra el regulador por la excesiva burocracia que existe para crear empresas.

 

 

Ver otras semanas