Así serán las nuevas nóminas

Este modelo, que incluye los pagos en dinero y en especie con sus correspondientes cotizaciones, será obligatorio a partir de 2015

 

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ya tiene el diseño del nuevo modelo de nómina para los trabajadores, que precisará, además de los conceptos acostumbrados, los diferentes pagos en dinero y en especie, con sus respectivas cotizaciones. Se introduce así en los recibos salariales las consecuencias del decreto del pasado diciembre que obliga a las empresas a cotizar por los beneficios sociales que antes estaban exentos, como vales de restaurante, seguros médicos y guardería, entre otros.

 

En el proyecto de Real Decreto del 11 de abril, que alude fundamentalmente a las cartas que enviará la Seguridad Social a los trabajadores acerca de su jubilación, se adjunta el nuevo modelo de nómina, que podrá ser modificado en el futuro mediante norma con rango de orden ministerial, y que debe entrar en vigor en un plazo de tres meses desde la aprobación del Real Decreto. Según el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, las nuevas nóminas empezarán a aplicarse después del verano y serán obligatorias a partir de 2015. El modelo es igual al anterior salvo en el último cuadro, en el de «Determinación de las bases de cotización a la Seguridad Social», que se incluye la aportación de la empresa.

 

Distintas asociaciones empresariales, como CEOE o CEPYME, pidieron la retirada del decreto del pasado año, e incluso hubo contactos desde el Ministerio de Empleo para escucharlas, estudiar el impacto de esta medida en su actividad y buscar posibles soluciones. La propia ministra del ramo, Fátima Báñez, defendía la decisión argumentando que «si un cheque guardería es bueno para la conciliación en una empresa, lo será porque es bueno para la conciliación, no porque no cotice a la Seguridad Social», por lo que «la política social de las empresas debe cargarse a sus beneficios no a la seguridad social».

 

El secretario de Estado de la Seguridad Social, por su parte, también justificaba la nueva legislación: «No podemos construir un sistema económico sólido permitiendo que una parte muy importante de las retribuciones de los trabajadores quede exenta de cotización, porque esto supone una falta de transparencia en el sistema y encubre actuaciones que acaban dañando la propia sostenibilidad de la Seguridad Social».

 

Además,el Ministerio de Empleo está preparando un nuevo sistema para que la Seguridad Social facture directamente las cotizaciones sociales a las empresas, según un anteproyecto entregado a los agentes sociales el pasado abril. Con el nuevo sistema, será la Administración la que tome un papel activo en la recaudación, ofreciendo todos los meses a las empresas un cálculo individualizado de las cuotas sociales que deben pagar por cada trabajador.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación