Las investigaciones por fraude a la Seguridad Social aumentan un 76%

La economía sumergida en España supera el 23% del PIB. Ante la acuciante necesidad de reducir el déficit y de acompañar la subida del IRPF de un plan de lucha contra el fraude que consiga coordinar a las inspecciones de Hacienda y Trabajo, las empresas que investigan la economía en negro alertan de que crece la demanda de sus servicios.

 

Así lo hace Zenit Detectives, compañía española experta en investigaciones aplicadas en el ámbito empresarial, que cuenta que ha medido un aumento del 76% en el número de casos investigados por fraude a la Seguridad Social.

 

Según Zenit, esta subida es debida al incremento de la ausencia de trabajo, el número de personas en situación de desempleo provocado por la crisis económica actual y el empleo sumergido.

 

El fraude más habitual a la seguridad social es el relacionado con “el pago en negro” a los empleados. La empresa consigue ahorrarse el coste de las cuotas a la Seguridad Social, mientras que el trabajador en situación precaria acepta porque necesita trabajar o porque así puede seguir cobrando –si ésta es la situación– la prestación o el subsidio por desempleo.

 

Según José María Alonso, director operativo de Zenit Detectives: “Como detectives hemos verificado en determinadas investigaciones que la empresa constata que el trabajador está cobrando la prestación por desempleo, denuncia a la empresa por despido improcedente y simultáneamente realiza una actividad laboral obteniendo la remuneración en B. Este es un caso muy típico en estos momentos”.

 

Las empresas más propensas a realizar fraude a la Seguridad Social son las correspondientes al sector servicios. “Muchas compañías tienen indicios de acciones de fraude a la Seguridad Social llevadas a cabo por algunos de sus empleados. Es en este momento cuando los directivos de las compañías deben contratar nuestros servicios ”, concluye Alonso.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación