El PP estudia reducir a un año la prórroga de los convenios

El Partido Popular parece dispuesto a darle una vuelta de tuerca más a la reforma laboral en el parlamento: reducir de dos años a uno la prórroga de los convenios cuando caducan sin renovarse. Para hacerlo, los populares votarían a favor de una enmienda de Foro, el partido de Francisco Álvarez Cascos, que acorta el periodo de vigencia de los convenios no renovados, según varias fuente parlamentarios. Desde Foro se admite que el pacto está cerca pero no cerrado y que hay que esperar a ver lo que sucede hoy en la Comisión de Empleo del Congreso, en la que se votan las enmiendas al decreto aprobado en febrero.

 

El Gobierno siempre ha advertido que no estaba dispuesto a hacer cambios sustanciales en el núcleo de la reforma laboral. Tanto la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y los otros responsables del departamento han respondido a los sindicatos —que llegaron a convocar una huelga contra la reforma el pasado 29 de marzo— que ellos solo iban a hacer "cambios técnicos" en el decreto. Y así parece que será finalmente. Aunque si hay algún cambio sustancial, será para endurecer el texto inicial.

 

El Ejecutivo teme que cualquier modificación que suponga acercarse a los sindicatos sea interpretada por los mercados como una cesión y un síntoma de debilidad. Y eso es algo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no está dispuesto a consentir, pese a que después de aprobada la reforma la presión de los inversores no haya aflojado, sino al contrario.

La referencia, el convenio superior

Uno de los cambios más significativos de la reforma laboral aprobada en febrero fue el final de la prórroga indefinida de los convenios que no se renovaban, la llamada ultraactividad. La redujo a dos años. En las enmiendas de CiU y Foro había propuestas para acortarla más. Y al final, parece el PP parece que se ha decidido por aceptar la enmienda de Foro. Este cambio supone aproximar todavía más la reforma a las tesis patronales y, de paso, a las exigencias de los mercados y los órganismos internacionales.

 

El partido asturiano pide en su enmienda la reducción de la prórroga a un año la vigencia del convenio no renovado "salvo pacto en contrario". Una vez transcurrido el plazo, la referencia sería el convenio superior (es decir si el convenio caducado es de empresa, el provincial o regional del sector y si no, el estatal) si lo hubiera, que normalmente son pactos de mínimos, tanto en salarios como en jornadas, horarios… Y en caso de que no hubiera un convenio de ámbito superior, el marco sería el Estatuto de los Trabajadores.

Acercamientos a CiU

El PP también ha aprovechado el trámite parlamentario de la reforma laboral para acercarse a CiU. Así, según los nacionalistas catalanes, los populares aceptarán su propuesta para dar más control de la Administración en la tramitación de los despidos colectivos. Esto no supone recuperar la autorización administrativa. El grupo mayoritario también dará luz verde a sus enmiendas sobre absentismo, en la que se saca del cómputo de bajas justificadas como causa de despido objetivo, las enfermedades graves.

 

En el PSOE, por su parte, el análisis es muy distinto. En el principal grupo de la oposición esperaban que el Gobierno aceptara alguna de las enmiendas socialistas que "no afectaran al núcleo central de la reforma". Pero este miércoles tarde supieron que el PP apenas acepta una que hace referencia a los trámites para autorizar la puesta en marcha de las agencias privadas de colocación.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación