Más de 700.000 españoles llevan más de tres años sin poder trabajar

La cifra de parados que dejó su empleo hace tres años o más aumentó un 43,0% en 2011 hasta alcanzar las 704.900 personas, según un desglose de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Esta cifra supuso el 15,4% del total de parados, 3,9 puntos más que en 2010, según los resultados que se extraen de esta submuestra de la EPA, basada en entrevistas a 40.000 hogares, y que muestran una cruda realidad del mercado laboral español, con visos de empeorar durante este año.

 

El año pasado, la gran mayoría de parados ya habían trabajado antes: para más de la mitad de ellos (el 52,1%), el principal motivo de haber dejado de trabajar fue la finalización del contrato y el 23,3% de encuestados lo achaca al despido o la desaparición de su puestos de trabajo.

 

De los 4,58 millones de parados, para 2.390.700 finalizó su contrato, un 7,72% más que en 2010. Ese año, 1.067.400 trabajadores fueron al paro por despido o supresión del puesto, incluidos los ERE; 58.000 por enfermedad o incapacidad; 39.900 por cursar estudios o recibir formación; 23.100 por cuidado de niños, de adultos enfermos, incapacitados o mayores. Otros 8.800 pasaron al desempleo por otras responsabilidades familiares, y 11.500 por jubilación normal o anticipada.

 

El paro aumenta pese a la formación

Respecto a 2010, el INE destacaba que las tasas de paro se incrementaron en casi todos los sectores de formación, salvo en Artes y humanidades y en Servicios.

 

Las tasas de paro más elevadas se registraron entre quienes siguieron los denominados Programas de formación básica y desarrollo personal, que representan el 28,8% del total de los tienen algún estudio y que se corresponden prácticamente con los que cuentan con el bachillerato. El 26,7% del total de parados correspondían a este grupo.

 

El colectivo de personas en quienes menos se cebó el desempleo fue en quienes recibieron formación en educación (9,63% del total) y en Salud y servicios sociales (11,65%).

 

La población de 16 y más años que había finalizado la enseñanza secundaria superior en las ramas de Ciencias, Mecánica y electrónica, industria manufacturera y construcción y en Agricultura, Salud y Servicios sociales presentó unas tasas de actividad superiores al 82% en 2011.

 

Por su parte, las personas con Programas de formación básica y desarrollo personal presentaron las tasas de actividad más bajas, inferiores al 52%.

 

Por tramos de edad, el grupo de 16 a 24 años fue, como viene siendo habitual, el que presentó las tasas de paro más elevadas, especialmente en los sectores de Programas de formación básica y desarrollo personal, seguidas de las áreas de Agricultura, Artes y humanidades, Ciencias sociales, enseñanza comercial y derecho y Mecánica, electrónica, industria manufacturera y construcción, con tasas del orden del 40% o superiores.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación