El progresivo envejecimiento de la población empieza a hacer mella en la economía

Según el informe anual del Banco de España, el aumento de la población mayor de 65 años supone una merma del volumen de trabajadores y comportará más gasto en sanidad y, sobre todo, en las pensiones.

El organismo que dirige Luis María Linde estima que las reformas aprobadas en los últimos años “contribuyen a reforzar la sostenibilidad del sistema en el largo plazo”, pero, eso sí, se logrará a costa de la reducción de lo que percibirán los nuevos pensionistas, pues según los analistas del Banco de España, si no se establecen otras fuentes de financiación el ajuste se realizará gracias a la bajada de la pensión media frente al salario medio.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación