Resumen de Prensa Semanal

Semana 23

03/06/2013 al 09/06/2013

Ver otras semanas
España doblega el coste laboral
cincodias.com, 03/06/2013

Pensiones, IVA y más reformas: los deberes que Bruselas recordará esta semana a Rajoy

cincodias.com, 02/06/2013

Bruselas levantó la pasada semana la mano y relajó el calendario de cumplimiento de déficit a España a cambio de un listado de recomendaciones, más o menos imperativas. Esta semana, Bruselas recordará a España sus deberes. La Comisión Europea, con su presidente José Manuel Durao Barroso al frente, se reunirá el miércoles con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajo,y y seis de sus ministros, todos ellos del área económica. “Por supuesto, es previsible que la cuestión de cómo garantizar la mejor aplicación de estas medidas esté entre los temas que se aborden en las discusiones”, ha dicho la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, según recoge Europa Press. “Será un momento clave para reforzar nuestra cooperación, que ya es muy cercana, con el Gobierno español”, ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario.

 

Se trata, ha agregado Ahrenkilde, de “una oportunidad importante para abordar juntos una serie de asuntos claves sobre la situación económica y política en Europa y España, como nuestro empeño común de combatir el paro juvenil, garantizar que las pymes puedan tener un mejor acceso a la financiación y sobre la contribución que podemos hacer al crecimiento con las políticas de energía y comercio”.

 

La visita del miércoles comenzará con una reunión bilateral entre Rajoy y Barroso a las 11:30. A mediodía se celebrará un encuentro plenario de la Comisión con Rajoy y sus ministros seguido de un almuerzo de trabajo. Al término, sobre las 14:30 está prevista una rueda de prensa conjunta de Rajoy y Barroso. El presidente del Gobierno tiene previsto reunirse también con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

 

La Comisión Europea permitirá que el déficit en España cierre este ejercicio en el 6,5% frente al 6,3% que había pedido el Gobierno, y para el objetivo de déficit final, también confirma la prórroga de dos años (España deberá bajar al 3% en 2016 para cumplir con lo acordado con Bruselas), a cambio, el Ejecutivo europeo mantiene la presión para que se concluyan las reformas pendientes y se profundicen las iniciadas (mercado laboral o pensiones). Estos son los puntos más calientes:

 

IVA y otros impuestos

Rajoy fue el sábado tajante. "No vamos a subir el IVA", señaló durante su intervención en la clausura de las jornadas del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona). Pero la Comisión Europea insta a España a explorar el margen existente para una mayor limitación de la aplicación de los tipos de IVA reducidos. También insta a "considerar una mayor limitación del gasto fiscal relativo a la imposición directa" y anima a adoptar medidas adicionales en lo que respecta a los impuestos medioambientales, sobre todo los impuestos sobre los carburantes".

 

Sin embargo, Rajoy el sábado manifestó que "más pronto que tarde" espera dar buenas noticias en materia de impuestos y que el IRPF bajará "a más tardar" en 2015, tal y como se lo ha comunicado ya a Bruselas. “A mí no me ocurrirá lo de George Bush padre”, ha señalado después de que Piqué le recordara que el expresidente estadounidense incumplió su famosa promesa sobre la fiscalidad (“Read my lips. No more taxes”. Lea mis labios. No más impuestos) y luego perdió las elecciones. "La subida de los grandes impuestos -insistió- no se va a producir”.

 

Pensiones

Bruselas es clara. Pide retrasar la edad de jubilación y que el factor de sostenibilidad en el que trabaja el grupo de expertos esté en vigor antes de fin de año. Además, especifica que para “garantizar la estabilidad financiera a largo plazo del sistema […] la edad de jubilación vaya aumentando en función del aumento de la esperanza de vida”.

 

El presidente del Gobierno consideró que, precisamente, el factor de sostenibilidad de las pensiones ofrece oportunidades de pacto con el principal partido de la oposición, PSOE. Por el momento, los doce expertos nombrados por el Gobierno para diseñar una propuesta para la creación de un factor de sostenibilidad del sistema de pensiones ultima su informe, que no será unánime, y que entregarán al Ejecutivo en los próximos días.

 

Reforma laboral

Bruselas, en sus recomendaciones, deja la puerta abierta, a nuevos ajustes en el mercado laboral. Exige, por un lado, un análisis de la reforma laboral que abarque "todos sus objetivos y medidas", que España deberá presentar en julio de 2013. Y tras este estudio, prevé, "presentar modificaciones, si es necesario, en septiembre de 2013".

 

Precisamente, el sábado, Rajoy hizo una encendida defensa de la refroma laboral. Además, aseguró que está empezando a dar sus frutos. “Recomiendo prestar atención a las cifras de paro y cotizantes a la Seguridad Social que se harán públicas por el Ministerio de Empleo. Van a ser, si se confirman las tendencias observadas claramente esperanzadoras”.

 

Reforma de la administración

Bruselas aconseja "aprobar, con arreglo al calendario presentado, la reforma de la administración local y elaborar en octubre de 2013 a más tardar un plan de aumento de la eficiencia de toda la administración pública".

 

Otras medidas

Entre otras medidas, la CE apuesta por “reducir el gasto farmacéutico de los hospitales, potenciar la coordinación entre los distintos tipos de asistencia sanitaria y mejorando los incentivos a favor de un uso eficiente de los recursos”. Adicionalmente, Bruselas exige a España que la administración pague los atrasos pendientes a sus proveedores y que apruebe la Ley de Desindexación para que la inflación no fuerce subidas en el gasto público.

 

Otros aspectos en los que incide la CE es en la necesidad de poner en marcha las leyes sobre emprendimiento y unidad de mercado. En este sentido, pide algunas medidas que ya prepara el Gobierno, como la eliminación de trabas para la puesta en marcha de negocios, limitar la responsabilidad patrimonial del empresario en caso de quiebra y eliminar barreras a la instalación de grandes superficies comerciales. Además, también solicita “examinar la eficacia del marco regulador respecto al apoyo al desarrollo del mercado del alquiler de viviendas”.

 

Bruselas quiere que España aborde el déficit de tarifa con una reforma del sistema eléctrico, además de “completar las interconexiones de gas y electricidad con los países vecinos”. Sobre las infraestructuras, recomienda reducir la carga de deuda pública derivada de infraestructuras de transporte no rentables, además de evaluar de forma independiente futuros proyectos de infraestructuras. Finalmente, apuesta por fomentar la competencia en el sector del ferrocarril.

 

Rajoy ha declarado esta semana que está "satisfecho" de la actuación de la Comisión Europea "en los últimos tiempos" y espera que la reunión sirva para preparar el Consejo Europeo del 27 y 28 de junio, en el que España reclama acelerar la unión bancaria y tomar medidas para combatir el paro juvenil y facilitar el crédito a las pymes. De cara a esta cumbre, el presidente del Gobierno ha propuesto que las bonificaciones para la contratación de jóvenes no computen como déficit. En el caso de España, ello podría suponer entre 2.500 y 3.000 millones de euros. También reclama acelerar la puesta en marcha del fondo de 6.000 millones contra el paro juvenil. Por lo que se refiere a las pymes, Rajoy propone que el BEI triplique su financiación anual, de 10.000 a 30.000 millones de euros, que otorgue a la banca privada garantías de alta calidad sobre nuevos préstamos a pequeñas empresas y que desarrolle un programa de ayuda al comercio.

 

 

España doblega el coste laboral

cincodias.com, 03/06/2013

El avance de los CLU es del 23,23% este siglo, tras tres años de caída

España cedió 26 puntos de competitividad con la OCDE, y ha recuperado la mitad

 

Los tres últimos años de moderación salarial y de contracción de los costes laborales unitarios empujados por la fuerte destrucción de empleo empiezan a dar frutos. Empiezan a recomponer la competitividad comercial de España, que ofrece ya superávit de bienes con la Unión Europea, y una mejora muy importante en servicios no turísticos.

 

Los costes laborales unitarios encadenan ya tres años completos de descensos (de 2010 a 2012), que se mantendrán también en este ejercicio, tras haber subido de forma ininterrumpida hasta 2009 todos los años desde que arrancó el siglo. De 2001 a 2009 las subidas acumuladas son del 30,03%, nada menos que un 3,33% cada año. Sin embargo, los descensos acumulados en los tres últimos años llegan al 6,8% (un 2,26% cada ejercicio de media).

 

Así, el balance de los doce primeros años del siglo, que en la práctica coinciden con la permanencia de España en el euro, es de un avance de los costes laborales unitarios del 23,23%, con una subida media anual del 1,93%, según los datos del Banco de España y Eurostat.

 

Los competidores más directos de España, los países que conforman la UME, han registrado en los doce años primeros del siglo un avance del 20,36%, con una media anual de avance del 1,69%. Europa ha experimentado un ritmo más contenido en los avances de los costes, pero han crecido todos los años, con la única excepción de 2010, en que cayeron un 0,7%. En el último año completo registrado, 2012, mientras en España los costes unitarios caían un 3,4%, en la zona euro avanzaban un 1,7%.

 

El saldo del comportamiento de esta variable desde que arrancó la moneda única sigue perjudicando a España, aunque ya de forma muy residual. Sus costes laborales acumulan tres puntos más que en los competidores, lo que supone que prácticamente el diferencial ha sido absorbido en los últimos ejercicios.

 

Este extraordinario ejercicio de devaluación interna de costes ha propiciado que la competitividad de España frente a la Unión Europea y la zona euro medida exclusivamente con los costes laborales se haya recompuesto plenamente. De hecho, el deterioro frente a los 27 miembros de la UE había acumulado doce puntos hasta 2009 desde el principio del siglo y ahora España ha recuperado toda la pérdida e incluso ha mejorado tres puntos adicionales. Con la zona euro el mayor diferencial en contra de España se alcanzó en 2007, justo antes de comenzar la crisis, y ha sido absorbido íntregramente y España es ahora dos puntos más competitiva que los países con los que comparte euro.

 

Pero la competitividad no se mide únicamente en costes laborales, pese a que en el caso de la zona euro no haya diferenciales imputables al movimiento de las divisas. En el índice de competitividad cuantificado con los precios industriales (precios de producción) España conserva una desventaja de más de once puntos acumulados desde el arranque del siglo tanto frente a la Unión Europea como a la eurozona. Tomando la referencia de los precios de consumo (precios finales de los productos) la pérdida es ligeramente menor.

 

En cualquiera de los dos casos España ha perdido, a grandes rasgos, un punto porcentual cada año en materia de precios industriales de los bienes con los que comercia. Un año puede ser insignificante, o incluso dos; pero cuando se acumulan más de diez y una crisis reduce el vigor de la demanda en todos los mercados, los bienes producidos en España se resienten frente a los de la competencia. Es un proceso paulatino que mostró su punto culminante en casi el 10% sobre PIB de déficit por cuenta corriente del año 2008, contabilizando tanto las compras masivas de bienes y servicios del exterior, financiados con entradas de capital vía sistema financiero, como la decreciente venta de bienes y servicios españoles fuera.

 

El problema está más allá de Europa

En todo caso, donde más alarmante es la pérdida de competitividad es en relación a los mercados ajenos a Europa, ya que los europeos se mitigan por la ausencia de diferencial de tipo de cambio, por la existencia del euro. Pero una comparación con los países desarrollados (los que forman parte de la OCDE), revela que el daño ocasionado por los costes laborales y los precios de producción no laborales, llevados a la factura final de precios de consumo, es alarmante. Así, tomando como base 1999, los costes laborales unitarios han llegado a deteriorar el índice de competitividad en 26,6 puntos en el año 2007, justo al inicio de la crisis. Desde entonces se inició una leve corrección, que se intensificó a partir de 2010 para descender hasta una pérdida de solo 13 puntos. Esto es: España ha corregido la mitad de los excesos generados por los sobrecostes laborales, pero falta aún el resto. El ajuste ha sido de dos puntos y medio cada año desde 2008.

 

Por qué Alemania vende más que España

La pérdida de competitividad de España frente a la zona euro en los diez primeros años de la crisis es especialmente pronunciada respecto a la economía alemana. No obstante, una parte notable se ha recuperado en los tres últimos años por la contracción de los costes laborales unitarios de España, como consecuencia del doble descenso del empleo, primero, y de los salarios nominales en muchas actividades, después. La acumulación de desequilibrio de coste laboral con Alemania es vertiginosa desde la entrada en el euro hasta 2007. En concreto, tomando base cien para la curva de CLU de am,bos países, mientras la alemana llega en 2007 escasamente a 105, la española se va hasta 138: acumula una desventaja España de unos 33 puntos en el periodo. Lo que es lo mismo: pierde un tercio de su competitividad vía costes laborales con la primera economía de la eurozona. Hay que recordar que España cuando ingresa en la Unión Monetaria lo hace a un tipo de cambio especialmente depreciado, tras cuatro devaluacxiones en los años anteriores y una adicional en la fijación de los tipos de cambio irrevocables de 1998.

 

Si analizamos la evolución de los precios de producción, también desde base cien en 1997, en Alemania avanzan en diez años diecisiete puntos, mientras que en España lo hacen en 33 puntos. Mantener esta disciplina con los costes de producción y laborales es uno de los factores que determinan la gran capacidad de venta de manufacturas alemanas en Europa.

 

 

Eliminar el salario mínimo interprofesional: ¿clave para crear empleo?

abc.es, 03/06/2013

Los economistas no se ponen de acuerdo a la hora de evaluar la polémica medida que sugirió el Banco de España

 

Hace no demasiados años el debate se centraba en las posibles repercusiones de una subida del salario mínimo interprofesional (SMI). El anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, incluso se había comprometido en la campaña de las elecciones generales de 2007 a alcanzar los 800 euros mensuales a comienzos de 2013. Eran otros tiempos. Las recomendaciones ahora se dirigen en sentido contrario. El viernes pasado, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, aconsejó crear contratos fuera de convenio, que pasaran por alto la figura del salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente en 645,30 euros mensuales. El objetivo: fomentar los contratos de larga duración, aunque con salarios inferiores al mínimo legal.

 

La respuesta de los sindicatos, como era de esperar, fue fulminante. El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró que «el Banco de España plantea un modelo semiesclavista, sin derechos, ni sueldos dignos», que aleja a nuestro país lejos del nivel recomendado por la Carta Social Europea (CSE), firmada por España en 1985. Este acuerdo, sobre el que los sindicatos fundamentan sus peticiones, establece que el SMI debe suponer un 60% del salario medio neto (22.790 euros al año).

 

Sin embargo, diversos economistas rechazan de plano este argumento y consideran que suprimir ese límite podría incentivar la creación de empleo, sobre todo en las capas más desfavorecidas de la sociedad.«Hay gente que no es fácil de emplear en España con el actual modelo exportador», explica el profesor de Economía en el IE Business School y en la Universidad San Pablo CEU, Rafael Pampillón.

 

España, inmersa en un viraje de su modelo productivo para superar la tradicional dependencia de las importaciones, trata de reequilibrar su balanza comercial, un proceso que, según este economista, resultaría difícil conciliar con un modelo de salarios elevados. Permitir contratos por debajo del SMI redundaría en una «mejora de la competitividad», al reducir los costes de producción.

 

En esta línea también se pronuncia Juan Iranzo, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense y catedrático de Economía Aplicada de la UNED, para quien el mínimo salarial representa una «barrera de entrada para los trabajadores menos cualificados» y, por tanto, su eliminación constituiría un manera de fortalecer la receta de «devaluación interna», que ha producido «efectos positivos» durante el último año.

 

Estos analistas rechazan que esta medida aumente la precariedad del mercado de trabajo o genere dualidad. «Precariedad es tener seis millones de parados, que quieren trabajar con un sueldo por debajo del SMI y no pueden», recalca Pampillón. Por su parte, Florentino Felgueroso, profesor del departamento de Economía de la Universidad de Oviedo e Investigador de Fedea considera que se pueden aplicar medidas menos contundentes, como un SMI que se module en función de variables como la edad, una posibilidad que se eliminó en el año 98 y que permitiría paliar el grave problema del paro juvenil. «España es uno de los pocos países de su entorno que no disponen de un salario mínimo juvenil».

Mínima incidencia

Los economistas que, por el contrario, defienden la subida del SMI sostienen que al ofrecer mayor estabilidad y más incentivos a los empleados, estos aumentan su implicación en la empresa. Es decir, es positivo, siempre y cuando se encuentre un punto de equilibrio. Además, garantiza una base de bienestar para los trabajadores con más dificultades. Por ejemplo, el Nobel Paul Krugman defiende que, observando la experiencia estadounidense, «las subidas del salario mínimo tienen poco efecto sobre el empleo, ya que «los aumentos de sueldo para los peor pagados no necesariamente reducen el número de puestos de trabajo».

 

De hecho, históricamente España ha tenido un salario mínimo por debajo de la media europea. Y esto no ha impedido que la tasa de paro haya resultado notablemente superior a la de sus países vecinos. Luxemburgo, por ejemplo, con un SMI de 1.800 euros mensuales «padece» una tasa de desempleo del 5%. Incluso Grecia supera a España en el ranking elaborado por Eurostat: en el país heleno los sueldos no pueden ser inferiores a 877 euros.

 

 

Alemania presupuesta 1.000 millones para pymes españolas

cincodias.com, 03/06/2013

La propuesta debe aún recibir el visto bueno del parlamento al Presupuesto de 2014

El ministerio alemán de Finanzas cree que es una medida "adecuada" para mantener y crear empleo

 

El Gobierno alemán planea destinar unos 1.000 millones de euros a créditos para pequeñas y medianas empresas españolas en el marco de un paquete de medidas para combatir el desempleo en los países del Sur de Europa, según revela un documento de trabajo del Ministerio alemán de Finanzas, que aún debe ser aprobado para su posterior incorporación a los Presupuestos Generales en 2014. Según un borrador del proyecto al que tuvo acceso Reuters, el Ministerio prevé que el banco estatal de desarrollo (KfW) proporcione préstamos por un importe conjunto de 800 millones de euros, así como otros fondos destinados a mejorar la estructura de capital de las pymes españolas.

 

“Este paquete bilateral de ayudas se compone de distintos instrumentos financieros y alcanza un volumen total de unos 1.000 millones de euros”, apunta el Ministerio en el borrador remitido al comité presupuestario del Bundestag. “Las medidas resultan apropiadas porque superar las dificultades financieras y de liquidez de las pymes de los países rescatados es crucial para mantener el empleo y crear nuevos puestos de trabajo”, añade.

 

El pasado mes de abril, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, sellaron un acuerdo para que inversores germanos aporten capital a pymes españolas que sean solventes, con el fin último de reducir el desempleo, especialmente el juvenil.

 

Aeste último propósito también se une el memorando firmado el pasado 21 de mayo por la ministra de Empleo española, Fátima Báñez, y su homóloga alemana, Ursula Von der Leyen, para promover el empleo juvenil y la movilidad profesional de los jóvenes, permitiendo el acceso al empleo a unos 5.000 jóvenes al año a través de la formación profesional dual alemana o del acceso a un puesto de trabajo para personal cualificado en Alemania.

 

Durante la firma de ese convenio, las ministras destacaron el elevado grado de integración de ambos mercados laborales. A finales de 2012 había 35.797 trabajadores alemanes dados de alta en la Seguridad Social española y 43.548 trabajadores españoles dados de afiliados a la Seguridad Social alemana. Ambas coincidieron en apuntar que el acuerdo facilitará que españoles y alemanes que deseen desplazarse para trabajar o formarse lo hagan con todas las garantías, contando con el apoyo de ambas administraciones.

El comienzo de la temporada estival anticipa una mejora del empleo

cincodias.com, 04/06/2013

Se trata de la tercera bajada consecutiva del paro registrado

Los parados se mantienen estables si se elimina el efecto del calendario

 

Los esperados datos sobre el comportamiento del mercado laboral en mayo se conocieron finalmente ayer, después de que distintos miembros del Gobierno, incluido el presidente Mariano Rajoy, avanzaran durante el fin de semana la bondad de las cifras que se iban a publicar. Efectivamente, las estadísticas de afiliación y paro registrado ofrecen algunos datos “esperanzadores” como los calificó Rajoy. El indicador que refleja cierta mejoría del mercado con más claridad es el de la afiliación a la Seguridad Social. Según este registro, en mayo se crearon 134.660 empleos (121.275 asalariados y 12.532 autónomos). Con ello se encadenan tres meses de aumentos del número de cotizantes; y el sistema ha recuperado prácticamente el volumen que tenía a finales del año pasado (16,3 millones de afiliados).

 

Ademas, se ha ralentizado el ritmo de destrucción de empleo que ha bajado del 4% en el que estaba instalado todo este año, hasta el 3,7% (629.498 cotizantes menos que hace un año). No obstante, en este punto se observa que este freno se debe sobre todo a un mejor comportamiento de los autónomos, que destruyen empleo a un ritmo mucho menor (-1,32%) que el Régimen General de asalariados, que sigue con tasas más elevadas de recorte de ocupación (4,2%). Pero a pesar de que el comportamiento de la Seguridad Social refleja mejor la tendencia del mercado laboral que el del registro público de parados, fue este último dato el que más llamó ayer la atención.

 

El número de parados inscritos en los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) cayó en 98.265 en el mes de mayo, cifra que se suma a las bajadas del paro registradas en los meses de marzo y abril. Pero lo más llamativo es que esta cifra es la mejor en este mes desde 1997, cuando arranca la serie histórica del ministerio de empleo.

 

Así, al cierre de mayo, había 4.890.928 personas inscritas como desempleados. Esto refleja un ritmo de aumento del 3,75% anual, lo que significa que hay 176.806 parados más que hace doce meses; cuando el desempleo crecía a tasas mucho más altas (12,5%).

 

¿Qué ha ocurrido? A primera vista, este nuevo freno en la destrucción de empleo y el aumento del paro obedece fundamentalmente a que mayo es habitualmente un mes muy positivo para el empleo porque las empresas empiezan a contratar para la temporada de verano.

 

De hecho, aunque la afiliación creció en casi todos los sectores –solo bajó en servicios financieros, comunicación e industrias extractoras– fueron las actividades de la hostelería, las que más empleo crearon (61.701 cotizantes más el mes pasado);seguidas de otras ramas del sector servicios como las de tareas administrativas (casi 10.000 afiliados más) y las educativas (6.339 más). Es más, de la serie histórica del Ministerio, que arranca en 1997, solo en 2008 aumentó el paro en este mes.

 

Sin embargo, entre el conjunto de los motivos puede existir alguno relacionado con el cambio de tendencia, si se tiene en cuenta que el dato de mayo pasado ha sido el mejor en ese mes desde 2007, cuando se afiliaron al sistema 151.000 personas.

 

Así lo opina el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, para quien el aumento del número del número de cotizantes es “potente, claro y generalizado”. También se creó empleo en todas las comunidades autónomas.

 

No obstante, el dato de afiliación corregido de efectos de calendario (desestacionalizado) es el que mejor corrobora que los datos de mayo puedan estar anticipando una mejora del mercado laboral, independientemente del efecto coyuntural de los días laborables.

 

Se crea empleo desestacionalizado

Según esta cifra, en mayo solo se crearon poco más de 5.000 empleos, pero se trata de la primera vez que la Seguridad Social gana cotizantes en términos desestacionalizados en cualquier mes desde agosto de 2009, hace casi cuatro años. De ahí, la importancia de este dato de cara a encontrar signos de cambio de tendencia.

 

Si se observa este mismo dato corregido del paro registrado, el resultado no es tan positivo, ya que una vez eliminados los efectos estacionales, el desempleo habría descendido el pasado mes en apenas 265 personas.

 

En cualquier caso, los datos sin corregir reflejan también que el paro descendió en todos los sectores. Al igual que con el registro de Seguridad Social, el sector servicios encabezó el descenso del desempleo, ya que a él pertenecían casi la mitad de los que abandonaron las listas del paro (61.336); seguidos de los de la construcción, donde el desempleo descendió en 18.637 personas;la agricultura (-9.405) y la industria (donde bajó 8.851 personas).

 

Dicho todo esto, los datos conocidos ayer sobre la marcha del empleo incluyen también algunas sombras. La principal está directamente relacionada con la calidad del empleo, que fue básicamente temporal (el 92% de los contratos registrados en mayo fueron eventuales). Es más, los contratos temporales siguen siendo los que más crecen, un 15% respecto a abril y un 12% más que hace un año. Mientras que los contratos fijos cayeron un 2,5% en el mes y un 24% en el último año. Además, de los 1,1 millones de contratos temporales que se firmaron, 411.336 fueron a jornada parcial (uno de cada tres nuevos contratos).

 

A pesar de todo esto, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, aseguró no ver “ningún indicador preocupante” en materia de contratación. Y destacó que lo importante es que el 64% de los contratos de emprendedores–que descendieron un 24% en los últimos doce meses– siguen vivos al cabo de un año.

 

 

La Seguridad Social bate récord de recaudación de deudas

cincodias.com, 04/06/2013

Los embargos de cuentas corrientes crecen un 67% este año y los de devoluciones de Hacienda, un 91%

El plazo para comunicar un embargo se acorta en tres meses

 

Hay que recaudar dinero como sea. Ese es más o menos el mandato de fondo que tienen en general los técnicos de la Administración del Estado que se encargan de cobrar los distintos impuestos y tasas. Según esto, los responsables de la Tesorería General de la Seguridad Social están haciendo los deberes. Los maltrechos números de la Seguridad Social que previsiblemente incurrirá en un déficit de más de 14.000 millones de euros este año (el mayor de su historia) obligan a intentar mejorar la eficacia recaudatoria.

 

De esta forma, entre enero y abril la recaudación ejecutiva (fuera del periodo voluntario de liquidación de cuotas) ascendió a casi 700 millones de euros, la mayor cifra en este periodo en los últimos diez años. Es más, esta cantidad supone un 32,6% más que lo recaudado por este mismo concepto en 2010, que fue el segundo año de mayores cobros de los últimos diez años.

 

¿Qué ha ocurrido para lograr esta mayor rapidez en el cobro de deudas? Según explican fuentes de la Seguridad Social la causa principal de este aumento recaudatorio en pleno proceso continuo de destrucción de empleo es “la introducción de mejoras en la agilización de los tramites recaudatorios”, que han acortado notablemente el plazo en el que se notifican los embargos.

 

Con ello, la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha calculado que el plazo medio que transcurre desde que Administración inicia el procedimiento de recaudación ejecutiva de una deuda -que no se ha pagado en plazo ni se ha concedido un aplazamiento- y el momento en el que el moroso recibe la providencia de apremio informándole de que su deuda se saldará con el embargo de sus bienes (si no la satisface en 15 días) se ha acortado en unos 93 días respecto a 2012. Esto es, que en 2013 las notificaciones de embargos de la Seguridad Social llegan tres meses antes que el año anterior.

 

Asimismo, también se ha recortado el plazo en el que estas Unidades Ejecutivas de Recaudación ejecutan estos embargos para cobrar la deudas. Si el trámite se hace mediante el método tradicional utilizando el papel dura 54 días de media, pero disminuye a 34 días si se hace electrónicamente.

 

Los últimos datos indican en esta misma línea un fuerte aumento de la recaudación de deudas derivadas de embargos de cuentas corrientes y de devoluciones de Hacienda. Las primeras crecieron un 67% entre enero y abril de 2013 en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta sumar 129,2 millones de euros. Mientras que hubo un 91% más de embargos de devoluciones del Fisco (22,7 millones de euros).

 

Menos morosidad

Además de esta mejora del cobro de deudas, desde la Seguridad Social destacan también que, al tiempo, se está produciendo un descenso de la morosidad de la recaudación de cuotas en general.

 

El recrudecimiento de la crisis desde agosto de 2011 supuso una fuerte caída de la tasa de recaudación del sistema (no de deudas), mayor incluso a la que correspondería por la pérdida de afiliación. Esto sucedió debido fundamentalmente al gran número de aplazamientos de pago que solicitaron las empresas. En 2012 había más de 104.000 aplazamientos concedidos, con una deuda vigente aplazada de 1.569 millones de euros.

 

En cualquier caso, en el primer semestre del pasado año, mejoró algo la recaudación del sistema pero sin llegar a recuperar la tasa previa a agosto de 2011. Sin embargo, desde septiembre de 2012, esta tendencia se invirtió. Así, la tasa de morosidad de la recaudación domiciliada con la Seguridad Social pasó del 3,7% en enero de 2012 al 2,88% en el mes actual.

 

Esta disminución de la morosidad, a juicio de fuentes administrativas, obedece al aumento de los recargos por ingresar las cuotas fuera de plazo a partir de mediados de 2012;así como a la mayor rapidez en la notificación de los embargos, que también opera como otro acicate para pagar en plazo. Y al aumento de los ingresos líquidos derivados de la eliminación de bonificaciones, explican estas fuentes.

 

 

Los autónomos dados de alta en Seguridad Social crecen por primera vez desde 2009

cincodias.com, 05/06/2013

ATA calcula que la cifra seguirá creciendo hasta después del verano

Baleares lidera el crecimiento, con un 7,8% más hasta mayo

 

La Seguridad Social sumó 5.191 nuevos afiliados autónomos en los cinco primeros meses del año. Se trata de la primera vez desde 2009 en la que crecen los cotizantes autónomos en el citado período, según un informe hecho público por la organización ATA.

 

En total, a finales de mayo cotizaban al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) un total de 3.029.843 personas, un 0,2% más que a cierre de 2012.

 

“Todas las previsiones apuntan a que los próximos meses serán de crecimiento de autónomos, lo que nos hace pensar que podríamos finalizar 2013 en signo positivo, algo que no ha ocurrido desde el inicio de la crisis”, destacó el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

 

Por comunidades, las que más han tirado de la afiliación de autónomos hasta mayo han sido Baleares, con un avance del 7,8% (5.984 emprendedores); Andalucía (con un 1,1% más, 4.880 autónomos); Murcia (con un 0,5% más, 484 cotizantes); Comunidad Valenciana (con un 0,2% más, 486 autónomos); Navarra (con un 0,1% más, 44 autónomos), y Castilla-La Mancha (con un 0,04% más , 54 autónomos).

 

El resto de regiones registraron pérdidas en el RETA, con Cantabria liderando los descensos en términos porcentuales (-1%, -398 autónomos). Le siguen País Vasco, Extremadura y Asturias, con caídas del 0,7% en los tres casos y la pérdida de 1.142, 549 y 514 emprendedores, respectivamente.

 

Por sexos, las mujeres han sido las que han llevado al RETA a registrar 5.191 nuevos autónomos en los cinco primeros meses del año al sumar 6.710 cotizantes hasta mayo (+0,6%), frente a un descenso de los autónomos varones de 1.519 afiliados (-0,1%).

 

 

El 40% de contratos de emprendedores gozan de bonificación o incentivos

europapress.es, 05/06/2013

El 43,94% de los contratos de emprendedores firmados entre febrero de 2012 y marzo de este año, es decir, durante el primer año de aplicación de la reforma laboral, gozan de bonificaciones a la Seguridad Social o de la posibilidad de acogerse a los incentivos fiscales previstos en la normativa, lo que suma un total de 41.921 contratos.

 

En respuesta a una pregunta escrita del portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, sobre esta modalidad de contratos, el Gobierno afirma que "el número de contratos de emprendedores bonificados desde febrero de 2012 hasta marzo de 2013 es de 41.921", lo que, según los datos mensuales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), supone casi un 44% de los 95.392 contratos que se firmaron en dicho periodo.

 

Este porcentaje responde, en primer lugar, a que no todos los contratos de emprendedores son susceptibles de beneficiarse de bonificaciones en las cotizaciones, según han recordado fuentes del Ministerio de Empleo a Europa Press, precisando que sólo pueden gozar de esta opción los empresarios que contraten a jóvenes menores de 30 años o trabajadores mayores de 45 años.

 

Además, no todos los que se pueden acoger a esta modalidad de contrato lo hacen en un primer momento, sino que existe un "decalaje" entre la contratación y la solicitud, ya que uno de los requisitos establecidos por el Gobierno es que el contrato se mantenga durante tres años.

 

El incumplimiento de este requisito conlleva la obligación de abonar esas cantidades bonificadas, por lo que algunos esperan hacia el final del periodo para realizar la petición. En concreto, durante los primeros catorce meses de existencia de esta modalidad contractual se han beneficiado de bonificaciones 16.063 contratos.

 

Tampoco los incentivos fiscales están abiertos a todos los contratos de emprendedores, sino únicamente a los casos de primer trabajador contratado y menor de 30 años, a un parado precepto de una prestación contributiva, y el resto de contratos siempre que la plantilla no supere los 50 efectivos y que "en los doce meses siguientes al inicio de la relación laboral se produzca, respecto a cada trabajador, un incremento de la plantilla media total de la entidad en, al menos, una unidad respecto a los doce meses anteriores".

 

En cualquier caso, es posible compatibilizar bonificaciones e incentivos fiscales si se cumplen los requisitos, por lo que en el total de contratos firmados en este periodo a los que el Gobierno hace alusión en la respuesta parlamentaria se incluyen todos los que están acogidos a una u otra opción, o a las dos. Entre febrero de 2012 y enero de este año (último dato disponible), el Gobierno apunta que el coste de las bonificaciones ascendió a casi 21,7 millones de euros.

 

Mantenimiento de los contratos

No obstante, desde el Ministerio destacan que lo importante en relación con los contratos indefinidos de emprendedores es su tasa de mantenimiento tras un año en vigor, que según indicó la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, el pasado 6 de mayo se sitúa en el 65%. Esto supone que más de 7.000 contratos de esta modalidad que fueron firmados en marzo de 2012 aún seguían en vigor un año después.

 

Con respecto al total de contratos de emprendedores desde su entrada en vigor y hasta finales de mayo, el SEPE informa de que se han firmado 109.733, de los que 32.473 han sido suscritos en el ejercicio 2013.

 

Las retribuciones salariales caen en 7.294 millones respecto a 2012

europapress.es, 05/06/2013

El conjunto de los salarios ha caído un 6,2% en relación al año anterior, con lo que las personas asalariadas han perdido 7.294 millones de euros que recibían en 2012, según CCOO.

 

Según el secretario de Estudios de CC.OO., Rodolfo Benito, la creciente desigualdad en el reparto de la renta entre los beneficios empresariales y la remuneración de los trabajadores es el principal factor de la desigualdad estructural que existe en España.

 

Así se recoge también en un informe elaborado por la Fundación 1º de Mayo del sindicato, en el que se denuncia que España es el segundo país de Europa en términos de desigualdad, tan sólo por detrás de Letonia.

 

El sindicato asegura que la desigualdad "no es una consecuencia natural de la crisis, sino de las políticas de recortes sociales que se están poniendo en marcha".

 

En este sentido, CC.OO. destaca que lejos de corregir la desigualdad, los mercados no hacen sino intensificarla, "presionando a la baja sobre el factor trabajo e invadiendo cada vez más espacios de prestaciones públicas que son esenciales para la cohesión social".

 

España, que había acortado la distancia en materia de desigualdad con respecto a la media de la UE, con una diferencia de tan solo 0,5 puntos en el índice de Gini en 2008, ha visto acrecentada esta diferencia hasta situarse en torno a los 4,5 puntos en 2012.

 

A juicio de Benito, "la expansión de la economía financiera ha supuesto una gran concentración de poder económico que, situándose al margen de todo control político y social, tiene una gran capacidad de decisión sobre la economía real, la acción política y la configuración social".

 

Los empleados a tiempo parcial podrán cobrar pensiones inferiores a la mínima

abc.es, 07/06/2013

No será necesario que coticen 15 años, pero la renta será proporcional a lo aportado al sistema

 

Los trabajadores a tiempo parcial que accedan al sistema público de pensiones podrían cobrar cuantías inferiores a la actual pensión mínima. Es una de las fórmulas que el Gobierno propondrá al Pacto de Toledo para la discusión de un nuevo régimen para estos trabajadores, de modo que, aunque no sea necesario que coticen quince años a tiempo completo para tener derecho a pensión, la cuantía final que perciban sea proporcional a lo que hayan cotizado.

 

De este modo el Ejecutivo quiere evitar que se produzca una discriminación entre los empleados que han cotizado por una jornada de ocho horas y los que lo han hecho por otra de cuatro. Esto sería lo que ocurriría si no se modificara la cuantía de la pensión mínima en estos casos concretos, ya que lo no cotizado sería suplido por los complementos a mínimos con un elevado coste para las arcas públicas y provocando una clara discriminación respecto al resto de trabajadores.

 

El Tribunal de Luxemburgo y el Constitucional coindicieron en sus fallos en que los trabajadores a tiempo parcial necesitaban trabajar muchos más años que un trabajador a jornada completa para cubrir los quince años que se exigen para tener derecho a una pensión. Ambas sentencias abrieron la puerta a que los empleados a tiempo parcial (2,6 millones) reclamaran en los juzgados una mejora en sus condiciones de acceso a la pensión, a computar cada hora trabajada, aunque fuera una, como día cotizado, lo que en la práctica implicaría el acceso a una pensión de jubilación a mayor número de trabajadores con menos esfuerzo de cotización, lo que afectaría de lleno a uno de los principios básicos de la Seguridad Social, la contributividad.

 

Además, el Ministerio de Empleo calcula que, de no introducirse cambios en el sistema, la aplicación de la sentencia conllevaría un gasto extra para las arcas públicas de 1.900 millones de euros anuales, una cifra imposible de asumir en un momento como el actual de caída de afiliación y, por tanto, de los ingresos, mientras crecen día a día el número de pensionistas y la cuantía media de las prestaciones.

 

No obstante, fuentes jurídicas consultadas explican que la solución es técnicamente complicada, ya que tiene que venir de un tratamiento equilibrado de tres variables: proporcionalidad, complementos a mínimos y periodo de carencia. En este sentido, el Ejecutivo apostará por el diálogo con agentes sociales y partidos políticos para introducir los cambios que permitan cumplir con los fallos de los tribunales.

 

Esta modificación parcial del sistema coincide con una reforma más amplia de las pensiones que aprobará este mismo año el Ejecutivo, tomando como base el informe del comité de expertos que hoy prevé presentar sus conclusiones al Ministerio de Empleo.

 

Como avanzó ayer ABC, los analistas propondrán desligar la subida de las pensiones del IPC y actualizarlas cada año en función de un nuevo índice que tendrá en cuenta el ciclo económico y, por tanto, la evolución de los ingresos y gastos del sistema. En todo caso se garantizará que nunca pueda haber una variación negativa en la cuantía de la prestación. Además, se apostará por elevar el número de años cotizados que se tienen en cuenta para calcular la prestación.

 

Ver otras semanas