La Seguridad Social bate récord de recaudación de deudas

Los embargos de cuentas corrientes crecen un 67% este año y los de devoluciones de Hacienda, un 91%

El plazo para comunicar un embargo se acorta en tres meses

 

Hay que recaudar dinero como sea. Ese es más o menos el mandato de fondo que tienen en general los técnicos de la Administración del Estado que se encargan de cobrar los distintos impuestos y tasas. Según esto, los responsables de la Tesorería General de la Seguridad Social están haciendo los deberes. Los maltrechos números de la Seguridad Social que previsiblemente incurrirá en un déficit de más de 14.000 millones de euros este año (el mayor de su historia) obligan a intentar mejorar la eficacia recaudatoria.

 

De esta forma, entre enero y abril la recaudación ejecutiva (fuera del periodo voluntario de liquidación de cuotas) ascendió a casi 700 millones de euros, la mayor cifra en este periodo en los últimos diez años. Es más, esta cantidad supone un 32,6% más que lo recaudado por este mismo concepto en 2010, que fue el segundo año de mayores cobros de los últimos diez años.

 

¿Qué ha ocurrido para lograr esta mayor rapidez en el cobro de deudas? Según explican fuentes de la Seguridad Social la causa principal de este aumento recaudatorio en pleno proceso continuo de destrucción de empleo es “la introducción de mejoras en la agilización de los tramites recaudatorios”, que han acortado notablemente el plazo en el que se notifican los embargos.

 

Con ello, la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha calculado que el plazo medio que transcurre desde que Administración inicia el procedimiento de recaudación ejecutiva de una deuda -que no se ha pagado en plazo ni se ha concedido un aplazamiento- y el momento en el que el moroso recibe la providencia de apremio informándole de que su deuda se saldará con el embargo de sus bienes (si no la satisface en 15 días) se ha acortado en unos 93 días respecto a 2012. Esto es, que en 2013 las notificaciones de embargos de la Seguridad Social llegan tres meses antes que el año anterior.

 

Asimismo, también se ha recortado el plazo en el que estas Unidades Ejecutivas de Recaudación ejecutan estos embargos para cobrar la deudas. Si el trámite se hace mediante el método tradicional utilizando el papel dura 54 días de media, pero disminuye a 34 días si se hace electrónicamente.

 

Los últimos datos indican en esta misma línea un fuerte aumento de la recaudación de deudas derivadas de embargos de cuentas corrientes y de devoluciones de Hacienda. Las primeras crecieron un 67% entre enero y abril de 2013 en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta sumar 129,2 millones de euros. Mientras que hubo un 91% más de embargos de devoluciones del Fisco (22,7 millones de euros).

 

Menos morosidad

Además de esta mejora del cobro de deudas, desde la Seguridad Social destacan también que, al tiempo, se está produciendo un descenso de la morosidad de la recaudación de cuotas en general.

 

El recrudecimiento de la crisis desde agosto de 2011 supuso una fuerte caída de la tasa de recaudación del sistema (no de deudas), mayor incluso a la que correspondería por la pérdida de afiliación. Esto sucedió debido fundamentalmente al gran número de aplazamientos de pago que solicitaron las empresas. En 2012 había más de 104.000 aplazamientos concedidos, con una deuda vigente aplazada de 1.569 millones de euros.

 

En cualquier caso, en el primer semestre del pasado año, mejoró algo la recaudación del sistema pero sin llegar a recuperar la tasa previa a agosto de 2011. Sin embargo, desde septiembre de 2012, esta tendencia se invirtió. Así, la tasa de morosidad de la recaudación domiciliada con la Seguridad Social pasó del 3,7% en enero de 2012 al 2,88% en el mes actual.

 

Esta disminución de la morosidad, a juicio de fuentes administrativas, obedece al aumento de los recargos por ingresar las cuotas fuera de plazo a partir de mediados de 2012;así como a la mayor rapidez en la notificación de los embargos, que también opera como otro acicate para pagar en plazo. Y al aumento de los ingresos líquidos derivados de la eliminación de bonificaciones, explican estas fuentes.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación