Pensiones, IVA y más reformas: los deberes que Bruselas recordará esta semana a Rajoy

Bruselas levantó la pasada semana la mano y relajó el calendario de cumplimiento de déficit a España a cambio de un listado de recomendaciones, más o menos imperativas. Esta semana, Bruselas recordará a España sus deberes. La Comisión Europea, con su presidente José Manuel Durao Barroso al frente, se reunirá el miércoles con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajo,y y seis de sus ministros, todos ellos del área económica. “Por supuesto, es previsible que la cuestión de cómo garantizar la mejor aplicación de estas medidas esté entre los temas que se aborden en las discusiones”, ha dicho la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, según recoge Europa Press. “Será un momento clave para reforzar nuestra cooperación, que ya es muy cercana, con el Gobierno español”, ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario.

 

Se trata, ha agregado Ahrenkilde, de “una oportunidad importante para abordar juntos una serie de asuntos claves sobre la situación económica y política en Europa y España, como nuestro empeño común de combatir el paro juvenil, garantizar que las pymes puedan tener un mejor acceso a la financiación y sobre la contribución que podemos hacer al crecimiento con las políticas de energía y comercio”.

 

La visita del miércoles comenzará con una reunión bilateral entre Rajoy y Barroso a las 11:30. A mediodía se celebrará un encuentro plenario de la Comisión con Rajoy y sus ministros seguido de un almuerzo de trabajo. Al término, sobre las 14:30 está prevista una rueda de prensa conjunta de Rajoy y Barroso. El presidente del Gobierno tiene previsto reunirse también con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

 

La Comisión Europea permitirá que el déficit en España cierre este ejercicio en el 6,5% frente al 6,3% que había pedido el Gobierno, y para el objetivo de déficit final, también confirma la prórroga de dos años (España deberá bajar al 3% en 2016 para cumplir con lo acordado con Bruselas), a cambio, el Ejecutivo europeo mantiene la presión para que se concluyan las reformas pendientes y se profundicen las iniciadas (mercado laboral o pensiones). Estos son los puntos más calientes:

 

IVA y otros impuestos

Rajoy fue el sábado tajante. "No vamos a subir el IVA", señaló durante su intervención en la clausura de las jornadas del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona). Pero la Comisión Europea insta a España a explorar el margen existente para una mayor limitación de la aplicación de los tipos de IVA reducidos. También insta a "considerar una mayor limitación del gasto fiscal relativo a la imposición directa" y anima a adoptar medidas adicionales en lo que respecta a los impuestos medioambientales, sobre todo los impuestos sobre los carburantes".

 

Sin embargo, Rajoy el sábado manifestó que "más pronto que tarde" espera dar buenas noticias en materia de impuestos y que el IRPF bajará "a más tardar" en 2015, tal y como se lo ha comunicado ya a Bruselas. “A mí no me ocurrirá lo de George Bush padre”, ha señalado después de que Piqué le recordara que el expresidente estadounidense incumplió su famosa promesa sobre la fiscalidad (“Read my lips. No more taxes”. Lea mis labios. No más impuestos) y luego perdió las elecciones. "La subida de los grandes impuestos -insistió- no se va a producir”.

 

Pensiones

Bruselas es clara. Pide retrasar la edad de jubilación y que el factor de sostenibilidad en el que trabaja el grupo de expertos esté en vigor antes de fin de año. Además, especifica que para “garantizar la estabilidad financiera a largo plazo del sistema […] la edad de jubilación vaya aumentando en función del aumento de la esperanza de vida”.

 

El presidente del Gobierno consideró que, precisamente, el factor de sostenibilidad de las pensiones ofrece oportunidades de pacto con el principal partido de la oposición, PSOE. Por el momento, los doce expertos nombrados por el Gobierno para diseñar una propuesta para la creación de un factor de sostenibilidad del sistema de pensiones ultima su informe, que no será unánime, y que entregarán al Ejecutivo en los próximos días.

 

Reforma laboral

Bruselas, en sus recomendaciones, deja la puerta abierta, a nuevos ajustes en el mercado laboral. Exige, por un lado, un análisis de la reforma laboral que abarque "todos sus objetivos y medidas", que España deberá presentar en julio de 2013. Y tras este estudio, prevé, "presentar modificaciones, si es necesario, en septiembre de 2013".

 

Precisamente, el sábado, Rajoy hizo una encendida defensa de la refroma laboral. Además, aseguró que está empezando a dar sus frutos. “Recomiendo prestar atención a las cifras de paro y cotizantes a la Seguridad Social que se harán públicas por el Ministerio de Empleo. Van a ser, si se confirman las tendencias observadas claramente esperanzadoras”.

 

Reforma de la administración

Bruselas aconseja "aprobar, con arreglo al calendario presentado, la reforma de la administración local y elaborar en octubre de 2013 a más tardar un plan de aumento de la eficiencia de toda la administración pública".

 

Otras medidas

Entre otras medidas, la CE apuesta por “reducir el gasto farmacéutico de los hospitales, potenciar la coordinación entre los distintos tipos de asistencia sanitaria y mejorando los incentivos a favor de un uso eficiente de los recursos”. Adicionalmente, Bruselas exige a España que la administración pague los atrasos pendientes a sus proveedores y que apruebe la Ley de Desindexación para que la inflación no fuerce subidas en el gasto público.

 

Otros aspectos en los que incide la CE es en la necesidad de poner en marcha las leyes sobre emprendimiento y unidad de mercado. En este sentido, pide algunas medidas que ya prepara el Gobierno, como la eliminación de trabas para la puesta en marcha de negocios, limitar la responsabilidad patrimonial del empresario en caso de quiebra y eliminar barreras a la instalación de grandes superficies comerciales. Además, también solicita “examinar la eficacia del marco regulador respecto al apoyo al desarrollo del mercado del alquiler de viviendas”.

 

Bruselas quiere que España aborde el déficit de tarifa con una reforma del sistema eléctrico, además de “completar las interconexiones de gas y electricidad con los países vecinos”. Sobre las infraestructuras, recomienda reducir la carga de deuda pública derivada de infraestructuras de transporte no rentables, además de evaluar de forma independiente futuros proyectos de infraestructuras. Finalmente, apuesta por fomentar la competencia en el sector del ferrocarril.

 

Rajoy ha declarado esta semana que está "satisfecho" de la actuación de la Comisión Europea "en los últimos tiempos" y espera que la reunión sirva para preparar el Consejo Europeo del 27 y 28 de junio, en el que España reclama acelerar la unión bancaria y tomar medidas para combatir el paro juvenil y facilitar el crédito a las pymes. De cara a esta cumbre, el presidente del Gobierno ha propuesto que las bonificaciones para la contratación de jóvenes no computen como déficit. En el caso de España, ello podría suponer entre 2.500 y 3.000 millones de euros. También reclama acelerar la puesta en marcha del fondo de 6.000 millones contra el paro juvenil. Por lo que se refiere a las pymes, Rajoy propone que el BEI triplique su financiación anual, de 10.000 a 30.000 millones de euros, que otorgue a la banca privada garantías de alta calidad sobre nuevos préstamos a pequeñas empresas y que desarrolle un programa de ayuda al comercio.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación