Resumen de Prensa Semanal

Semana 24

10/06/2013 al 16/06/2013

Ver otras semanas

La Seguridad Social remitirá esta semana a los grupos del Congreso un informe sobre contratación parcial

elderecho.com, 10/06/2013

Tomás Burgos, ha asegurado que se remitirá a los grupos del Congreso un informe sobre la contratación a tiempo parcial, en el marco de las negociaciones para reformar su modelo contributivo al sistema de pensiones.

 

En rueda de prensa tras asistir a la Junta Directiva de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), el responsable gubernamental ha indicado que el principal objetivo de esta revisión del sistema es conseguir una "adecuada proporcionalidad" en las cotizaciones de los contratos a tiempo parcial, de tal manera que no se "discrimine" a estos empleados con respecto a quienes trabajan la jornada completa.

 

"Es muy posible construir un amplio acuerdo en torno a tema, y sería muy importante para el sistema, pero hay que respetar la sentencia con un modelo que equilibre las prestaciones respecto del esfuerzo de cotización. Un desequilibrio o un retorno a la desproporción pondría en riesgo el sistema, así que debemos hacer que sea lo más equilibrado y proporcionado posible", ha dicho.

 

Y es que el Tribunal Constitucional (TC) anuló el pasado mes de abril el sistema de cálculo de las pensiones de los trabajadores con contratos a tiempo parcial por considerar que son discriminatorias, lo que obliga al Ejecutivo a modificarlo. Para ello, se han iniciado las negociaciones en el seno del Pacto de Toledo, que desde hace unos días está a la espera de la primera documentación del Gobierno para poder celebrar otra reunión "lo antes posible", según Burgos.

 

 

El coste por hora trabajada vuelve a subir en el primer trimestre

europapress.es, 10/06/2013

El coste por hora trabajada subió un 2,4% en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2012, frente al descenso interanual del 3,1% que experimentó en el último trimestre del año pasado, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

El organismo estadístico ha explicado que este repunte del coste por hora trabajada se debe al menor número de horas trabajadas en el primer trimestre como consecuencia de la celebración de la Semana Santa.

 

Así, eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora trabajada presentó un descenso interanual del 0,3% entre enero y marzo, en contraste con la disminución del 3,5% registrada en el cuarto trimestre de 2012.

 

Con el repunte del primer trimestre, el coste por hora trabajada retorna a tasas positivas tras el descenso del 3,1% experimentado en el cuarto trimestre de 2012. Antes de eso, llevaba seis trimestres consecutivos en positivo.

 

Por su parte, la tasa de variación del primer trimestre sobre el último trimestre del año pasado para la serie de datos desestacionalizada y corregida de calendario muestra un aumento del coste por hora trabajada del 3,3%, su mayor alza en este trimestre desde 2009.

 

Sólo actividades financieras y sanitarias reducen costes

Sin eliminar el efecto calendario y la estacionalidad, la mayor parte de las actividades económicas registraron ascensos en sus costes durante el primer trimestre del año y sólo las actividades sanitarias y de servicios sociales y las actividades financieras y de seguros experimentaron recortes, del 2% y del 3%, respectivamente.

 

El mayor crecimiento del coste laboral correspondió a las industrias extractivas, con un aumento del 14,3%, seguidas de las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (+13,1%), y del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (+7,7%).

 

Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, los mayores crecimientos del coste por hora trabajada se dieron en las industrias extractivas (+8,6%), el suministro de energía eléctrica (+6,8%) y las actividades artísticas (+5,6%), mientras que los mayores descensos correspondieron a educación (-3,9%) y actividades sanitarias (-4,4%).

 

Por otro lado, el INE ha revisado los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado correspondientes al cuarto trimestre de 2012. La tasa de este periodo, corregida de efectos de calendario y desestacionalizada, se situó en el -3,5%.

 

Los resultados del ICLA se envían trimestralmente a Eurostat para su posterior publicación, cumpliendo el requerimiento estadístico establecido en el plan de acción de la Unión Monetaria Europea (UEM).

 

Pensiones: así quedará su jubilación tras los cambios que planea el Gobierno

cincodias.com, 11/06/2013

Un cotizante de 50 años de base máxima cobrará 2.498 y le recortarán 277 euros al mes

Si cotiza por base media, le recortan 169 de 1.783; y 61,2 de 645 si cotiza por la mínima

 

La propuesta entregada por los doce expertos a los gestores de la Seguridad Social propone dos modificaciones sustanciales, que se suman a la última reforma del modelo de pensiones, que entró en vigor en enero, y que prosigue su aplicación escalonada hasta el año 2027, en el que culmina el retraso de la edad de retiro hasta los 67 años.

 

Al endurecimiento de las condiciones de acceso (retraso en el retiro obligatorio, mayores aportaciones temporales y mayor periodo de cómputo) se añade ahora un descuento variable que depende de la esperanza de vida a los 65 años estimada hoy para los jubilados venideros. Este ajuste de las cuantías finales de las prestaciones se ha calculado para los jubilados que lleguen a tal condición desde este año hasta 2051. Empieza a tener efecto en 2015, cuando se jubilan quienes hoy tienen 63 años, con un descuento inicial del 0,7% sobre la prestación esperada, y alcanza su recorte máximo en 2051 para quienes hoy tienen 28 años, con un descuento sobre la pensión esperada con la legislación de hoy de un 19,2%.

 

Este recorte creciente de prestaciones es necesario para hacer frente al envejecimiento demográfico, que se acentuará a partir de 2020 por la llegada de las cohortes nacidas en el baby boom, y solo puede ser enjugado y evitado si los gobiernos sucesivos hacen reformas adicionales. Pero la tendencia natural es que para mantener las prestaciones actuales habría que hacer aportaciones importantes en los próximos lustros, aunque tal ejercicio no se ha estimado, dado que el número de prestaciones no dejará de crecer por efecto vegetativo (envejecimiento) mientras que los recursos (cotizantes y sus aportaciones) no son calculables porque dependen del marchamo de la actividad económica.

 

Desde enero de 2014, la Tesorería General de la Seguridad Social tiene intención de enviar a cada cotizante de alta en el sistema una relación de todas las aportaciones hechas hasta la fecha, con el periodo cotizado acumulado y las bases por las que lo ha hecho. Con ellas, los afiliados podrán hacerse una idea de las cantidades económicas aportadas y, si están próximos a la jubilación, podrán hacer el cálculo aproximado de su prestación inicial en el momento del retiro.

 

Pero para facilitarle las cosas, la Tesorería proporcionará a todas las personas con 50 años cumplidos una estimación de la pensión de jubilación, manteniendo estables sus aportaciones hasta la jubilación efectiva. Lógicamente, hasta que tal cosa ocurra y para cada persona las circunstancias cambiarán. Cambiarán sus condiciones salariales, y desde luego variará la fórmula de cálculo, porque la edad de jubilación es dinámica desde enero (ahora es preciso 65 años y un mes, y en 2027, habrá de tener cumplidos los 67 años), y de llevarse a efecto en una ulterior reforma la propuesta de los doce expertos presentada la semana pasada, habrá ajustes en la prestación en función del año de jubilación de cada cual.

 

Este periódico ya adelantó en marzo pasado las cuantías de la primera pensión de una persona que ahora tiene 50 años, en función de si cotiza por la base máxima, la media o la mínima y considerando siempre que ha alcanzado los años de cotización necesarios para tener el 100% de la base reguladora. Quien hoy tenga 50 años se jubilará en 2029 y necesariamente con 67 años con carácter general. Puede hacerlo antes si ha acumulado determinados años de carrera y la ley sigue respetando las prejubilaciones en casos excepcionales.

 

Tal como dice la ley, tomaremos las bases de cotización de los últimos 25 años (los previos a 2029), considerando las aportaciones de 2005 a 2011 (ambas incluidas) actualizadas por el IPC medio del periodo (2,61% anual); las de 2012 y 2013 las consideraremos por su valor nominal, como dice la ley de Seguridad Social; y las restantes hasta 2019 por el valor de la de 2013 para ofrecer el cálculo en términos constantes de hoy y dar la idea más fiel posible del valor real de la prestación.

 

Para el caso de un cotizantes por base máxima de aportación (3.425 euros al mes), habría que sumar las aportaciones de los últimos 300 meses (25 años) en la forma antes citada, que sumarían 1.020.444 euros. Su división entre 350 (en aplicación de la fórmula para obtener la base reguladora) cifra la primera pensión en 2.915,5 euros al mes (40.817 al año).

 

La aplicación de los nuevos coeficientes de equidad intergeneracional propuestos por los expertos (que podrían modificarse en la negociación política que mediará hasta que sean vigentes) supondría que a las personas con 50 años en la actualidad, se les aplicaría un recorte del 9,5% en la cuantía de la pensión resultante. Con tal descuento, de 277 euros, la nueva prestación inicial en euros de hoy sería de 2.638,5 euros mensuales, o 36.939 euros anuales, en vez de los 40.817 que determinaría el cálculo actuarial con su carrera de cotización.

 

En todo caso, y dado que en ambos escenarios, la pensión inicial y la rebajada, superan la máxima del sistema, el pensionista solo percibiría la máxima del sistema: 2.497,9 euros al mes o 34.970,7 euros al año. Empleo no ha aclarado, se supone que lo hará cuando ponga negro sobre blanco esta reforma, si los coeficientes de reducción afectan a la pensión máxima, que perciben una parte relativamente pequeña de los pensionistas de hoy y de mañana.

 

Cotizante con base media

Si la base de cotización regular de la persona que hemos elegido, con 50 años ahora, se situase en la media aritmética entre la máxima y la mínima del sistema, habría que tomar las aportaciones (deflactadas) con una cantidad de 2.093 euros al mes. La aplicación de la fórmula anterior proporcionaría una prestación inicial de 1.783 euros al mes, o de 24.962 euros al año. A este resultante habría que aplicarle el descuento citado del 9,5% por el coeficiente de equidad. Así, el recorte sería de 169,38 euros al mes, o 2.371,39 euros al año, y la primera pensión resultante sería de 1.613,6 euros mensuales, o 22.590 euros anuales de hoy.

 

En el caso de que el cotizante tipo que hemos tomado como ejemplo con sus 50 años de edad hiciese aportaciones durante toda su carrera laboral por una base de 755 euros (la base mínima del grupo siete), su primera pensión en el año 2029 sería de 645 euros con la legislación vigente. Pero el coeficiente reductor le supondría un descuento de 61,27 euros al mes o de 857,8 euros al año. Así, su nueva pensión inicial quedaría en 583,73 euros mensuales u 8.183,1 euros al año.

 

Para edades diferentes, una lectura detallada del cuadro que adjuntamos puede proporcionar a los lectores una idea de cómo será su pensión el día que lleguen a la jubilación.

 

Casi la mitad de los parados mayores de 45 años lleva más de dos años sin empleo

abc.es, 11/06/2013

 El perfil de estos desempleados es el de una mujer (52,3%) de 48 años, con estudios técnicos (32%), responsabilidades familiares (82%) y que se encuentra en paro porque perdió su empleo anterior (89%)

 

Aunque las reformas laborales empujan la edad de jubilación hacia los 70 años, en nuestro país 203.407 personas mayores de 45 años se han sumado a las listas del paro durante el último ejercicio, encontrando importantes obstáculos para hacerse un hueco en el mercado laboral. La cifra de parados de más de 45 años se ha incrementado un 11,4% desde el año pasado y un 132% desde 2008. Con ello, los parados mayores de 45 años ya representan el 39,6% del total de desempleados en España.

 

Estos son algunos de los datos que ofrece la Fundación Adecco en su V Informe Mayores de 45 años en el mundo laboral, basado en una encuesta a 2.500 personas que superan esta edad y que se encuentran en búsqueda activa de empleo.

 

El paro estructural o de larga duración se está convirtiendo en un mal crónico en la sociedad española. Así, de los más de 6 millones de parados en España, un 56,3% ya supera el año de búsqueda infructuosa de empleo. En concreto, un 33,8% lleva más de 2 años en paro y un 22,5% supera los 12 meses.

 

Este problema se hace aún más acuciante en el caso de los desempleados mayores de 45 años: la cifra se eleva al 47% en el caso de los que superan los dos años sin trabajo y se sitúa en un 23% para los que superan los 12 meses sin empleo. Con ello, obtenemos que en un 70% de los desempleados mayores de 45 años ya es de larga duración.

 

Si realizamos una radiografía general de los parados mayores de 45 años, nos encontramos con el perfil de una mujer (52,3%) de 48 años, con responsabilidades familiares (personas dependientes a su cargo) (82%), estudios técnicos (32%) y que se encuentra en paro porque perdió su empleo anterior (ERE, despidos, reestructuraciones de plantilla, etc...). Por el contrario, un 9% se incorpora por primera vez al mercado laboral y un 2% renunció a su empleo anterior y está en búsqueda de una nueva oportunidad laboral.

 

Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, afirma que «el paro de larga duración afecta más a hombres que a mujeres debido a su concentración en sectores más castigados por la crisis como la construcción o la automoción, frente a áreas más dinámicas como los servicios o la hostelería. Se quedan en paro tras numerosos años en la misma empresa y la crisis, así como su falta de práctica en la búsqueda de empleo y la desactualización de conocimientos, lastra sus oportunidades laborales. Además, aún no existe una cultura corporativa en torno a la contratación y retención de los mayores de 45 años».

 

Conservar el trabajo es la mayor inquietud del 60% de los empleados

cincodias.com, 12/06/2013

Un estudio indica que el mantenimiento del empleo es una preocupación creciente tanto en España como en Alemania, Bélgica, Francia e Italia

 

La conservación del puesto de trabajo es la mayor preocupación laboral de seis de cada diez empleados españoles. Así lo indica el barómetro sobre clima laboral publicado este miércoles por la compañía de investigación de mercados Ipsos y Edenred, la empresa francesa inventora del Ticket Restaurant. El estudio, elaborado a partir de 7.200 encuestas realizadas en Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, España e Italia entre febrero y marzo de 2013, desvela una inquietud creciente por el empleo no solo en los países con altas tasas de paro, sino también en otros como Alemania, donde ese índice no llega al 6%.

 

En la mayor economía de la Unión Europea la conservación del puesto de trabajo es la principal preocupación para el 44% de los encuestados, y ha desplazado del primer puesto a la del tiempo dedicado a la empresa.

 

En España, en sintonía con la subida del paro, los empleados que priorizan la conservación de su puesto en la empresa o la Administración por encima de cuestiones como el nivel salarial y las horas dedicadas al trabajo representan un 59% de los 800 encuestados, cuatro puntos porcentuales más que en 2012. En 2008 era la prioridad del 31%, por detrás de la inquietud por el nivel salarial (46%). Los españoles que se preocupan principalmente por las horas dedicadas al trabajo pasaron de representar un 17% en 2008 a un 11% en 2013. Este año la preocupación por no pasar a engrosar las filas de 4,8 millones de parados del país es la principal tanto para empleados sin personal a cargo (60%) como para los jefes (52%).

 

La tendencia es creciente en todos los países analizados con la única excepción de Reino Unido, donde esa inquietud ha perdido terreno frente a la de la remuneración, la principal para el 47% de los empleados británicos. En Francia el porcentaje de los que priorizan la conservación de su puesto en la empresa pasó de un 29% en 2012 a un 33%. En Bélgica subió tres puntos hasta ubicarse en el 41%, un porcentaje que era del 31% en 2008. En la misma línea, los empleados italianos que se preocupan principalmente por conservar su empleo son el 50%, un 12% más que en 2012 y 21 puntos porcentuales por encima de la cifra de 2008.

 

Alemanes, belgas y británicos destacan por su mayor satisfacción con la calidad de vida en el trabajo. En una escala del uno al 10 son los empleados que más puntúan por encima de ocho esa calidad: 42% en Alemania, 39% en Bélgica y 40% en Reino Unido. En Francia, España e Italia esos porcentajes son del 23%, 31% y 29% respectivamente. Reino Unido, Bélgica y Alemania sobresalen también en la evaluación de las condiciones materiales de su trabajo y la posibilidad de transmitir ideas y de evolucionar en la empresa.

 

Los españoles son los que más declaran estar muy implicados con la empresa (71% de los encuestados). Una cifra por encima de lo que arrojan los datos de los empleados alemanes (69%), italianos (67%), franceses (54%) y belgas (51%). El estudio relaciona el elevado compromiso de los empleados españoles con las altas tasas de paro. Los empleados españoles se declaran “artificialmente” más orgullosos, felices y satisfechos con su trabajo por el mero hecho de tener uno, mientras que la satisfacción con respecto a la situación profesional disminuye sensiblemente, interpretan en Ipsos y Edenred.

 

 

Bañez asegura que 38.000 jóvenes autónomos se han acogido a la tarifa plana

europapress.es, 12/06/2013

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado que la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven "ha beneficiado ya a más de 50.000 jóvenes, de los cuales 38.000 se han acogido a la tarifa plana para jóvenes autónomos".

 

La titular de Empleo ha realizado esta declaración esta misma mañana en el acto del programa 'Accedemos', por el que la fundación Mapfre se ha adherido a la Estrategia. Según ha recordado, a través de este plan se promoverá la inserción de los jóvenes en el mercado laboral e intentará mejorar su empleabilidad y el espíritu emprendedor.

 

La Estrategia, ha asegurado la ministra, incluye 100 medidas importantes entre las que destacan la tarifa plana, el contrato de vinculación formativa o el contrato de primer empleo.

 

Durante su intervención ha abogado además por el desarrollo de políticas europeas para la contratación de la población joven y ha anunciado que el próximo viernes mantendrá una reunión con sus homólogos en Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, con el fin de abordar este asunto.

 

 En su discurso la ministra también ha resaltado las medidas impulsadas por el Gobierno para reducir el desempleo, entre las que se encuentran la Formación Profesional Dual, que permite estudiar y trabajar a la vez, y el contrato de formación y aprendizaje.

 

Bañez ha finalizado su discurso resaltando la apuesta de Mapfre por unirse a la Estrategia, puesto que "no hay nada más seguro que apostar por el empleo de los jóvenes".

 

Empleo avala que un factor que corrija las pensiones es constitucional

cincodias.com, 13/06/2013

Justifican la legalidad de efectuar recortes a los actuales cotizantes

Creen que la "modulación de la revalorización" de las prestaciones tampoco tiene límites constitucionales

 

El grupo de expertos que ha elaborado el informe sobre el futuro factor de sostenibilidad de las pensiones manejó un estudio de los abogados de la Seguridad Social sobre la constitucionalidad en general de la regulación de un mecanismo corrector automático de las pensiones como el que se les había encargado. Según este informe legal, el factor de sostenibilidad sería constitucional en términos generales.

 

Estos técnicos explican que para analizar la constitucionalidad de este factor se debe partir de concretar si las pensiones son o no derechos adquiridos. Después se debe distinguir entre dos colectivos: el de cotizantes y pensionistas. Asimismo, sobre el hecho de aplicar este factor sobre la pensión en si misma o sobre su revalorización, como proponen los expertos.

 

Los letrados de la Seguridad Social avalan totalmente la constitucionalidad de modificar las pensiones de los actuales cotizantes. Pese a ser futuros pensionistas sostienen que “existe variada doctrina constitucional en cuanto a que la cotización realizada no implica un derecho subjetivo adquirido a percibir una futura pensión de cuantía determinada y, mucho menos, a una revalorización concreta de su futura pensión”.

 

En cuanto a los pensionistas ya existentes, aseguran que “es discutible, desde un punto de vista constitucional la posibilidad de aplicar un factor de sostenibilidad sobre las pensiones que ya se están percibiendo en el momento que entre en vigor la nueva normativa”. De hecho aseguran que se trata de una “línea gris” sobre la que este tribunal “nunca se ha pronunciado de manera expresa, ya que nunca se ha acordado una bajada directa del importe de las pensiones”. Pero dicho esto, a continuación, los Técnicos se pronuncian a favor de que esto se pueda hacer incluso más allá de lo que proponen los expertos.

 

Así, encuentran y exponen dos “líneas argumentales” para aplicar este mecanismo corrector (que implicara recortes de la prestación) a los pensionistas ya existentes. Asimismo, sobre la parte del factor propuesta por los expertos que consiste en modular la revalorización de las pensiones existentes, aseguran que “no está sujeta a una limitación constitucional”.

El coste laboral de las empresas bajó un 1,4% en el primer trimestre

europapress.es, 14/06/2013

El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.480,22 euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 1,4% respecto al mismo periodo de 2012, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Este descenso, con el que se encadenan cuatro trimestres consecutivos de caídas interanuales, es el segundo más pronunciado desde que comenzó a elaborarse esta encuesta, en el año 2000, tras el retroceso del 3,2% experimentado en el último trimestre de 2012.

 

Del total del coste laboral, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) alcanzó los 1.809,22 euros de media, un 1,8% menos que en el primer trimestre de 2012, mientras que los otros costes bajaron un 0,3%, hasta los 671 euros.

 

El coste salarial ordinario, es decir, sin pagos extraordinarios ni atrasados, retrocedió un 0,5%, hasta los 1.633,32 euros, mientras que el coste laboral por hora efectiva se situó en 18,68 euros, un 2,1% más que en el primer trimestre de 2012.

 

El principal componente de los otros costes, que ascendieron a 671 euros en el primer trimestre, son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que se mantuvieron sin cambios, con 574,38 euros.

 

Por su parte, las percepciones no salariales, también incluidas en los otros costes, bajaron un 11%, hasta los 106,14 euros, debido al descenso de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, etc). Por su parte, las subvenciones y bonificaciones bajaron un 53,2% respecto al primer trimestre de 2012, hasta los 9,51 euros.

 

A partir de este trimestre, el INE también proporciona datos corregidos de calendario y desestacionalizados. De acuerdo con esta nueva serie, el coste laboral por trabajador se redujo un 1,1% en tasa interanual, mientras que el coste por hora efectiva bajó un 0,4%.

 

En tasa intertrimestral (primer trimestre de 2013 sobre último trimestre de 2012), el coste laboral, corregido de calendario y desestacionalizado, repuntó un 2,3%, mientras que el coste salarial creció un 2,7%, registrándose en ambos casos las tasas más elevadas desde 2009.

 

Sólo la industria eleva el coste laboral

Por sectores de actividad, la industria fue el único sector que presentó en el primer trimestre un repunte interanual del coste laboral total, con un avance del 1,5%, hasta los 2.906,8 euros. La construcción, por su parte, redujo el coste laboral un 0,8%, hasta los 2.563,49 euros, y los servicios lo recortaron un 2%, hasta los 2.391,26 euros.

 

La industria también fue el único sector donde aumentó el coste salarial total, un 1,4%, hasta los 2.098,55 euros, así como los otros costes, que crecieron un 1,7%, hasta los 808,25 euros. Por su parte, el sector servicios registró retrocesos en todos los componentes del coste laboral y fue el sector donde más se redujo el coste salarial total, un 2,6%, hasta los 1.758,73 euros.

 

En el primer trimestre del año, el salario ordinario más elevado correspondió a la industria (1.853,27 euros por trabajador y mes), un 1,4% más respecto al mismo periodo de 2012, seguido de la construcción, con 1.619,86 euros (+0,3%) y los servicios, con 1.591,63 euros (-1%).

 

Por actividades económicas, la de suministro de energía eléctrica y gas y actividades financieras y de seguros son las que presentan los costes laborales más elevados, con 6.688 y 5.156,5 euros por trabajador y mes, respectivamente, mientras que los menores corresponden a las actividades administrativas y de servicios (1.709,22 euros) y a la hostelería (1.424,69 euros).

 

Los crecimientos interanuales más significativos de los costes laborales en el primer trimestre se los anotaron las actividades artísticas y las industrias extractivas, con avances del 9% y del 4,5%, respectivamente, mientras que las mayores caídas fueron para las actividades financieras y de seguros (-7,9%) y las actividades sanitarias (-3,4%).

 

Madrid y País Vasco tienen los sueldos más elevados

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron Madrid (2.941,09 euros por trabajador y mes), País Vasco (2.936,24 euros), Cataluña (2.669,70 euros) y Navarra (2.509,25 euros), mientras que los más bajos se dieron en Canarias (2.054,61 euros) y Extremadura (2.010,14 euros).

 

Las dos comunidades de cabeza, Madrid y País Vasco, superan en más de 300 euros la media nacional (2.480,22 euros), mientras que las dos últimas, Canarias y Extremadura, se encuentran más de 400 euros por debajo.

 

Por su parte, los costes salariales más elevados también correspondieron a Madrid (2.175,8 euros por trabajador y mes), País Vasco (2.155,12 euros por trabajador y mes) y Cataluña (1.951,63 euros). Por su parte, los más bajos se situaron en Extremadura (1.459,47 euros) y Canarias (1.503,52 euros).

 

Jornada semanal de 34,5 horas

Según los datos de Estadística, la jornada semanal media pactada (considerando conjuntamente tiempo completo y parcial) alcanzó las 34,5 horas en el primer trimestre, perdiéndose una media de 4,1 horas por semana, de las que más del 60% se perdieron por vacaciones y fiestas disfrutadas, entre ellas la mayor parte de la Semana Santa.

 

Si se añaden las horas extras y se restan las horas perdidas, la jornada se reduce a 30,5 horas efectivas de trabajo.

 

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 4,39 euros por hora, con 14,17 euros por hora para los primeros, y 9,78 euros para los segundos.

 

Los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplican las horas de trabajo efectivo realizadas por los trabajadores a tiempo parcial, con 34,2 horas semanales frente a 17,4 horas.

 

Ver otras semanas