Conservar el trabajo es la mayor inquietud del 60% de los empleados

Un estudio indica que el mantenimiento del empleo es una preocupación creciente tanto en España como en Alemania, Bélgica, Francia e Italia

 

La conservación del puesto de trabajo es la mayor preocupación laboral de seis de cada diez empleados españoles. Así lo indica el barómetro sobre clima laboral publicado este miércoles por la compañía de investigación de mercados Ipsos y Edenred, la empresa francesa inventora del Ticket Restaurant. El estudio, elaborado a partir de 7.200 encuestas realizadas en Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, España e Italia entre febrero y marzo de 2013, desvela una inquietud creciente por el empleo no solo en los países con altas tasas de paro, sino también en otros como Alemania, donde ese índice no llega al 6%.

 

En la mayor economía de la Unión Europea la conservación del puesto de trabajo es la principal preocupación para el 44% de los encuestados, y ha desplazado del primer puesto a la del tiempo dedicado a la empresa.

 

En España, en sintonía con la subida del paro, los empleados que priorizan la conservación de su puesto en la empresa o la Administración por encima de cuestiones como el nivel salarial y las horas dedicadas al trabajo representan un 59% de los 800 encuestados, cuatro puntos porcentuales más que en 2012. En 2008 era la prioridad del 31%, por detrás de la inquietud por el nivel salarial (46%). Los españoles que se preocupan principalmente por las horas dedicadas al trabajo pasaron de representar un 17% en 2008 a un 11% en 2013. Este año la preocupación por no pasar a engrosar las filas de 4,8 millones de parados del país es la principal tanto para empleados sin personal a cargo (60%) como para los jefes (52%).

 

La tendencia es creciente en todos los países analizados con la única excepción de Reino Unido, donde esa inquietud ha perdido terreno frente a la de la remuneración, la principal para el 47% de los empleados británicos. En Francia el porcentaje de los que priorizan la conservación de su puesto en la empresa pasó de un 29% en 2012 a un 33%. En Bélgica subió tres puntos hasta ubicarse en el 41%, un porcentaje que era del 31% en 2008. En la misma línea, los empleados italianos que se preocupan principalmente por conservar su empleo son el 50%, un 12% más que en 2012 y 21 puntos porcentuales por encima de la cifra de 2008.

 

Alemanes, belgas y británicos destacan por su mayor satisfacción con la calidad de vida en el trabajo. En una escala del uno al 10 son los empleados que más puntúan por encima de ocho esa calidad: 42% en Alemania, 39% en Bélgica y 40% en Reino Unido. En Francia, España e Italia esos porcentajes son del 23%, 31% y 29% respectivamente. Reino Unido, Bélgica y Alemania sobresalen también en la evaluación de las condiciones materiales de su trabajo y la posibilidad de transmitir ideas y de evolucionar en la empresa.

 

Los españoles son los que más declaran estar muy implicados con la empresa (71% de los encuestados). Una cifra por encima de lo que arrojan los datos de los empleados alemanes (69%), italianos (67%), franceses (54%) y belgas (51%). El estudio relaciona el elevado compromiso de los empleados españoles con las altas tasas de paro. Los empleados españoles se declaran “artificialmente” más orgullosos, felices y satisfechos con su trabajo por el mero hecho de tener uno, mientras que la satisfacción con respecto a la situación profesional disminuye sensiblemente, interpretan en Ipsos y Edenred.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación