Inyección de 2.790 millones con fondos de la UE para reducir el paro juvenil

El Gobierno va a echar toda la carne en el asador para tratar de corregir el problema más importante de la economía española: la abultada tasa de desempleo juvenil. En abril de 2014, último dato disponible, la tasa de paro de los menores de 25 años llegó al 53,5%, el nivel más alto de los 28 países que forman la Unión Europea. Para revertir esa situación, el Ejecutivo ha priorizado la aplicación de medidas urgentes para proporcionar un empleo o una formación y así mejorar su empleabilidad y devolver al mercado laboral a esos parados. Fuentes de Hacienda avanzaron ayer que los fondos dedicados a esta partida finalmente se elevarán a 2.790 millones, lo que supone el 25% del total asignado al plan de crecimiento presentado el pasado viernes en Consejo de Ministros.

 

Esta decisión parte de una recomendación europea para que ningún joven menor de 25 años que no esté formándose ni trabajando (los conocidos como ninis) reciba alguna oferta de formación o empleo en los cuatro meses siguientes a haberse quedado en paro o terminado sus últimos estudios.

 

El desglose de esta cantidad es el siguiente. En primer lugar España recibirá 1.850 millones de una partida presupuestaria de 6.000 millones aprobada por Bruselas específicamente para luchar contra el paro juvenil. 918 millones provienen directamente de esta partida y 932 millones del Fondo Social Europeo de forma finalista para el empleo joven.

 

A esta cantidad se suman otros 600 millones de euros también del programa del Fondo Social Europeo 2014-2020 y algo más de 300 millones que aportará el Gobierno español a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

En total, 2.790 millones de euros de los que, según explican desde el Departamento que dirige Fátima Báñez, 2.360 millones tendrán su origen en distintos fondos provenientes de Bruselas y el resto corresponderá a la cofinanciación del Estado y las comunidades autónomas.

 

Si bien, según fuentes del Ministerio de Hacienda, en términos generales el reparto de todo este dinero y, por tanto su justificación, se hará entre el Estado y las comunidades al 50%.

 

¿Como se controlará la ejecución de estos fondos para atajar los problemas de fraudes recientes en la financiación del cursos formativos? Desde Empleo explican que la vía principal de control será el registro informático de los jóvenes nini que participarán en estos programas de formación y empleo, a través de un único portal web en internet. La impartición de todos y cada uno de estos programas en los que participarán el Estado, las administraciones autonómicas y las empresas que ofrezcan contratos formativos o en prácticas deberá quedar registrado en dicha aplicación para su posterior verificación y justificación ante Bruselas. “Con este sistema se agilizará al máximo la verificación y justificación de los programas, algo que ahora podía llevar cinco años y con este nuevo sistema se hará antes de dos ejercicios, dado que Estado y comunidades deben adelantar gran parte del dinero”, explican fuentes de Empleo. En este Ministerio recuerdan también que existe la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo (Uafse), encargada de “verificar que las actuaciones desarrolladas se corresponden con la normativa y acuerdos establecidos”. Si bien la verificación última de estos fondos corresponde a Bruselas, como hasta la fecha.

 

Ese registro fue aprobado por Bruselas en diciembre y Empleo tiene seis meses para desarrollarlo. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha augurado que su intención es que esté plenamente en marcha “a principios de julio”.

 

Otras medidas

2.200 millones para proyectos de I+D: El gasto en I+D lleva cayendo dos años consecutivos como consecuencia de los recortes presupuestarios y por las dificultades de acceso al crédito para las empresas y centros investigadores.Y eso está abriendo aún más la brecha entre España y otros países desarrollados. Para cerrarla, el Ejecutivo va a movilizar 2.200 millones para proyectos tecnológicos. De ellos, el 20% vendrá de fondos Feader, el 10% del CDTI y el 70% del sector privado. En paralelo, creará un fondo colateral para la I+D, dotado con 1.140 millones, que se encargará de avalar créditos a la I+D con fondos comunitarios.

 

800 millones en créditos a pymes: Más del 80% de las pymes reconoce que tiene dificultades para acceder al crédito. Para corregir esa situación, el Ejecutivo ha incluido Iniciativa Pymes dentro el plan de estímulo, en el que el Estado dispondrá de 135 millones y las autonomías de 665 millones para ofrecer créditos a tipos bajos. El dinero lo aportarán inicialmente las administraciones públicas y posteriormente lo devolverá el Banco Europeo de Inversiones. Fuentes de Hacienda resaltaron ayer el poder de estos créditos para movilizar fondos, ya que al ser devueltos con rápidez permite volver a concederlos otras tres veces más.

 

1.000 millones para hacer depuradoras: Desde la anterior legislatura, España ha incumplido de forma sistemática las directrices comunitarias en materia de saneamiento de aguas. El Ejecutivo presidido por Zapatero puso en marcha un ambicioso plan de construcción de depuradoras que la crisis obligó a guardar en un cajón. Ahora, el Gobierno de Rajoy retoma esta idea a través de una inyección de 700 millones de euros de fondos comunitarios, que se verá complementada con otros 300 procedentes de la iniciativa privada. Al mismo tiempo, las autonomías podrán aportar hasta 600 millones, siempre de forma voluntaria.

 

Cómo impulsar la conectividad digital: Aunque no estaba incluido en el paquete de medidas presentado por la vicepresidenta, fuentes de Hacienda avanzaron que otro de los proyectos que recibirá financiación a través de fondos europeos será el de conectividad digital para elevar las conexiones y mejorar los anchos de banda. El Estado aportará 644 millones y las autonomías otros 500.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación