Los pensionistas más longevos podrían sufrir una pérdida de poder adquisitivo de hasta un 30%

 

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) calcula que las pensiones registrarán una significativa pérdida de poder adquisitivo, de hasta un 30% en el caso de los jubilados más longevos, con el actual índice de revalorización contemplado en la reforma de 2013, por lo que propone como alternativa bajar la pensión inicial, pero manteniendo constante su poder adquisitivo a lo largo del tiempo.  El actual índice de revalorización limita la subida de las pensiones por arriba y por abajo en función de los ingresos y los gastos del sistema. Dada su situación de déficit, las pensiones llevan cuatro años consecutivos subiendo sólo un 0,25% cada año, el nivel mínimo contemplado en esta fórmula de revalorización.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación