La Inspección de Trabajo redujo sus actuaciones un 6% en 2011

La Inspección de Trabajo realizó 1.184.626 actuaciones el pasado año, lo que supuso un 6% menos que la actividad llevada a cabo en 2010. Esto repercutió en un descenso del número de infracciones detectadas, de la cuantía de trabajadores afectados por dichas infracciones y del importe de las sanciones impuestas.

 

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social está preparando un plan integral de lucha contra el fraude laboral que aumenta las sanciones contra los infractores y combinará controles masivos en los sectores con perfiles más defraudadores con otros intensivos, que consistirán en visitas a los centros de trabajo para comprobar la situación legal de los trabajadores y que estos no están, a la vez que trabajan en negro, cobrando el paro u otras prestaciones.

 

Este plan llega justo en un momento en el que la Inspección de Trabajo ha reducido su actividad, a tenor de los datos estadísticos del Ministerio de Empleo. Según las cifras cerradas de 2011 que acaban de hacerse públicas, el número de actuaciones de los efectivos de la Inspección fue de 1.184.626, lo que supuso un recorte del 6% en la actividad llevada a cabo. Las visitas de los inspectores también se redujeron, aunque en menor medida, un 1%, hasta las 356.535.

 

Esto repercutió, en general, en un descenso de todas las cifras de este organismo. El número de trabajadores afectados por infracciones fue la variable que más se resintió, ya que disminuyó un 23%, hasta los 451.851 empleados. Y los inspectores detectaron 90.096 infracciones, un 1% menos.

 

Si bien ambas caídas están también relacionadas con el descenso del empleo, ya que en muchas ocasiones el empresario prescinde en primer lugar de aquellos trabajadores que no están convenientemente regulados.

 

Por estas infracciones, la Inspección impuso sanciones por valor de 256,4 millones de euros, un 3,7% menos que el año anterior.

 

Seis de cada diez actas de infracción se produjeron en el terreno de la Seguridad Social (40.112 actas), seguidas de las registradas en el área de salud en el trabajo (13.149); relaciones laborales (5.176), y empleo y extranjería (4.126).

 

En consecuencia, también fue la Seguridad Social la que concentró un mayor número de actuaciones inspectoras, con más de medio millón. Como consecuencia de dicha actividad, los técnicos de este organismo lograron recuperar 948,8 millones de euros de cuotas impagadas por los empresarios, lo que supuso un 7,3% menos de lo recaudado el ejercicio anterior.

 

Además, los inspectores forzaron el alta de 65.794 nuevos cotizantes que trabajaban de forma irregular (un 1,7% menos que los regularizados en 2010). Sin embargo, a pesar de esta menor actividad, el importe de las multas impuestas por las infracciones en materia de afiliación aumentó un 18%, hasta sumar 109,2 millones de euros.

 

Menos obras paralizadas

Tras el área de Seguridad Social, la segunda más investigada por los inspectores fue el ámbito de la salud laboral, con 374.725 actuaciones el pasado año, lo que representó una fuerte caída del 35% respecto a lo realizado el año anterior.

 

Pero lo más llamativo en esta área fue la reducción casi a la mitad del número de obras paralizadas por motivos de seguridad, que pasaron de 418 en 2010 a 246 en 2011. Sin duda, la constante disminución de la actividad en la construcción fue una de las principales causas de este descenso. Consecuentemente, también se contrajeron un 20% las infracciones detectadas en materia de salud laboral.

 

En cuanto al terreno del empleo (contratos) y las relaciones laborales, hubo sanciones por valor de 27,5 millones de euros, lo que representa solo el 10% del total de multas impuestas; si bien esta área de investigación representó el 43% de todos los trabajadores afectados por infracciones el pasado año.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación