El superávit de la Seguridad Social cayó el 4,9% hasta mayo

La Seguridad Social tuvo un superávit de 7.906,97 millones de euros hasta mayo, lo que supone un 4,9% menos respecto al mismo periodo de 2011, cuando fue de 8.321,27 millones, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

En esa cifra ha influido el adelanto de las transferencias del Estado, por importe de 1.746,61 millones, sin las cuales el saldo positivo habría sido de 6.160,36 millones, un 25,97% inferior al del mismo periodo del año pasado.

 

El Ministerio subraya que el adelanto de las transferencias recibidas del Estado incrementa temporalmente el resultado y que, por tanto, el dato del superávit "no es representativo".

 

Según Empleo, el superávit de 7.906,97 millones, que representa el 0,7% del producto interior bruto (PIB), fue resultado de unos ingresos de 51.930,97 millones de euros, que aumentaron el 1,95%, frente a unos gastos de 44.024 millones de euros, que crecieron el 3,30% y que en términos homogéneos, precisa Empleo, los ingresos no financieros reflejarían un descenso del 1,48%.

 

Del total de los ingresos reconocidos, el 92,10% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,90% a las mutuas de accidentes de trabajo, mientras que de las obligaciones, el 93,95% fue reconocido por las entidades gestoras y el 6,05% por las mutuas.

 

En términos de caja (cobros y pagos efectivamente realizados en los cinco primeros meses) la recaudación fue de 49.207,66 millones de euros, un 2,26% más respecto al mismo periodo de 2011, en este caso también por las transferencias recibidas del Estado, en tanto que los pagos aumentaron el 3,59% hasta los 43.877,74 millones.

 

Los gastos pendientes de imputación presupuestaria se sitúan actualmente en torno a 1.000 millones de euros, por los gastos en incapacidad temporal y de transferencias de capital así como por las aportaciones al sostenimiento de servicios a cargo de las mutuas de accidentes de trabajo.

 

El 93% del gasto correspondió a prestaciones económicas e instituciones, que sumó 40.929,93 millones hasta mayo.

 

De ese gasto, la mayor partida, 39.514,14 millones correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, que crecieron el 3,84%, por el aumento del número de pensionistas y la revalorización de sus prestaciones.

 

Dentro de las prestaciones contributivas a las de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares se destinaron 36.811,75 millones, el 4,37% más.

 

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo sumaron 928,91 millones (el 1,93% menos) y para incapacidad temporal el gasto disminuyó el 2,99% hasta 1.566,14 millones.

 

En los cinco primeros meses, el gasto para pensiones y prestaciones no contributivas cayó el 1,97% interanual, hasta 1.415,79 millones.

 

Cerca del 83% de los ingresos no financieros correspondió a las cotizaciones sociales que llegaron a 42.952,43 millones, 1,91% menos que en el mismo periodo del año pasado, debido al descenso del 2,48% de la cotización de ocupados y la subida del 3,24% en la de los desempleados.

 

Los ingresos por cotizaciones representan el 38,89% del total previsto para todo el ejercicio 2012.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación