Resumen de Prensa Semanal

Semana 26

23/06/2014 al 29/06/2014

Ver otras semanas

Las indemnizaciones por despido tributarán más tras la reforma fiscal

europapress.es, 23/06/2014

Las indemnizaciones por despido tributarán más tras la entrada en vigor de la reforma fiscal del Gobierno, aunque contarán con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado.

 

Así lo ha señalado el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, en una rueda de prensa junto al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para explicar las líneas generales de la reforma.

 

Hasta ahora, las indemnizaciones por despido sólo tributaban si superaban el máximo que marca la ley (los 45 días por año trabajado antes de la reforma laboral y los 33 días tras la reforma).

 

Tras la entrada en vigor de la reforma fiscal, todas las indemnizaciones por despido tendrán que tributar, aunque se beneficiarán de un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, lo que permitirá que los contribuyentes con sueldos de 20.000 euros o menos no tengan que pagar a Hacienda cuando sean despedidos.

 

En concreto, los contribuyentes con sueldos de 20.000 euros al año que vayan a recibir una indemnización por despido de 1.833 euros por año seguirán exentos de tributación. De la misma forma, todos los contribuyentes que hayan tenido sueldos inferiores a 20.000 euros seguirán disfrutando de la exención del 100% de su indemnización si son despedidos.

 

En cambio, los que hayan percibido un sueldo de 30.000 euros al año y tengan derecho a una indemnización de 2.750 euros por año trabajado disfrutarán de una exención del 72,72% del total tras aplicarles el mínimo exento.

 

Los que hayan cobrado 40.000 euros al año y tengan derecho a una indemnización de 3.666 euros por año se beneficiarán de una exención del 54,55%, mientras que los que hayan percibido un sueldo de 50.000 euros y vayan a recibir una indemnización de 4.583 euros al año tras ser despedidos, disfrutarán de una exención del 43,64%.

 

Por su parte, los contribuyentes que hayan cobrado un sueldo de 100.000 euros al año y, tras ser despedidos, tengan derecho a una indemnización de 9.166 euros por año trabajado, tendrán derecho a una exención del 21,82% en la indemnización, una vez aplicada la exención.

 

Finalmente, los que hayan disfrutado un sueldo de 150.000 euros por año y vayan a percibir una indemnización de 13.750 euros por año tendrán una exención final del 14,54%.

 

Hacienda escuchará a los agentes sociales

Ferre ha explicado que en la situación actual se producían ciertos "abusos" y que el cambio que pondrá en marcha el Gobierno pretende eliminar el elemento "distorsionante" en los despidos. Según Ferre, se daban situaciones de "inequidad" y el cambio viene a recuperar la "neutralidad" en las indemnizaciones por despido improcedente.

 

En cualquier caso, el propio Montoro ha dicho que la exención de 2.000 euros, que dejaría fuera de tributación a todos los empleados despedidos que percibían sueldos inferiores o iguales a 20.000 euros, es sólo una propuesta "inicial" y que escucharán lo que tengan que decir los agentes sociales al respecto.

 

El absentismo repunta en sintonía con el clima económico

elcorreoweb.es, 23/06/2014

Esta tasa bajó hasta el 4,1% en 2013 en el conjunto del país, si bien se constata ya que en los primeros meses de 2014 han aumentado las bajas temporales.

 

2013 ha escrito un punto y final en el comportamiento que venía protagonizando el absentismo laboral, que, desde que comenzó la crisis, se había ido reduciendo año tras año. Al cierre del ejercicio pasado la tasa de absentismo –horas no trabajadas respecto a la jornada pactada efectiva excluyendo vacaciones, festivos y horas perdidas por ERTE– se situó en el 4,1 por ciento, frente al 4,2 por ciento de 2012, el 4,7 por ciento registrado en 2011 y 2010, y el 4,9 por ciento de 2009, según los datos de la encuesta trimestral de coste laboral que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Nivel que era del 3,7 por ciento en 2000 y cuyo factor determinante son las bajas por incapacidad temporal.

 

Sin embargo, sea porque el miedo a perder el trabajo por pedir una baja se ha diluido o porque este índice está yendo parejo a la leve mejoría que presentan algunos indicadores económicos, en los primeros meses de andadura de este 2014 se constata un cambio, con el repunte de las bajas laborales, que se interpreta como la desaparición del «efecto crisis» a la hora de solicitarlas, según arroja el informe sobre absentismo que Adecco ha realizado por tercer año consecutivo.

 

Este estudio, en colaboración con el IESE, Garrigues, Aenor, Fremap y la Universidad Carlos III de Madrid, señala que esa tendencia a la baja «ha llegado a su fin» en sintonía con los «tímidos pero continuados» síntomas de recuperación económica que se comienzan a intuir desde el último trimestre del año pasado. Como muestra, los procesos de contingencias comunes en vigor a finales de 2013 significaron el 21,25 por mil de los afiliados por cuenta ajena, dato superior al correspondiente a 2012 (19,14 por mil), y que en marzo pasado alcanzaron la tasa del 25,53 por mil frente al 20,6 de igual mes de 2013.

 

Fremap agrega que en el primer cuatrimestre se han incrementado las bajas pendientes de alta por enfermedad común de los trabajadores por cuenta ajena respecto a igual periodo de 2013, que se refleja un avance del 9,21 por ciento.

 

Señala el estudio, además, que existe una correlación entre absentismo y grado de protección social. Mayor sea esta última («generosidad» en las prestaciones y facilidad en su tramitación), más bajas, según los datos del último estudio de la OCDE con datos de hasta 2011, que apunta que en España se perdieron de media 10,7 días por trabajador y año.

 

Según la encuesta de coyuntura laboral, el absentismo en 2013 registró una distribución desigual en función del sector de actividad del que se trate. El mayor ratio lo encontramos en la rama de servicios (4,2 por ciento, si bien era del 5,1 por ciento en 2007), seguida de cerca por la industria (4,1 por ciento, con una tasa del 5,5 por ciento hace seis años), y del 3 por ciento en la construcción (era del 3,8 por ciento en 2008). El informe refleja así que las bajas por incapacidad temporal experimentan una notable reducción entre 2007 y 2013, sobre todo en el sector industrial, llegando a registrar un nivel incluso inferior a los del año 2000 tanto en industria como en construcción, y manteniendo uno similar en servicios.

 

No obstante, «paradójicamente, la reducción del absentismo entre 2007 y 2013 no se traduce en un aumento de las horas efectivas trabajadas en estos años», que presentan, al igual que ocurre con las horas pactadas, una continua reducción entre 2000 y 2013, sin que se aprecie un comportamiento diferenciado en el periodo de crisis económica. Así, las horas pactadas fueron 1.805 en 2013, un 5,9 por ciento menos que en 2000, tras un descenso gradual a lo largo del periodo 2000-13.

 

No se pueden extrapolar datos de absentismo por comunidades, salvo las horas efectivas trabajadas y las no trabajadas, que muestran las diferencias entre territorios con economías fuertemente industrializadas (más productivas y con menos horas trabajadas) y otros fuertemente dependientes del sector agrícola y servicios (menos productivos y más intensivas en mano de obra).

 

Por cierto, por primera vez se presta atención en este informe al fenómeno del presentismo –estar en el trabajo pero sin trabajar–. El resultado de la encuesta hecha en abril a 1.000 empresas arroja que el 50 por ciento admite que algunos de sus empleados cumplen este perfil, un 28 por ciento no tiene control sobre este asunto y menos del 15 estima que tres de cada cuatro trabajadores a su cargo sí que lo ejercen.

 

La retención para autónomos con ingresos inferiores a 12.000 euros bajará del 21 al 15%

lavanguardia.com, 23/06/2014

Montoro asegura que la reforma tributaria es una bajada de impuestos para todos los contribuyentes, personas físicas y jurídicas

 

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha especificado hoy que la retención para autónomos con rentas menores a 12.000 euros bajará del 21 al 15 % "de urgencia".En una rueda de prensa sobre el anteproyecto de reforma fiscal que aprobó el Gobierno el pasado viernes, Montoro se ha referido a este primer paso de la reforma, que se dará a partir del próximo mes de julio, según aseguró ayer a Efe.

 

Hoy se inicia el plazo de consulta pública, que acabará en el plazo de dos semanas, ha dicho Montoro.El ministro ha reiterado hoy que el IVA no subirá "porque ya está recaudando".

 

Montoro ha asegurado que la reforma tributaria es una bajada de impuestos para todos los contribuyentes, personas físicas y jurídicas, "cuando la situación lo permite, para impulsar el crecimiento, la creación de empleo, y la ganancia de competitividad para las empresas".

 

Ha añadido que se refuerza la política de reducción del déficit público "garantizando la financiación de los servicios públicos" y es "consecuente con los objetivos de déficit público del programa de estabilidad".

 

La Seguridad Social gana 44.600 afiliados extranjeros en mayo

europapress.es, 24/06/2014

Reduce casi en un 30% su superávit hasta mayo

 

La Seguridad Social ganó 44.600 cotizantes extranjeros en mayo, un 2,85% más en relación al mes anterior, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.608.221 ocupados, informó este martes el Ministerio de Empleo.

 

Con el repunte de mayo, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social encadena cuatro meses consecutivos al alza tras ganar casi 6.000 cotizantes extranjeros en febrero, 15.000 en marzo y 27.732 en abril.

 

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el mes pasado, 1.369.005 cotizaban al Régimen General; 234.566 al de Autónomos; 4.356 al del Mar, y 294 al del Carbón.

 

En términos interanuales (mayo de 2014 sobre el mismo mes de 2013), la afiliación de extranjeros cayó un 2,61%, con 43.169 cotizantes menos.

 

En mayo, todos los regímenes ganaron afiliados extranjeros en relación al mes anterior, salvo el del Carbón, que registró un descenso mensual del 0,89%. El Régimen General incrementó su número de cotizantes extranjeros un 3,04%, el de Autónomos, un 1,79%, y el Régimen del Mar elevó un 2,48% sus inmigrantes afiliados.

 

Dentro del Régimen General, un total de 237.069 extranjeros, el 17,32%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,2% lo hacía en el comercio (166.967 afiliados), y el 7,06% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (96.603 cotizantes).

 

Asimismo, y dentro de este régimen, 212.465 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 7,4% más que en abril, y 216.641 en el del hogar, con un retroceso mensual del 0,5%.

 

La mayor parte proceden de paises no comunitarios.

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de mayo, un total de 960.895 procedían de países no comunitarios y el resto, 647.326, provenían de países miembros de la UE.

 

Dentro de los países no comunitarios, 197.034 eran de nacionalidad marroquí y 89.953 de nacionalidad china. Ecuador, hasta hace poco el segundo país extracomunitario en aportación de afiliados, totalizaba en mayo 79.341 trabajadores cotizantes, seguido de Bolivia, que cuenta con 65.650 cotizantes.

 

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (58.314), Perú (37.461), Ucrania (35.197), Paraguay (32.822), Argentina (30.208) y Pakistán (25.685).

 

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y británicos son los más numerosos, con 275.578, 65.050 y 57.046 cotizantes, respectivamente. Les siguen búlgaros y portugueses, con 53.870 y 39.571, y alemanes y franceses, con 38.730 y 36.553 afiliados.

 

Por comunidades autónomas, Baleares, Aragón y Extremadura fueron las que registraron el mayor incremento intermensual, con un 20,91%, 17,17% y 10,66%, respectivamente, seguidas de La Rioja (9,80%) y Navarra (4,63%). En el lado opuesto se situaron: Canarias (-1,97%) Andalucía (-1,68%) y Comunidad de Madrid (+0,34%).

 

Cataluña, por su parte, fue la comunidad autónoma con mayor número medio de afiliados extranjeros en mayo, con 361.536 trabajadores (22,48%), seguido de la Comunidad de Madrid, 329.764 (20,50%), Andalucía, 210.750 (13,10%) y la Comunidad Valenciana, 168.021 (10,45%).

 

Seleccionadas 80 agencias privadas para que colaboren con el empleo

europapress.es, 24/06/2014

La Dirección General del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha cerrado la lista de las 80 agencias privadas de colación (de las más de 200 que se han ofrecido) que optarán a contratos para colaborar con los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas en la inserción de parados en el mercado laboral, por un valor estimado de hasta 200 millones de euros, según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

El Gobierno aprobó este acuerdo marco el pasado mes de agosto con el objetivo de complementar la intermediación de los servicios públicos de empleo mediante un sistema de colaboración público-privada.

 

El Ejecutivo ha previsto que los contratos que se firmen alcancen un gasto para las administraciones de 200 millones de euros en un horizonte de vigencia de dos años, prorrogables hasta otros dos.

 

No obstante, Empleo explicó cuando se aprobó el acuerdo marco que éste no comporta un compromiso de gasto como tal, sino que las cuantías se determinarán en los contratos específicos.

 

14 comunidades han respaldado el acuerdo.

Este acuerdo marco cuenta con el respaldo de las comunidades autónomas, 14 de las cuales han formalizado su voluntad de participación, mediante la firma de los correspondientes convenios, tal y como puso de manifiesto la Conferencia Sectorial del 24 de julio.

 

Estas comunidades autónomas son Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana y Navarra.

 

Según el pliego de condiciones, las agencias privadas de colocación obtendrán entre 300 y 3.000 euros por cada desempleado al que faciliten un empleo. Las cuantías variarán dependiendo de la edad y del tiempo que lleve el desempleado fuera del mercado laboral, desde los tres a seis meses, hasta más de años.

 

El salario de las mujeres representa el 76% del de los hombres

elperiodico.com, 25/06/2014

Los datos del INE del 2012 muestran más trabajo femenino en las ocupaciones peor pagas

 

La brecha salarial entre hombres y mujeres se mantiene y afecta a todas las actividades, debido especialmente a las modalidades de contrato y de jornada. En concreto, la ganancia media anual femenina fue del 76,1% de la masculina, según la encuesta de estructura salarial del 2012, el año anterior al que se inició la generalización del ajuste salarial entre todos los trabajadores.

 

La desigualdad de retribuciones se hace más profunda ya que el 17,36% de las mujeres tuvo ingresos iguales o inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI) frente al 7,52% de los hombres, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de de Estadística (INE).

 

Por sexos, la ganancia media anual fue de 25.682,05 euros para los hombres y de 19.537,33 euros para las mujeres. Del total de asalariados, el 17,24% tienen sueldos bajos y de ellos, el 64,89% fueron mujeres.

 

Así, suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado fue la actividad con salario más alto, tanto para los hombres como para las mujeres, y hostelería la que tuvo los salarios más bajos.

 

Ocupaciones peor pagadas

La ocupación es una de las variables que más influyen en el nivel salarial y en ella no se observan mayores diferencias entre sexos. Tanto hombres como mujeres mantienen un equilibrio en las ocupaciones con remuneraciones más altas, pero en las ocupaciones peor pagadas, hay más mujeres que hombres.

 

Es la jornada la que determina el nivel salarial entre ambos sexos. En el 2012 el salario medio anual en jornada a tiempo parcial fue inferior al 50% del salario medio total, tanto para los hombres como para las mujeres. Por el contrario la ganancia anual a tiempo completo creció un 0,5% en el 2012, mientras que la de tiempo parcial disminuyó un 1,2%.

 

Mientras la ganancia media anual en los hombres aumentó a tiempo completo y disminuyó a tiempo parcial, entre las mujeres la ganancia anual disminuyó en ambos tipos de jornada.

 

El salario medio por trabajador baja un 0,8% en España y se sitúa en 22.726,44 euros

abc.es, 26/06/2014

 El sueldo más frecuente fue de alrededor de 15.500 euros en el año 2012, según la Encuesta de Estructura Salarial del INE

 

La ganancia media anual por trabajador fue de 22.726,44 euros en 2012, un 0,8% menos que el año anterior, si bien el salario medio se situó muy por encima del sueldo más frecuente que fue de alrededor de 15.500 euros.

 

Son datos la Encuesta de Estructura Salarial difundida este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que explica que una de las características de la distribución salarial es que hay muchos más trabajadores con sueldos bajos que con sueldos elevados, razón por la que la media se aleja de la mediana y del salario más frecuente.

 

El salario mediano (el que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior) fue de 19.040,98 euros.

 

Por sexo, la ganancia media anual fue de 25.682,05 euros para los hombres y de 19.537,33 euros para las mujeres. Por tanto, la ganancia media anual femenina supuso el 76,1% de la masculina. El 17,36% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el salario mínimo, frente al 7,52% de los hombres. Además, si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 10,4% de los hombres presentaron unos salarios cinco veces superior al salario mínimo frente al 4,72% de las mujeres.

 

La actividad económica que presentó el mayor salario medio anual fue suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 52.324,67 euros por trabajador al año en media. Esta cifra fue un 130,2% superior a la media nacional.

 

La siguiente actividad con el salario más alto fue el de Finanzas, con 41.905,60 euros. La remuneración más baja se registró en la Hostelería con 13.867,02 euros, aunque la mayor caída de sueldo se produjo en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (4,9%).

 

La ocupación es una de las variables que más influyen en el nivel salarial y destaca la gran diferencia del grupo de directores y gerentes respecto al resto, ya que su salario fue un 133,9% superior a la media. En concreto, el grupo de directivos cobró de media 53.165,69 euros, mientras que los trabajadores no cualificados en servicios se situaron en la franja más baja con 12.819,51 euros.

 

Dualidad en el mercado laboral

Otra de las variables que refleja la desigualdad salarial es el tipo de contrato, ya que los trabajadores con un contrato temporal cobraron de media 15.893,55 euros, el 34,5% menos que los empleados con contrato indefinido (24.277,06 euros) y, además, el salario disminuyó más para los temporales (3,5% interanual) que para los fijos (0,9%).

 

Respecto a la nacionalidad, el INE destaca que sólo los trabajadores con nacionalidad española superaron el salario anual medio.

 

El País Vasco, con 26.535,61 euros anuales por trabajador, fue la comunidad autónoma que presentó el salario medio anual más alto, mientras que Canarias, con 19.277,62 euros, tuvo el más bajo.

 

 

Las claves para saber cuánto subirá su sueldo en 2015 y 2016

cincodias.com, 26/06/2014

Las rentas altas pagarán más por IRPF en 2016 que en 2011 a partir de 100.000 euros

 

El nuevo IRPF que entrará en vigor el próximo año modifica tramos, tipos, mínimos personales, deducciones y reducciones que, globalmente, supondrán que el contribuyente con una nómina tendrá un sueldo neto mayor a partir de enero del próximo año. Según los cálculos elaborados por este periódico a partir del borrador de anteproyecto de la reforma fiscal publicada por el Gobierno, un contribuyente soltero y sin hijos que gana hoy 20.000 euros brutos, pagará el próximo año por IRPF 2.450 euros frente a los 2.704 euros que abona hoy. Suponen 254 euros menos, que equivalen a una rebaja tributaria del 9,3%. La reducción fiscal se atenúa si se compara la cuota tributaria del año 2011, que marcó el final de la anterior legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. Así, este mismo contribuyente, en 2015, pagará por IRPF 172 euros menos que en 2011. En esta herramienta elaborada por Cinco Días, el lector puede conocer el efecto de la reforma del IRPF para su sueldo.

 

Todos los contribuyentes sin excepción verán como su IRPF se rebaja el próximo año. Sin embargo, como puede observarse en el cuadro adjunto, las rentas superiores a 25.000 euros seguirán pagando más en 2015 que en 2011. Es decir, su factura fiscal será superior al final de esta legislatura que al principio de la misma. Solo salen ganando respecto a 2011 los sueldos brutos que se mueven por debajo o en el entorno de los 22.000 euros anuales.

 

En 2016, pasadas las elecciones generales, autonómicas y locales, entrará en vigor la segunda fase de la reforma fiscal que volverá a reducir los tipos impositivos. La cuota a pagar bajará nuevamente y, en este caso, la inmensa mayoría de contribuyentes verá como su factura fiscal se reduce respecto a lo que pagaba en 2011. Solo a partir de los 95.000 euros, la cuota tributaria será superior en 2016 que en 2011. Y las variaciones no son especialmente significativas. Por ejemplo, un contribuyente que tiene un sueldo bruto de 100.000 euros, pagaba por IRPF 32.561 euros en 2011 y, en 2016, abonará 32.713 euros. Suponen 152 euros más al año o 12,6 euros más al mes. Incluso, para contribuyentes que se ubican en los extremos y que, por ejemplo, tienen un sueldo de dos millones de euros brutos al año, la diferencia entre lo que pagarán en 2016 y lo que pagaban al principio de esta legislatura apenas alcanzará los 1.200 euros a favor de la Agencia Tributaria. Representa un aumento del 0,1%.

 

Así, el Gobierno de Mariano Rajoy dejará un IRPF ligeramente superior para las rentas muy altas del que encontró al llegar a La Moncloa. Si bien el tipo impositivo máximo del 45% que entrará en vigor dentro de dos años será el mismo que había en 2011, el gravamen se empezará a aplicar a partir de los 60.000 euros de renta frente a los 175.000 euros del pasado. En cualquier caso, es cierto que los sueldos muy elevados se benefician también de las reducciones en los tramos bajos porque la primera parte de su renta tributa en los tipos inferiores.

 

Serán los salarios muy bajos los que gozarán de la mayor reducción tributaria. Un contribuyente que gana 15.000 euros brutos, en 2016, pagará 292 euros menos que en 2011, una rebaja que si bien puede parecer pequeña equivale a una reducción del 20,3% para este contribuyente.

 

En términos presupuestarios, resulta factible reducir la tributación a los tramos de renta menores. Allí se concentra una buena parte de los contribuyentes, aunque su aportación a la recaudación es relativamente reducida. Los últimos datos de la Agencia Tributaria muestran que el 66% de los contribuyentes presenta rentas inferiores a 20.000 euros y, sin embargo, aportan solo el 12,6% de los ingresos totales. El grueso de la recaudación se concentra en las clases medias y altas. El 30% de contribuyentes declara entre 21.000 euros y 60.000 euros y, en cambio, son responsables del 52% de la recaudación. Es decir, más de la mitad de los ingresos por IRPF corresponde a menos de un tercio de los contribuyentes. Es precisamente en estas escalas donde Hacienda ha utilizado el bisturí. Así, un contribuyente que gana 32.000 euros, pagará 264 euros menos en 2015, aunque no será hasta el siguiente año cuando su factura fiscal se reduzca respecto al principio de esta legislatura. ¿Y cuál será esa reducción? En 2016, un contribuyente soltero y sin hijos que gana 32.000 euros pagará 489 euros menos que en 2014 y 203 euros menos que en 2011. Supone una reducción del 8,1% y del 3,5%, respectivamente. Para una renta de 55.000 euros, la reducción será del 7,6% en 2016 respecto a 2014 y del 1,4% respecto a 2011. Los datos reflejan que el Ejecutivo ha actuado con mayor cuidado en la rebaja fiscal para las rentas medias y medias altas que son las responsables de soportar la recaudación del impuesto sobre la renta, el tributo que genera más ingresos para el Estado.

 

Las rebajas tributarias se acentúan en el caso de familias con hijos y en todos los tramos. Un trabajador con dos hijos que cuenta con un sueldo bruto de 32.000 euros, en 2016 pagará un 8,9% menos que en 2014 y un 4,2% menos que en 2011. En cualquier caso, las ayudas a las familias no son suficientemente elevadas para evitar que una renta superior a 100.000 euros pague más en 2016 por IRPFde lo que pagaba al inicio de la presente legislatura.

 

A la espera de las comunidades
Por otra parte, el anteproyecto de ley señala que la nueva estructura del IRPF, que rebaja de siete a cinco el número de tramos, será la referencia en todas las comunidades autónomas para el próximo año. Las autonomías, que son responsables del 50% del impuesto, seguirán la estructura ideada por el Estado que rebaja el tipo mínimo vigente del 24,75% al 20% en 2015 y al 19% en 2016. El gravamen máximo se reduce, a su vez, del 52% al 47% y al 45% en los dos próximos ejercicios.

 

En cualquier caso, las comunidades no perderán la potestad que tienen actualmente para variar el número de tramos y las tarifas. Así, aquellas autonomías que así lo deseen podrán fijar en sus respectivos territorios gravámenes más altos y más bajos que los establecidos por el Estado o modificar parte de la estructura. Aun así, el punto de partida será siempre el IRPFque contempla el borrador de anteproyecto. Las comunidades temen que la reforma suponga una pérdida de ingresos y en el Consejo de Política Fiscal y Financiera reclamarán una compensación al Estado.

 

La nómina mensual de las pensiones supera los 8.000 millones por primera vez

cincodias.com, 27/06/2014

La Seguridad Social ha utilizado en junio 8.002,7 millones de euros para pagar pensiones contributivas, lo que supone superar, por primera vez en la historia del sistema la barrera de los 8.000 millones en el abono de la nómina mensual de estas prestaciones. Esto se ha producido después de que esta partida presupuestaria se incrementara un 3,2% más que en el mismo mes de 2013, según las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Este incremento del gasto es producto de un aumento del número de pensiones, así como de su cuantía media. En concreto, el número de pensiones contributivas aumentó un 1,5% en junio respecto a hace un año, hasta alcanzar la cifra de 9.190.583, también la más alta hasta el momento. Mientras que la pensión media del sistema (compuesta por las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), aumentó un 1,7% en junio en tasa interanual, situándose en 870,75 euros mensuales.

 

De la totalidad de las pensiones más de la mitad (5.550.828) son pensiones de jubilación, que crecieron un 1,9% en comparación con junio del año pasado.  La pensión media de jubilación alcanzó a principios de este mes los 999,41 euros mensuales, lo que supone un 2% más respecto al mismo mes de 2013.

 

A esto se sumaron 2.346.805 pensiones de viudedad (que se incrementaron 0,5% anual);  929.463 de incapacidad permanente (que continuaron su senda descendente al caer un 0,6%); 325.137 de orfandad (con un incremento del 6,8%); y 38.350 a favor de familiares (con un aumento del 1,7%)

 

La cuantía media de la pensión de viudedad se situó en junio en 624,03 euros al mes, un 1% más, mientras que la de incapacidad permanente alcanzó una cuantía media de 915,57 euros mensuales, con un incremento del 0,9%. Asimismo, la pensión media de orfandad ascendió a 369,76 mensuales, un 0,4% menos que en junio de 2013, mientras que la de favor de familiares se situó en 508,10 euros al mes, con un repunte del 1,6%.

 

El País Vasco, con una pensión media de 1.076,28 euros; Madrid (1.030,58 euros) y Asturias (1.028,44 euros) fueron las comunidades autónomas con las pensiones más elevadas, como es habitual. Si bien hay otras cuatro regiones que superan la pensión media del sistema (870 euros mensuales): Navarra (991,85 euros), Aragón (909,51 euros), Cantabria (908,66 euros), Cataluña (900,97 euros),

 

Por el contrario, las pensiones más bajas están en Murcia (767,42 euros mensuales de media) ; Galicia ( 733,67 euros) y Extremadura (732,25 euros al mes).

 

Ver otras semanas