Uber y Amazon revolucionan la legislación laboral

Los nuevos modelos de negocio de la economía colaborativa siguen planteando interrogantes legales entre los cuales, a nivel laboral, el de saber si quienes prestan sus servicios en estos proyectos deben considerarse trabajadores o no. En Estados Unidos, se ha dictado recientemente una resolución que da la razón a una conductora de Uber al reconocer su condición de trabajadora de la compañía. Aunque la indemnización que deberá pagar la compañía no es excesivamente elevada (4.000 dólares), el riesgo para esta plataforma es que llegue a extenderse a todos los conductores de la compañía, elevando los costes fijos. Esta polémica podría afectar a otras empresas con modelos de negocio similares, como es el caso por ejemplo de Amazon, que se plantea contar con particulares para el reparto de sus productos, o de aquellas 'start up' que giren en torno a la contratación de microtareas. La Inspección de Trabajo de Cataluña ha llegado a una conclusión parecida a la de los Estados Unidos: los conductores que participaban en la filial española de Uber debían ser considerados empleados, si bien la cuestión está en el aire, a la espera de que la Justicia se pronuncie sobre la legalidad de la plataforma en sí, ante las quejas y denuncias del sector del taxi.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación