Resumen de Prensa Semanal

Semana 27

01/07/2013 al 07/07/2013

Ver otras semanas

La reforma de las pensiones permitirá la entrada de más de 100.000 autónomos

eleconomista.es, 01/07/2013

El cambio que se estudia establecerá tramos de cotización según ingresos

 

Unanimidad. Esta fue la clave de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo el pasado 25 de junio. Las comparecencias de Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) y Sebastián Reyna, secretario general de Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) destacaban la necesidad de una "reforma en profundidad" del sistema de cotización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta).

 

Ambas asociaciones han presentado al Gobierno propuestas para establecer "tramos directamente proporcionales a los ingresos". Este sistema facilitaría, según estimaciones de Upta, la incorporación de entre 100.000 y 150.000 autónomos al sistema de cotización, y afectaría especialmente aquellos que trabajan a tiempo parcial.

 

Consecuencias de la nueva fórmula

La nueva fórmula, que se desarrollaría en un máximo de tres tramos según la propuesta de Upta, establecería cuotas más bajas para aquellos autónomos cuyos ingresos netos estuviesen por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI), lo que quedaría compensado con la mayor aportación de aquellos con rentas por encima de la media.

 

Tanto ATA como Upta coinciden en plantear un sistema de propio de cotización por horas, equiparándolo al modelo que se establece en el Régimen General, en el que una hora de trabajo equivale a un día de cotización. Si bien en este aspecto la demanda podría flexibilizarse en una relación de equivalencia superior en número de horas.

 

Además de estas dos medidas, el nuevo procedimiento llevaría aparejado la posibilidad del cambio de cotización en periodos trimestrales, algo que proporcionaría una mayor confianza en los autónomos y les permitiría ajustarse más a la realidad de sus ingresos.

Reducir el gasto

Las medidas consideradas como "urgentes y prioritarias" podrían estar vigentes a partir del 1 de enero de 2014, fecha en la que según el compromiso adoptado por el Gobierno, entrará en vigor la Ley de Reforma de las Pensiones, que dispone en su texto que "la actividad autónoma o por cuenta propia podrá realizarse a tiempo parcial y se podrá establecer un sistema de cotización a tiempo parcial para determinadas actividades o colectivos".

 

Además, esta fecha cobra fuerza si atendemos a las declaraciones que Tomás Burgos realizó el pasado día 26, en las se refirió a la igualdad de derechos en el sistema de pensiones y recordó que "ya se ha enviado" una propuesta a los agentes sociales para replantear el acceso de los trabajadores a tiempo parcial a su pensión de jubilación.

 

De aprobarse definitivamente el sistema de cotización parcial, se produciría un efecto positivo sobre la economía sumergida, ya que muchos de los autónomos que se ven abocados a la no cotización por insuficiencia de ingresos, se incorporarían al sistema. Entre los sectores que más se verían favorecidos por esta medida se encuentran los relacionados con actividades culturales y artísticas, servicios de ayuda a la dependencia y especialmente enseñanza, que cuenta con unos 80.000 profesores particulares autónomos.

 

Otra de las ventajas del sistema de cotización por tramos es que permitiría al Gobierno sustituir el actual sistema de bonificaciones. En este caso el autónomo cotiza por la misma base pero su cuota se bonifica en un 30 por ciento durante los 15 meses siguientes su alta en el Reta. Es decir, si tenemos en cuenta que la cuota mínima a la seguridad social de un trabajador por cuenta propia se fija en 256,72 euros, el Estado asume a fondo perdido unos 1.115 euros por autónomo al final del periodo de bonificación.

 

Sebastián Reyna hace una reflexión a este respecto y sugiere al Gobierno "que el ahorro que supondría la cuantía total de las bonificaciones a la Seguridad Social se podría destinar a políticas activas de empleo que favoreciesen la entrada de nuevos trabajadores y, por tanto, más cotizantes al sistema".

 

ATA y Upta afirman que lo que se plantea al Gobierno es un "elemento de sostenibilidad" que permitirá además que en torno a un millón de personas incrementasen sus cuotas de cotización. Para Reyna "hay que abordar ya que haya una equivalencia entre los ingresos y la cotización", y añade que "la situación actual no responde a la realidad socioeconómica ni al principio básico de solidaridad que debe inspirar el sistema".

 

El colectivo de autónomos es el único que decide sobre su cotización, por lo que para ATA, es "esencial que el sistema garantice que la base sobre la que van a cotizar no les hunda el negocio. Se requiere un sistema de cotización especial para los trabajadores del Reta".

 

Tampoco Lorenzo Amor ni Sebastián Reyna se olvidaron de hacer referencia en sus respectivas comparecencias a la futura Ley de Mutuas, para las que reclaman una mayor participación en los órganos de supervisión y control de las entidades que gestionan la mayor parte de las cotizaciones y prestaciones de los autónomos al Reta.

 

Empleo estrecha el control sobre bajas laborales de la sanidad pública

cincodias.com, 01/07/2013

Este año están previstos 5.830 millones de gasto en prestaciones por incapacidad temporal

El Gobierno introducirá cambios en la futura ley de Mutuas de Accidentes de Trabajo

 

El gasto en prestaciones por incapacidad temporal (5.830 millones previstos este año) –que se destina fundamentalmente a pagar a los trabajadores las bajas laborales por enfermedad– lleva varios años bajo control. Con descensos interanuales incluso superiores al 10%. Sin embargo, en épocas de vacas flacas esto puede no ser suficiente para quienes cuadran el Presupuesto. De hecho, el Gobierno quiere acotar aún más este gasto. Para ello introducirá cambios en la futura ley de Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales que, en cierta forma, dará más poder a los facultativos de estas entidades colaboradoras de la Seguridad Social a la hora de gestionar estos procesos de baja, según fuentes conocedoras de la intención del Gobierno.

 

Se tratará de incluir en esta futura ley “mejoras burocráticas”, según estas mismas fuentes, que en ningún caso incluirán la principal demanda de las mutuas que es que sus facultativos puedan dar el alta médica de los trabajadores en los procesos de baja por enfermedad común; ya que en la actualidad solo pueden dictaminar este alta en las bajas producidas por un accidente laboral o enfermedad profesional reconocida.

 

Pese a que, según distintos responsables de las mutuas fue la propia Ministra de Empleo, Fátima Báñez, la que prometió públicamente a estas entidades, ante la Junta Directiva de la patronal CEOE, que cambiaría la ley para permitirles que sus facultativos dieran todas las altas, esto ha quedado totalmente descartado, según quienes redactan la ley.

 

A cambio la norma sí incluirá las citadas mejoras burocráticas. Uno de estos cambios podría no caer bien entre muchos facultativos del sistema público de salud, por cuanto les supondrá más trabajo y más responsabilidad sobre sus decisiones en materia de bajas laborales. Así, desde el Ejecutivo se está pensando en ampliar la rendición de cuentas por parte de los médicos de cabecera y especialistas del sistema público de salud a la hora de rechazar las propuestas de alta que les hacen los facultativos de las mutuas.

 

Combatir el silencio administrativo

Ahora, si a un médico de cabecera o a un especialista de los servicios regionales de salud le llega de una mutua una propuesta de alta de un trabajador que está de baja por una enfermedad común, estos facultativos tienen diez días para confirmar, denegar o guardar silencio sobre esa propuesta. Lo normal, según las fuentes consultadas es que opere el silencio administrativo y si el médico de la sanidad pública que debe dar el alta no contesta, el trabajador seguirá de baja.

 

Esto es precisamente con lo que quieren acabar los responsables de la Seguridad Social. Para ello, su intención es que la futura ley obligue a los facultativos del sistema público a considerar y justificar, en mayor medida que en la actualidad, porqué rechazan la propuesta de alta de la mutua.

 

No hay estadísticas oficiales sobre el número de altas propuestas por las mutuas a los servicios regionales de salud o al INSS, ni hay un seguimiento de qué ocurre con ellas. Si bien en el sector se manejan datos que indican que las mutuas proponen más de 140.000 altas de trabajadores cada año y de estas se calcula que como mínimo hay cerca de un 60% que “se quedan en el cajón” y ni siquiera se evalúan, según fuentes de la gestión sanitaria.

 

El Gobierno también podría estar estudiando acortar el plazo de diez días en los que los médicos del sistema público deben contestar a las mutuas, aunque en este punto hay problemas administrativos. También barajan, que la mutua pueda sustituir el actual parte de confirmación de bajas cada siete días, por su propio calendario de partes de confirmación en función de cada dolencia.

 

Un mapa de dolencias muy desigual

El mapa español de la incapacidad temporal –lo que se entiende por estar de baja médica en el trabajo– es muy desigual, según que comunidad autónoma se analice. Las estadísticas indican que cada mes se registran unos 300.000 procesos de baja. Esto se traduce en que por cada 1.000 trabajadores protegidos, suele haber una media de 22,25 de baja al mes. Este dato corresponde a lo ocurrido entre enero y marzo de este año, pero no varía mucho en el resto de los meses. Otra cosas es el detalle territorial. En concreto, hay siete comunidades que superan esa media. Navarra se sitúa en este periodo a la cabeza con un promedio de 39 bajas mensuales por mil trabajadores. Seguidamente se sitúan Cataluña (31) y el País Vasco (29). Así, en Navarra suele haber más del doble de personas de baja al mes que, por ejemplo en Extremadura, que es la comunidad con menos incidencia de la incapacidad temporal (11,4 trabajadores de baja por cada 1.000 protegidos).

 

También hay grandes diferencias regionales en el tiempo medio de duración de las bajas. En este punto se produce una situación destacable: es precisamente en Extremadura –región con menos incidencia de bajas laborales– es donde éstas duran más: 53 días de media. Algo parecido pasa en Galicia, entre las comunidades con menos procesos de baja (16 por cada 1.000 protegidos) y donde más duran (51,6 días).

 

Esto se reproduce de forma inversamente proporcional. Así en Navarra es donde más trabajadores se dan de baja pero con procesos más cortos (20,6 días de baja). En cuanto a los trabajadores gestionados por las mutuas, hay dos procesos de baja menos y también dos días menos de ausencia del trabajador, en comparación con el promedio del sistema.

El paro baja en 127.248 personas en el mejor junio de la serie histórica

cincodias.com, 02/07/2013

El empleo por cuenta propia crece ya al mismo ritmo que el asalariado

Repunte de las altas en sectores como la industria o el comercio

 

Buenos datos de empleo en un mes tradicionalmente bueno para el empleo. El número de desempleados al finalizar el mes de junio de 2013 ha bajado en 127.248 personas con respecto al mes anterior, según los datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo, con lo que el número de parados registrados en el Servicio Público de Empleo se ha situado en 4,76 millones de personas. Se trata del nivel más bajo desde septiembre de 2012. En términos relativos el descenso es del 2,60%, con lo que ese registro lleva cayendo de forma continuada durante cuatro meses."Si bien es cierto que el mes de junio es un mes tradicionalmente bueno, nunca se había logrado una bajada tan significativa", ha asegurado la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, en la rueda de prensa posterior a la presentación de los datos de empleo y Seguridad Social.

 

La bajada del número de parados ha sido generalizada en todos los sectores, aunque ha sido especialmente evidente en el caso de los servicios ligados al inicio de la temporada turística. De los 127.428 parados menos, 90.000 corresponden al sector servicios, en especial a la hostelería y la restauración. Construcción e Industria, dos sectores en los que la estacionalidad no tienen un impacto tan directo como los servicios, también han registrado bajadas en el número de parados, con 18.516 y 13.405 desempleados menos. El único sector en el que ha crecido ha sido la agricultura, con un repunte del 0,75% respecto al mes anterior.

 

Por comunidades autónomas, el desempleo cae en todas las comunidades. Las más beneficiadas por la caída del paro han sido Cataluña, Andalucía y Madrid, con 24.878, 16.442 y 14.716 desempleados menos.

 

Caída de la afiliación

Ese descenso del número de parados, sin embargo, no se ha traducido en una mayor contratación, lo que sin duda ha tenido un impacto negativo en la afiliación a la Seguridad Social. Junio cerró con un total de 16,3 millones de afiliados, lo que supone un avance de 26.853 personas. De este modo, los buenos datos de empleo registrados en abril y mayo se han visto en parte ensombrecidos por los de junio, de tal modo que en el trimestre se han creado 212.000 nuevos puestos de trabajo, lejos de los 273.000 logrados en 2007 y que el Ejecutivo contaba con superar.

 

De la subida de cotizantes y el recorte de parados surge una diferencia cercana a las 100.000 personas. ¿Qué ha producido esa brecha? Algunos expertos apuntan a que se podría haber producido por la conjunción del efecto desánimo y la consiguiente caída de la población activa. La falta de empleo habría provocado que los extranjeros hayan empezado a emigrar de forma masiva y que los parados de larga duración ya no se inscriban en los registros de empleo ante la falta de expectativas de encontrar un trabajo. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, rechazó ambos argumentos. "El paro registrado y la afiliación siguen metodologías distintas y no son comparables. Lo que sí se puede destacar es que el ajuste del paro está siendo constante y creciente", ha subrayado.

 

A la espera de conocer el dato de población activa, que se hará público el próximo 25 de julio con la EPA del segundo trimestre, un factor que puede explicar que aumente la afiliación y al mismo tiempo se reduzca la contratación es el repunte del trabajo por cuenta propia. De hecho, más de la mitad de las altas en junio corresponde a autónomos. A la espera de conocer si la recuperación económica se consolida, los empresarios siguen sin contratar y prefieren que los trabajadores se den de alta como autónomos en el caso de que se produzca una nueva recaída económica. En junio se han producido 12.433 incorporaciones, con importantes crecimientos en sectores como la hostelería o el comercio, con 3.668 y 3.625 incorporaciones. Este mejor comportamiento del trabajo por cuenta ajena ha provocado que en junio haya prácticamente el mismo número de empleados por cuenta propia dados de alta que hace un año (algo más de 3 millones), mientras que el caso de los trabajadores de régimen general la pérdida de empleo sigue superando los 600.000 trabajadores. Burgos ha negado que se esté produciendo un trasvase de un régimen a otro. "No lo interpretamos así", ha afirmado.

 

Los datos de algunos sectores claves para la economía española, como la industria o el comercio (que aglutinan una tercera parte del empleo en España), empiezan a mostrar signos, aunque débiles, de cierta recuperación. En junio se han producido 6.097 nuevas altas en la industria manufacturera, lo que supone una buena noticia en la medida en la que el empleo generado es de mayor calidad y está menos ligado a la estacionalidad. Mención aparte merece el caso del comercio, que pese a encadenar 35 meses consecutivos con caídas de ventas, ha registrado un aumento mensual de la ocupación con 12.593 nuevos cotizantes, gracias a la llegada de la temporada estival.

 

Lo que no muestra signos de mejor es la contratación. El número de contratos registrados en junio fue de 1.27 millones, lo que supone una caída cercana al 8% con respecto al mismo mes de 2012. Si se descuenta el impacto que tuvo la masiva incorporación de las empleadas de hogar al Régimen General a lo largo del pasado ejercicio, la contratación sigue cayendo un 1,86%. En este descenso tiene mucho que ver el impulso del trabajo por cuenta propia frente al asalariado.

 

Y la tipología de los contratos sigue mostrando una acusada dualidad entre temporales e indefinidos. Solo el 6,84% de los contratos firmados en junio eran indefinidos y de ellos cerca de la mitad eran a tiempo parcial. El restante 93% eran contratos temporales. La secretaria de Estado de Seguridad Social descartó que se esté produciendo una precarización del mercado laboral. “Cuando haya crecimiento económico habrá más contratos indefinidos y el empleo empezará a ser más estable y de mayor calidad, pero que lo importante en estos momentos es encontrar un puesto de trabajo”, ha subrayado.

Las empresas deberán ofrecer planes de pensiones a sus trabajadores

abc.es, 02/07/2013

Las empresas deberán ofrecer planes de pensiones a sus trabajadores

 

«Aliviar la carga del sistema público de pensiones». Es uno de los objetivo reconocidos de la reforma de los sistemas complementarios de empleo que ha diseñado el Ministerio de Economía con el propósito de dar un fuerte impulso a unos productos cuya contratación en España está muy por debajo de la media de países de la zona euro, según explica el documento con las propuestas del Ejecutivo al que ha tenido acceso ABC.

 

En este texto se estima en «no menos de 300.000 millones» el déficit de ahorro de España respecto a nuestros socios europeos. Y para acortar esta diferencia, se propone que todas las empresas ofrezcan a sus trabajadores un plan de ahorro individual o colectivo, salvo renuncia expresa del empleado, con aportaciones que podrán descontarse de la nómina. En el caso de las pymes, la empresa no tendrá que promover un plan de empleo, solo planes individuales para sus empleados.

 

La idea es que sea el Pacto de Toledo el que tenga la última palabra sobre estos cambios que el Gobierno quiere poner en marcha en un plazo de tres años, entre 2013 y 2016.

 

Como ya informó ABC, de lo que se trata es de hacer más atractivos estos productos, bajando las comisiones y aumentando su liquidez y su ventaja fiscal. Así, el Ejecutivo propone una importante rebaja de las actuales comisiones máximas (2%, la de gestión; 0,5% la de depósito) y para hacer más atractivo este tipo de ahorro a largo plazo, quiere abrir ventanas de liquidez a partir de diez años de vida del plan, lo que implica poder rescatar cantidades pasado ese plazo. En el año 11 se podría rescatar lo aportado en el primero, en el doce, lo del segundo, y así sucesivamente.

 

Marcha de la empresa

Esta medida se complementará con la opción que se dará al partícipe de movilizar sus derechos acumulados en una empresa si deja de pertenecer a ella.

 

En la actualidad, los planes de pensiones solo se pueden rescatar cuando se produce una de las siguientes contingencias: fallecimiento, invalidez o jubilación; en casos de paro de larga duración -una vez agotada la prestación por desempleo-, por enfermedad grave y también se puede rescatar para evitar desahucios.

 

El Ministerio de Economía es partidario de poner en marcha nuevos incentivos fiscales que favorezcan la elección de prestaciones en forma de rentas vitalicias frente al cobro en un solo pago, así como elevar los actuales límites fiscales y financieros de aportación.

 

Todas estas medidas, según la propuesta, deben ir acompañadas de un proceso de información a cada trabajador por parte de la empresa sobre sus futuros derechos de jubilación.

 

La reforma que viene

Un plan para todosTodas las empresas deberán incorporar a sus trabajadores en un plan de pensiones, salvo renuncia del empleado. Para las pymes las aportaciones se harían a planes individuales.Rescatar cantidadesSerá posible con 10 años de antigüedad. En el año 11 se rescataría lo aportado en el primero, en el doce, lo del segundo, y así sucesivamente. El trabajador también podrá movilizar sus derechos acumulados si deja la empresa.Menos comisionesEl Ejecutivo propone una importante rebaja de las actuales comisiones máximas (2%, la de gestión; 0,5% la de depósito). La media para el conjunto de planes de pensiones españoles es del 1,1%.Incentivos fiscalesPara favorecer la elección de prestaciones en forma de rentas vitalicias frente al cobro en un solo pago, así como elevar los actuales límites fiscales y financieros de aportación.Tres años de plazos

La idea que baraja el Gobierno es poner en marcha esta nueva reforma en tres años, entre 2013 y el próximo 2016.

Hombre y universitario, de 25 a 44 años, perfil del emprendedor emergente

abc.es, 03/07/2013

Las Comunidades Autónomas con más perfiles emprendedores son las que generan más empleo

 

El perfil del emprendedor español de empresas emergentes (startups) es el de un hombre, de entre 25 y 44 años, con formación universitaria o de postgrado y que procede principalmente de Madrid o Barcelona, según el estudio realizado por Spain Startup y el IE Business School.

 

Estas dos instituciones han creado un mapa del emprendedor español de empresas emergentes al analizar los más de 2.000 proyectos que se han presentado al Startup Competition 2013, un evento con el que quieren fomentar el emprendimiento en España. Este mapa de la situación, ha explicado la presidenta de Spain Startup, María Benjumea, está referido únicamente a empresas emergentes y no al resto de emprendedores, cuyo análisis conjunto espera que se pueda realizar tras el Spain Startup & Investor Summit, que organizan el próximo mes de octubre.

 

En el estudio queda reflejado que el 77 % de los proyectos de startup son realizados por hombres, aunque Benjumea ha matizado que se trata de un dato que «no es real» en el conjunto del emprendimiento donde «la proporción sería mucho más equivalente». Respecto a la edad, el 78 % de los emprendedores tienen entre 25 y 44 años, porcentaje que baja a un 13 en el tramo de edad de 45 a 54 años. A partir de esa edad, sólo se decide a emprender un 3 %.

 

A pesar de esta muestra de «la aceptación de los jóvenes a la idea de emprender», Benjumea ha incidido en el bajo porcentaje entre los más jóvenes, de entre 18 y 24 años, sólo un 6 %, lo que demuestra la necesidad de incidir en las escuelas y universidades en el espíritu emprendedor. Precisamente, la presidenta de Spain Startup ha resaltado que el 90 % de los emprendedores de empresas emergentes tienen estudios universitario o de postgrado, lo que demuestra que las universidades y las escuelas de postgrado son «vitales» para la investigación y la innovación que conllevan este tipo de empresas.

 

Benjumea ha destacado que en el estudio se demuestra que para el emprendedor de 'startup' la «financiación, no es lo principal», ya que el 46 % de los proyectos cuentan con financiación propia y sólo un 20 % dispone de inversión externa. No obstante, ha precisado la necesidad de financiación «si se quiere que la empresa crezca y genere riqueza», cuestión en la que espera que con la futura Ley de Emprendedores ocurra y que «el crédito fluya y los proyectos puedan llegar al éxito».

 

En este sentido, ha señalado que «la alta tasa de mortalidad» de las empresas a partir del tercer año de vida se debe, en gran medida, por el escaso flujo de capital «imprescindible para consolidar el negocio».

 

Así, ha recordado que «sólo uno de cada diez startups supera los tres años de vida, mientras que en EEUU, sobreviven uno de cada cuatro». En cuanto a la situación laboral del emprendedor, un 68 % dirige y gestiona su proyecto a tiempo completo frente a un 18 que lo hace a tiempo parcial. El 12 % son desempleados, mientras que el 2 % de los emprendedores todavía está estudiando.

 

Respecto a la procedencia, Benjumea ha incidido en la «correspondencia» que existe entre las Comunidades Autónomas que generan más empleo y las que tienen más proyectos de emprendedores, en referencia a Madrid, con un 27 %, y a Cataluña, con un 26 %. A continuación, se sitúan Andalucía con un 8 %; País Vasco y Comunidad Valenciana, ambas con un 7 %; Murcia y Navarra, con un 3 %; Castilla y León, Castilla La Mancha y Baleares, con un 2 %, y el resto, Galicia, Aragón, Canarias, Asturias, La Rioja, Extremadura y Cantabria, con un 1 %.

 

Los mayores de 50 años recibirán desde 2014 informes sobre su futura pensión

eleconomista.es, 03/07/2013

Los más de cuatro millones de trabajadores mayores de 50 años que hay en España recibirán desde mediados de 2014, por correo ordinario y anualmente, una comunicación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para conocer su futuro pensión, según ha avanzado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante la clausura de unas jornadas sobre el derecho a la información.

 

Burgos, que ha reconocido que esta iniciativa supone un "relevante desafío técnico" para la Seguridad Social, ha explicado que el objetivo de estos envíos es que estos trabajadores conozcan de una forma "clara y comprensible" sus futuros derechos de jubilación.

 

Aunque en principio serán los mayores de 50 años los que reciban esta información, "el compromiso es ir reduciendo progresivamente ese límite de edad hasta situarlo en toda persona que acredite al menos cinco años de cotizaciones y/o aportaciones a seguros o planes de pensiones", ha precisado Burgos.

 

La información se construirá sobre la hipótesis de que el interesado continuará cotizando o realizando aportaciones de una forma similar hasta la fecha de la jubilación ordinaria de cada momento".

 

Esta comunicación se remitirá a efectos meramente informativos, sin que origine derechos ni expectativas de derechos a favor del trabajador o de terceros.

 

Empleo ha afirmado además que estas comunicaciones involucrarán muy estrechamente al sector privado, esto es, mutualidades de previsión social, mutualidades alternativas, planes de previsión social empresariales, planes de previsión asegurados, planes y fondos de pensiones y seguros individuales y colectivos de instrumentación de compromisos por pensiones de las empresas.

 

Esta información deberá facilitarse con la misma periodicidad y en términos comparables y homogéneos con la suministrada por la Seguridad Social.

 

El Ministerio ha explicado que actualmente se está elaborando la normativa que regulará este derecho a la información y que está abierto a incorporar otro tipo de informaciones complementarias, como el reparto de las obligaciones de cotización entre el trabajador y el empresario y el uso que se da a las cotizaciones.

 

Durante su intervención, Burgos ha apelado a que el derecho a la información sea homogéneo en la UE, de tal manera que independientemente de dónde se resida, los ciudadanos puedan conocer de primera mano y sin tecnicismos cuáles son las expectativas de su futura jubilación.

 

España y Alemania sellan el acuerdo para financiar con 1.600 millones a las pymes

eleconomista.es, 04/07/2013

De Guindos afirma que España "está dejando atrás la recesión"

 

Los ministros de Economía, Luis de Guindos, e Industria, José Manuel Soria, han presentado este jueves en Berlín junto al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el de Economía, Philipp Rösler, el acuerdo para financiar con 1.600 millones de euros a las pymes españolas, anunciado el pasado mes de abril.

 

En un comunicado, el Ejecutivo explica que el acuerdo ha sido rubricado por los presidentes del instituto de crédito alemán KfW, Ulrich Schröder, y el del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y Román Escolano, y compromete a ambos organismos a aportar 800 millones de euros cada uno.

 

Este acuerdo tiene como objetivo abordar los problemas de financiación y liquidez de las pymes y mejorar su acceso al crédito. Así, los 800 millones de euros procedentes del KfW llegarán a las pymes españolas a través de las Líneas de Mediación del ICO, con la intermediación de las entidades colaboradoras.

 

El programa de préstamos implica que las pymes españolas aprovechen tanto el fortalecimiento de las líneas del ICO como las condiciones ventajosas de refinanciación del KfW.

 

Durante el acto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha incidido en que, aunque "España ha hecho grandes esfuerzos para volver a la senda del crecimiento y creación de empleo" y su economía "es hoy competitiva y tiene un gran potencial", aún quedan, sin embargo, "importantes retos como la lucha contra el desempleo".

 

Eso sí, De Guindos ha afirmado que España "está dejando atrás la recesión", como se podrá comprobar "en los próximos trimestres" en distintos indicadores macroeconómicos.

 

En este sentido, ha asegurado que "el acuerdo firmado hoy es un importante apoyo para las pequeñas y medianas empresas, que son la mayor fuente de puestos de trabajo".

 

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha destacado "el apoyo del Gobierno a las pymes, que componen la mayor parte del tejido empresarial español y que, por lo tanto, juegan un importante papel en la creación de empleo".

 

"Este acuerdo ayudará a paliar uno de los principales problemas actuales, el acceso a la financiación. Europa tiene que eliminar las fronteras nacionales a la financiación de empresas que la crisis ha ocasionado, especialmente a pymes", ha añadido.

Apoyo a las empresas

Por el lado germano, el ministro Wolfgang Schäuble ha señalado que con el préstamo del KfW se quiere apoyar a las pymes españolas "con un sólido modelo de negocio y perspectivas de crecimiento". "Estas empresas deben tener capacidad para volver a ampliar su plantilla y, sobre todo, crear empleo para los jóvenes y puestos de formación", ha dicho.

 

El titular de Economía, Philipp Rösler, ha añadido, por su parte, que "el préstamo es una buena noticia para las pymes españolas y una buena señal para Europa".

 

El acuerdo firmado hoy es parte de la estrategia del Gobierno español para lograr que los instrumentos europeos apoyen a las pymes. El proyecto fue anunciado a finales del pasado mes de abril por los ministros De Guindos y Schäuble en Granada.

 

 

La brecha entre lo que declaran autónomos y asalariados se dispara

elpais.com, 04/07/2013

Los empresarios dicen ganar 10.000 euros de media menos que los empleados

 

Escudriñar las estadísticas tributarias ofrece una imagen de la desigualdad fiscal del país. Cerca del 90% de las declaraciones de la renta proceden de trabajadores asalariados. Solo un 10% son autónomos y emprendedores, según los últimos datos de declarantes del Impuesto sobre la Renta difundidos esta semana por el Ministerio de Hacienda correspondientes a las liquidaciones de 2011.

 

A tenor de los datos del impuesto sobre la renta podría concluirse que sale más rentable lograr un contrato de trabajo que poner un negocio. El rendimiento neto de los asalariados ascendió a 19.262 euros durante 2011, frente a los 9.686 euros que declararon de media los autónomos que presentaron la declaración por estimación objetiva [calculan la base liquidable restando a los ingresos los gastos de la actividad]. No es de extrañar en un país en el que cerca del 90% del sector empresarial está compuesto por pymes.

 

Lo llamativo es que la brecha entre autónomos y asalariados ha crecido en cerca de un 50% en la última década. A comienzos de la serie histórica publicada por Hacienda, en 2003, la diferencia de rendimientos entre asalariados y autónomos ascendía a 6.500 euros. Actualmente está en 9.575 euros, un 50% más.

 

“Siempre ha habido una brecha fiscal que llevamos aireando durante toda la serie histórica”, explica José María Mollinedo, secretario general de Gestha, el principal sindicato de técnicos de Hacienda. “No es que la crisis haya dañado más a los autónomos, la serie histórica demuestra que estos declaran menos”, añade. Desde Gestha alertan de que puede haber una bolsa de fraude fiscal en estas declaraciones de emprendedores. Y recuerdan que en 1992 la brecha entre trabajadores por cuenta ajena y autónomos era de solo 2.000 euros. “Ni en tiempos de bonanza económica ha dejado de crecer esta diferencia”, precisa Mollinedo.

 

Los datos publicados por la Agencia Tributaria revelan también que solo el 23% de los autónomos declara ganar más de 1.000 euros al mes, mientras que el 66% de los trabajadores por cuenta ajena, los que tienen un contrato de trabajo, declararon ganar más de esa cantidad.

 

Siete de cada diez contribuyentes del IRPF (cerca de un 70%), tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, que presentaron la declaración de la renta en 2011 y declararon ganar más de 150.000 euros al año era empleado. “Cuando se supera cierto nivel de ingresos se buscan sociedades interpuestas para reducir la factura fiscal”, explican en Gestha.

 

La mayoría de asalariados, un 96% de los más de 16,7 millones que tienen un contrato por cuenta ajena, declaró ganar menos de 60.000 euros al año durante el año pasado. Frente a esto, solo el 8,2% de los autónomos, de los casi 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia, dijeron que ganaron más de 60.000 euros al año.

 

Los autónomos que presentaron la declaración por estimación objetiva, mediante el sistema de módulos, son solo unos 561.919 y declararon unos rendimientos medios de 10.762 euros al año. Además, en el régimen especial agrario había 1.015.007 declarantes en 2007 que reconocieron unos rendimientos medios de 2.583 euros al año.

 

La estadística de Hacienda, no obstante, no refleja exactamente lo que cobran todos los trabajadores ya que deja fuera a los que no tienen que presentar declaración por no alcanzar el mínimo y que tienen solo un único pagador.

 

El Ministerio de Hacienda logró cosechar por el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 69.803 millones de euros en 2011. El año pasado logró aumentar esta cantidad en un 1,2% debida a la subida de tipos que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy nada más llegar a la Moncloa en diciembre de 2011.

 

Ver otras semanas