Los mayores de 50 años recibirán desde 2014 informes sobre su futura pensión

Los más de cuatro millones de trabajadores mayores de 50 años que hay en España recibirán desde mediados de 2014, por correo ordinario y anualmente, una comunicación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para conocer su futuro pensión, según ha avanzado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante la clausura de unas jornadas sobre el derecho a la información.

 

Burgos, que ha reconocido que esta iniciativa supone un "relevante desafío técnico" para la Seguridad Social, ha explicado que el objetivo de estos envíos es que estos trabajadores conozcan de una forma "clara y comprensible" sus futuros derechos de jubilación.

 

Aunque en principio serán los mayores de 50 años los que reciban esta información, "el compromiso es ir reduciendo progresivamente ese límite de edad hasta situarlo en toda persona que acredite al menos cinco años de cotizaciones y/o aportaciones a seguros o planes de pensiones", ha precisado Burgos.

 

La información se construirá sobre la hipótesis de que el interesado continuará cotizando o realizando aportaciones de una forma similar hasta la fecha de la jubilación ordinaria de cada momento".

 

Esta comunicación se remitirá a efectos meramente informativos, sin que origine derechos ni expectativas de derechos a favor del trabajador o de terceros.

 

Empleo ha afirmado además que estas comunicaciones involucrarán muy estrechamente al sector privado, esto es, mutualidades de previsión social, mutualidades alternativas, planes de previsión social empresariales, planes de previsión asegurados, planes y fondos de pensiones y seguros individuales y colectivos de instrumentación de compromisos por pensiones de las empresas.

 

Esta información deberá facilitarse con la misma periodicidad y en términos comparables y homogéneos con la suministrada por la Seguridad Social.

 

El Ministerio ha explicado que actualmente se está elaborando la normativa que regulará este derecho a la información y que está abierto a incorporar otro tipo de informaciones complementarias, como el reparto de las obligaciones de cotización entre el trabajador y el empresario y el uso que se da a las cotizaciones.

 

Durante su intervención, Burgos ha apelado a que el derecho a la información sea homogéneo en la UE, de tal manera que independientemente de dónde se resida, los ciudadanos puedan conocer de primera mano y sin tecnicismos cuáles son las expectativas de su futura jubilación.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación