La crisis alarga un 2,8% la jornada laboral de los españoles, pero sin más vacaciones

Los españoles no se pueden quejar del número de días de vacaciones de los que disfrutan cada año: 22 días laborables. Es el mínimo estatuario legal, a lo que se suman los 14 días festivos. Una cifra que a priorillama la atención, máxime con una tasa de paro que coquetea con el 25%. Pero lo compensamos, ya que desde que comenzó la crisis, las vacaciones no han aumentado, mientras que nuestra jornada laboral sí lo ha hecho, un 2,6% más. Por el contrario, en el conjunto de la OCDE, la jornada se ha rebajado.

 

La mayoría de expertos consultados porelEconomista no considera imprescindible que merme la cantidad de vacaciones que tenemos. Se trata, explican, de una cuestión de productividad, no de días trabajados. Y también hemos avanzado en esa dirección. Así lo ponía de manifiesto un reciente informe elaborado por BBVA Research, donde se explicaba que "España es el país de la Eurozona que recupera su competitividad y productividad de forma más rápida". De acuerdo con los expertos de la entidad, este hecho "puede situar a la economía española en el camino de la recuperación de forma sostenida".

 

Según el estudio, la productividad por empleado en nuestro país se ha incrementado un 11,1% desde que en 2008 la crisis dio el pistoletazo de salida.

 

El tercer esfuerzo en esta crisis ha afectado a los bolsillos de los empleados. En concreto, el crecimiento de los salarios ha sido menor al de la productividad desde 2009, un 0,1%, donde ha permanecido prácticamente estable. Por el contrario, el resto de la zona euro se ha beneficiado de un incremento medio del 3,7%.

 

Conclusión: trabajamos más, cobramos lo mismo y no hemos aumentado nuestros días de vacaciones. De hecho, tampoco España es el país que goza de más vacaciones.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación