Menos ayudas a los nuevos parados

Se ha despejado la incógnita. Tras numerosos rumores acerca de los planes del Gobierno de recortar las prestaciones por desempleo en los últimos días, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, anunció ayer que este ajuste afectará a la cuantía de esta ayuda a partir del sexto mes de cobro.

 

En concreto, la prestación pasará a suponer el 50% del último salario del trabajador desde el citado sexto mes, frente al 60% que supone con la legislación actual.

 

Según especificó el propio Rajoy, esta aminoración de la cuantía de la prestación afectará solamente a los nuevos perceptores que se incorporen al sistema de protección por desempleo a partir del momento en el que el Gobierno publique la medida en el Boletín Oficial del Estado (BOE), previsiblemente en las próximas semanas.

 

Rajoy precisó, sin embargo, que se mantendrá intacto el periodo máximo de cobro de esta prestación fijado en 24 meses, a pesar de que se había especulado con la intención del Gobierno de acortar este plazo. Igualmente, el Ejecutivo tampoco modificará el periodo mínimo de cotización exigido para acceder a estas ayudas, establecido actualmente en 12 meses, con los que se genera un derecho a cobrar cuatro meses la prestación contributiva por desempleo.

 

El líder del Ejecutivo no precisó cuánto podrá ahorrarse con esta medida. Según el cálculo de un experto, si afectara a todo aquel que cobra ahora mismo la prestación, dicho ahorro podría superar los 500 millones. Pero al no ser así, y al quedar fuera del recorte uno de cada cuatro nuevos desempleados (bien porque no tengan derecho a cobrar más de seis meses o porque con la rebaja al 50% del salario superen ya la prestación máxima), el ahorro será mucho menor.

 

Según un cálculo del Gabinete Económico de CC OO, en un trabajador a tiempo completo con un sueldo bruto de 1.884 euros y que haya cotizado como mínimo 720 días para tener acceso a más de seis meses de cobro, la bajada del 60% al 50% le podría suponer un recorte en el total de la prestación de entre 377 y 3.392 euros, dependiendo del tiempo cotizado y, por tanto, de la cuantía total a percibir. Esto se traduce en un recorte mensual de entre 21 y 188 euros al mes.

 

Rajoy ha justificado este recorte para "garantizar que las prestaciones por desempleo no generan efectos desincentivadores en la búsqueda de empleo, y siguiendo el ejemplo de algunos países de la UE". Esta precisión generó protestas de la bancada de la oposición y aplausos entre los diputados del PP. Y sirvió para que la diputada de UPyD, Rosa Díez, acusara a Rajoy de culpar a los parados de su propia situación al no buscar un empleo por estar recibiendo una prestación o un subsidio.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación