Catalunya recurre a una fiesta recuperable para no perder un festivo autonómico

Los trabajadores y las empresas tendrán que devolver una jornada a escoger entre Reyes, Pascua, Sant Joan y Sant Esteve

 

Catalunya tendrá el año próximo una fiesta recuperable, es decir, que los trabajadores tendrán que devolver a sus empresas. Los sindicatos, las patronales y la Generalitat han acordado que se permita elegir entre la del 6 de enero (reyes), 21 de abril (lunes de Pascua), 24 de junio (Sant Joan) y el 26 de diciembre (Sant Esteve).

 

La comunidad autónoma no recurría al comodín de la fiesta recuperable en el calendario laboral desde los años 2007 y 2006, cuando se declararon festivos a devolver el 6 de enero y el 24 de junio, respectivamente. Esta posibilidad legal se utiliza para encajar los cuatro festivos autonómicos en el calendario general, en el que hay ocho de carácter estatal para toda España. Si estas fiestas caen en domingo, las autonomías disponen de más margen para situar las suyas.

 

A las 8 fiestas estatales y las cuatro autonómicas, hay que añadir dos de carácter local hasta un máximo global de 14. En el 2014 serán festivos no recuperables en Catalunya los días 1 de enero (Año Nuevo), 18 de abril (Viernes Santo), 1 de mayo (Fiesta del Trabajo), 15 de agosto (la Asunción), 11 de septiembre (Díada), 1 de noviembre (Todos los Santos), 6 de diciembre (Día de la Constitución), 8 de diciembre (la Inmaculada) y 25 de diciembre (Navidad).

 

A pesar de los intentos llevados a cabo en años pasados para racionalizar el calendario laboral trasladando algunos festivos estatales que caen en el medio de la semana al viernes o al lunes, en el 2014 se mantendrán invariables. En Catalunya se producirán los puentes del 24 de junio (martes) y el 11 de septiembre (jueves).

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación