El coste neto por trabajador asciende a 30.886 euros anuales

El coste neto por trabajador para las empresas aumentó un 1,1% en un año. El 73% costituye sueldos y salarios, mientras que el 22% corresponde a cotizaciones a la Seguridad Social.

 

El coste neto que tuvieron que pagar las empresas por cada trabajador en 2011 ascendió a 30.886,6 euros, un 1,1% más que en el año precedente, según la Encuesta Anual de Coste Laboral elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Si se tienen en cuenta las subvenciones y deducciones públicas, el coste bruto por trabajador alcanzó los 31.170,06 euros en 2011, con un incremento anual del 1,1% respecto al ejercicio 2010.

 

El 73,1% del coste bruto lo constituyeron sueldos y salarios, por un importe de 22.775,76 euros por trabajador, mientras que las cotizaciones a la Seguridad Social supusieron el 22% del total, hasta 6.872,7 euros.

 

Además de estas partidas, 556,88 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social, etc.), 323,4 euros a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, ropa de trabajo, transporte, etc.), 530,37 euros a indemnizaciones por despido y 110,95 euros a formación profesional.

 

Según el informe del INE, la Industria fue el sector económico con mayores costes laborales, con 35.251,32 euros por trabajador durante 2011, un 1,7% más que en el año anterior.

 

Las diferencias entre el coste laboral por trabajador según las distintas actividades de la clasificación de actividades CNAE09 fueron notables, con un amplio registro que osciló desde 18.845,19 euros anuales brutos por trabajador en la Hostelería hasta los 77.034,69 euros por asalariado en la sección Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación