Siete de cada diez empresas creen que el trabajo flexible aumenta la competitividad

Desde la CEOE reclaman medidas que conlleven además la creación de empleo y lo sindicatos reclaman que sea negociada

 

Siete de cada diez empresas consideran el trabajo flexible como una forma de aumentar la competitividad, según un estudio global realizado por Regus entre más de 19.000 empresarios en 95 países.

 

Las conclusiones del informe coinciden con las peticiones por parte de la CEOE de una mayor flexibilidad laboral, tras la última Encuesta de Población Activa, que aunque confirma el cambio de tendencia en el mercado laboral, instan a poner en práctica más medidas que favorezcan la creación de empleo. Por su parte, los sindicatos reclaman «flexibilidad negociada frente a la impuesta».

 

Beneficios de la flexibilidad laboral

Según el informe elaborado por Regus, a nivel interno, además de reducir costes, el trabajo flexible también concede grandes beneficios a las empresas que lo ponen en marcha. Esto se ve claramente reflejado en que nueve de cada diez encuestados (89%) por Regus reconocen que esta opción conduce a una mejora de confianza en sus puestos de trabajo, lo que es realmente clave para lograr la motivación de los empleados.

 

Prácticamente dos terceras partes (64%) de los encuestados consideran que el trabajo flexible da a las grandes compañías que lo practican una ventaja significativa sobre aquellas que no lo incorporan. Esta ventaja significa un aumento de la conectividad. Trabajar de manera flexible, en diferentes equipos ubicados en zonas geográficas dispares, permite superar rápidamente los obstáculos que tradicionalmente frenan a las grandes empresas, actuando de manera ágil y cercana.

 

En su respuesta a la reforma laboral y a los últimos resultados de la EPA publicados por el INE, los sindicatos mayoritarios españoles han destacado que la movilidad funcional y geográfica, así como las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, han experimentado cambios trascendentales en su regulación, «siempre en la línea de dotar al empresario de un poder casi absoluto que es preciso contrarrestar desde la negociación colectiva y la acción sindical diaria, en la que el ejercicio y desarrollo de los derechos de información y consulta son elementos claves».

 

Asimismo puntualizan, las medidas de flexibilización laboral han equipararse con la redefinición de la acción sindical en las empresas para «defender las condiciones laborales de los trabajadores».

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación