El Gobierno legislará desde hoy la reforma laboral ante la falta de acuerdo de los agentes sociales

Este lunes el Gobierno comienza a legislar una nueva reforma laboral tras finalizar el plazo dado a los agentes sociales para alcanzar un acuerdo y sin que las partes se hayan reunido este fin de semana.

 

Patronal y sindicatos han consumido el plazo dado por el Gobierno hasta este domingo para cerrar un acuerdo más amplio sobre la reforma laboral sin celebrar nuevos encuentros y sin que se haya logrado un acercamiento en las cuestiones más espinosas, como la evolución de los salarios, el coste de los despidos o la contratación a tiempo parcial, que quedan ahora en manos del Ejecutivo.

 

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social trabajará a partir de hoy en el anteproyecto de Ley de una nueva reforma del mercado de trabajo con el fin de aumentar la flexibilidad interna de las empresas y de la contratación y poder frenar el paro.

 

El titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que "ahora el Gobierno gobernará" y presentará una reforma laboral "donde lo importante sea el empleo y no el despido".

 

"Una cosa es lo que digan los empresarios y otra el Gobierno", ha dejado caer el ministro, que ha insistido en que lo importante es establecer fórmulas que estimulen el empleo, porque las indemnizaciones por despido "no son lo importante".

 

El Gobierno otorgó a los agentes sociales dos días de gracia después de que el pasado viernes, 13 de enero, el Consejo de Ministros analizara el documento remitido con los pocos acuerdos alcanzados hasta el momento sobre racionalización de festivos, solución extrajudicial de conflictos, formación, absentismo y mutuas, reflexión sobre las jubilaciones anticipadas y las medidas de prejubilación y bonificaciones y reposición de prestaciones en los EREs.

 

El Ejecutivo consideró que estos acuerdos eran "insuficientes" y dio dos días más a patronal y sindicatos para negociar. Sin embargo, las posiciones estaban tan enrocadas que el plazo se consumirá esta próxima medianoche sin que se haya producido ningún movimiento y sin acuerdo, informa Europa Press.

 

Fuentes sindicales ya han confirmado a Efe que no ha habido contactos entre los agentes sociales este fin de semana y que tampoco "estaban previstos", con lo que UGT, CCOO, CEOE y CEPYME se remiten al documento de 67 páginas firmado por las dos partes el pasado martes y enviado al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Durante todo el fin de semana tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como la vicepresidenta y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, han urgido a los agentes sociales a que agotaran el plazo marcado y aportaran soluciones sobre temas "troncales" como la flexibilidad interna de las empresas o el absentismo laboral.

 

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió ayer mismo a las organizaciones empresariales y sindicales que apurasen "las horas y los minutos" para llegar a un acuerdo, y un día anteso Rajoy también reclamó "responsabilidad" a las organizaciones empresariales y sindicales para alcanzarlo.

 

Los sindicatos quieren seguir negociando

 

 Lo cierto es que los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, están dispuestos a seguir negociando fuera de plazo y han asegurado que es cuestión de "voluntad" y no de cumplir unos tiempos marcados por el Ejecutivo.

 

Tanto Toxo como Méndez reconocen en sendas entrevistas en el diario Público que "no hay reuniones" con la patronal, pero muestran su voluntad en seguir negociando la reforma laboral pese al plazo marcado por el Ejecutivo.

 

Toxo y Méndez califican de "maximalistas" las propuestas de la patronal en la última recta final de la negociación, ante la iniciativa de congelar los salarios y critican que un sector empresarial quiera "dinamitar" el proceso pensando que se beneficiarían más con una reforma laboral elaborada unilateralmente por el Ejecutivo. Creen que el Gobierno debería convocar una Mesa tripartita para tratar otros asuntos como el empleo juvenil o el absentismo. Además, esta mañana, Toxo ha solicitado este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicarles qué reforma laboral quiere y para qué.

 

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social de la CEOE, Francisco Aranda, ha asegurado que "los sindicatos se han opuesto a todos los asuntos clave de la reforma laboral" y ha subrayado que su posicionamiento "ya no vale".

 

La pelota, en el tejado del Gobierno

 

 La pelota está ahora en el tejado del Gobierno. Fuentes del Ministerio de Economía sostienen que podría ser "prematuro" que el Consejo de Ministros del próximo viernes 20 de enero tomara las primeras decisiones en materia laboral, si bien no cerraron la puerta a que pudiera darse luz verde a algunos de los temas consensuados durante las negociaciones.

 

El Ejecutivo se ha comprometido a que una nueva reforma laboral esté cerrada en el primer trimestre del año, después de que el anterior Gobierno socialista aprobara otra reforma del mercado de trabajo por decreto ley tras meses de negociación de los agentes sociales y que también terminaron en fracaso.

 

El Gobierno podría aprobar un nuevo contrato de crisis con despido más barato, puesto que está fue una de las peticiones que trasladó a los agentes sociales el presidente del Gobierno, según ha desvelado la patronal.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación