CEOE pide la retirada de las cotizaciones de los vales de comida y el seguro médico

Calculan un coste equivalente a un punto de cotización a la Seguridad Social
La patronal advierte que el alza pone en riesgo la incipiente recuperación

Las empresas y los trabajadores deben cotizar desde el pasado 22 de diciembre más a la Seguridad Social por conceptos hasta ahora exentos como son el plus de transporte, las ayudas a la comida, los vales para guardería o los seguros médicos y planes de pensiones, entre otros. Eso fue lo que aprobó el Gobierno el pasado 20 de diciembre en el Real Decreto-Ley 16/2013 de medidas urgentes para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, en el que se establece que esta decisión responde a la “necesidad de actuar para potenciar la contratación estable y para acabar con el ciclo de destrucción de empleo”.

 

Pues bien, la iniciativa, aprobada sin apenas publicidad por parte del Ministerio de Empleo, pilló completamente desprevenidos a empresas y trabajadores, ya que además coincidió con el inicio de las vacaciones de Navidad. La reunión celebrada ayer en la sede de CEOE estuvo marcada casi íntegramente por este asunto y transcurrió en un clima de fuerte indignación y enfado por el fondo y la forma en la que se ha adoptado esta medida.

 

En una nota difundida ayer a primera hora de la tarde, CEOE considera que una iniciativa que afecta a las contribuciones sociales de empresarios y trabajadores debería haber estado precedida de la preceptiva consulta, como es habitual en este ámbito, “y no de forma precipitada como ha sucedido, especialmente cuando su coste puede representar, como mínimo, un punto de cotización de Seguridad Social (unos 3.600 millones de euros, según los cálculos efectuados por CincoDías)”.

 

Puntilla adicional

Los empresarios recordaron en su comunicado que se está produciendo un incremento continuo en las cotizaciones sociales, como el alza del 5% decretada por segundo año consecutivo para las bases máximas, que son las que se aplican a los salarios más elevados. Solo esta última subida de las bases máximas estiman que representa un impacto de 750 millones de euros cada año.

 

En este sentido, resaltan que con el citado real decreto-ley se produce un “aumento desproporcionado de las cargas que recaen sobre las retribuciones en especie, que eso son los nuevos conceptos obligados a cotizar, y no salario directo, conllevando un castigo con fines recaudatorios con el que no estamos de acuerdo”.

 

Fuentes de la patronal presentes en la reunión explicaron ayer que el sentir general de los patronos es de una fuerte preocupación porque esta medida “precipitada” perjudica a todos, empresarios y trabajadores; y supondrá una pérdida de competitividad de la economía global y de las empresas justo cuando parece más evidente que comienza la recuperación.

 

“Se trata de un importante revés que pone en peligro la creación de empleo”, añaden las mismas fuentes. Insisten los empresarios en que no creen que la iniciativa beneficie a nadie, y, sin embargo, “habrá que analizar la trascendencia económica, social y legal que tiene”.

 

Ahora toca hacer números en todos los sectores

En el fragor del enfado que ha suscitado el último incremento de cotizaciones sociales, la Junta Directiva de la CEOE instó ayer a todas sus organizaciones sectoriales a que realicen los cálculos de cómo afectará a sus asociados la cotización de los conceptos antes exentos y considerados retribución en especie. Además de echar cuentas, la directiva animó a las patronales a publicar las cifras, de modo que el Gobierno conozca de primera mano la trascendencia de esta última medida.

 

En este sentido, el sector hostelero, uno de los más perjudicados por la nueva cotización de los vales comida, ya ha estimado que la medida puede ocasionar una pérdida de 275.400 clientes, una reducción de su facturación de unos 498 millones de euros y una destrucción de 10.000 empleos en bares y restaurantes. En opinión de la Federación Estatal de Hostelería y Restauración (FEHR), la nueva cotización de los pluses y complementos de manutención, así como otros incluidos en los convenios, puede suponer entre un 10% y un 12% de incremento de las bases de cotización en muchas empresas. Por todo ello, consideran que esta medida frenará las posibilidades de consumo de numerosos ciudadanos, algo inapropiado en un momento en el que es tan necesario que mejore el gasto de las familias para reactivar la economía.

 

Por otra parte, en la Junta Directiva de ayer el expresidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, comunicó su decisión de dejar la vicepresidencia de la CEOE. Herrero ya había dejado el cargo en diciembre como presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), organismo que celebra elecciones a la presidencia el próximo viernes con un único candidato, Javier González de Lara.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación