Empleo prepara un plan que pretende garantizar prácticas o trabajo a los jóvenes

España es uno de los países de Europa con más jóvenes ‘ninis’, ya que contabiliza 858.000
El Ejecutivo contará con una asignación mínima de 2.824 millones para aplicar este programa

El plan operativo para la implantación de la Garantía Juvenil, que ha sido acordado con los agentes sociales y las comunidades autónomas, incluye medidas comunes para todo el país en torno a cuatro ejes de actuación: mejora de la intermediación laboral, mejora de la empleabilidad (idiomas, programas de segunda oportunidad, prácticas laborales, o formación dual, entre otros), fomento de la contratación (reducciones en las cotizaciones) y apoyo al emprendimiento.

 

El objetivo es garantizar que todos los jóvenes menores de 25 años reciben una “buena oferta de empleo, de educación continua o un período de prácticas” en un plazo máximo de cuatro meses tras acabar la educación formal o quedar en el paro. Para ello, España contará con una asignación mínima de 2.824 millones de euros que gestionarán la Administración central y las comunidades autónomas. De la asignación prevista para este Programa Operativo, más de 2.050 millones se concentrarán y se programarán en 2014 y 2015.

 

En el primer semestre de 2014 se materializarán las transformaciones necesarias para la correcta aplicación de la Garantía Juvenil en todo el territorio, y se pondrá en marcha de manera efectiva del Programa Operativo de Empleo Juvenil en el marco del nuevo periodo de programación 2014-2020 del Fondo Social Europeo (FSE) y se dará prioridad a los jóvenes objeto de la Garantía Juvenil en el Plan Anual de Políticas de Empleo.

 

Los menores de 25 años son uno de los grupos de población que más se ha visto afectado por el proceso de destrucción de empleo que se inició en 2007. Tanto es así que, en 2012, de un total de 4.156.100 jóvenes de 16 a 24 años que había en España, 945.000 se encontraban en situación de desempleo y 858.000 jóvenes se encontraban sin empleo y no estaban recibiendo educación ni formación, es decir, podían incluirse en la categoría definida a nivel europeo de ninis. Esta categoría engloba a jóvenes inactivos aunque, en su gran mayoría, corresponde con jóvenes que buscan activamente empleo.

 

España presenta una de las tasas de jóvenes menores de 25 años que no estudian ni trabajan (la tasa “NEET” Not in employment, education or training) más altas de la Unión Europea, cinco puntos por encima de la media y solo por detrás de Bulgaria, Italia y Grecia. Junto a este asunto, la titular de Empleo también abordará la situación general del mercado laboral tras la caída del paro experimentada en 2013 y explicará, asimismo, las últimas medidas de su departamento en esta materia y en Seguridad Social.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación