Burgos dice que la reforma de pensiones busca un modelo "estable"

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha defendido la reforma que ha planteado el Gobierno sobre el sistema público de pensiones, al asegurar que busca un modelo "estable, previsible y objetivo" que evite las decisiones arbitrarias de los gobiernos y se quede al margen de la discrecionalidad política.

 

Así lo ha señalado Burgos en una entrevista en Onda Cero recogida por Euorpa Press, en la que ha asegurado que el Gobierno ha hecho "mucho caso" a los puntos de vista planteados por las instituciones nacionales y comunitarias para plantear su propuesta.

 

El secretario de Estado ha explicado que la reforma se basa en dos ejes: el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019, y el nuevo índice que marcará la revalorización de las prestaciones en lugar del IPC, que entrará en vigor el año que viene por ser el factor que más incide en el incremento sistemático del gasto en pensiones.

 

En este sentido, ha asegurado que la relación directa de las pensiones y la inflación desvincula el sistema de pensiones de la realidad que lo sustenta, porque permite que las prestaciones suban sin tener en cuenta la evolución económica.  

 

Con la reforma que ha planteado el Gobierno, ha señalado Burgos, el sistema acomodará las subidas de las pensiones a la realidad, evitando congelaciones y bajadas inferiores al mínimo marcado (0,25%) en épocas de crisis y permitiendo ganancias por encima del IPC en épocas de bonanza.

 

Según Burgos, hasta ahora el sistema permitía aumentar y congelar las prestaciones incluso cuando la situación económica lo desaconsejaba, lo que llevó al Gobierno socialista a congelarlas y al Gobierno del PP a no revalorizarlas completamente. "Evitaremos esos altibajos", ha dicho.

 

A su parecer, es el momento de hacer este tipo de reformas para avanzar hacia un modelo "estable" que impida cambios permanentes en el sistema que se acaban convirtiendo en meros parches. De hecho, ha criticado a los que quieren esperar para hacer estas reformas y agotar mientras el Fondo de Reserva.

 

"Cada euro que nos gastamos del Fondo es una motivación adicional para hacer las reformas necesarias", ha dicho el secretario de Estado, tras asegurar que esta reforma también garantiza que ningún político reparta el dinero "sin consideración" en épocas de fuerte crecimiento económico y se vea obligado a guardar recursos para cuando las cosas vayan mal.

 

Para hacer su propuesta, Burgos ha explicado que el Gobierno estudió todo tipo de modelos, aunque finalmente decidió que el sistema siguiera siendo público, de reparto, contributivo y de solidaridad. Además, el Gobierno quiere preservar el consenso político y social que siempre ha habido sobre el sistema y la "altísima consideración" de los ciudadanos.

Propuestas para mejorar los sistemas complementarios

Sobre la posibilidad de implementar un sistema mixto o de capitalización, Burgos ha considerado que estos sistemas están bien para complementar el público, pero no para sustituirlo, ya que además la Seguridad Social tiene un abanico de protección más amplio que protege incluso viudas o huérfanos, entre otros colectivos.

 

En cualquier caso, ha asegurado que el Gobierno presentará en los próximos meses un análisis de la situación de los sistemas complementarios y sus posibilidades de mejora, porque son "compatibles" con el sistema y vienen recogidos en la Constitución. "Hay que desarrollar ambos", ha dicho.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación