Resumen de Prensa Semanal

Semana 36

01/09/2014 al 07/09/2014

Ver otras semanas

Cómo cobrar el paro siendo autónomo: el Gobierno relaja los requisitos de acceso

cincodias.com, 02/09/2014

Ser autónomo y acceder a la prestación por cese de actividad –el equivalente a la prestación por desempleo de los asalariados– era poco más que imposible. Lostrabajadores por cuenta propia cotizan para recibir esta ayuda si su negocio va mal desde noviembre de 2010, y pueden cobrarla desde ese mismo mes de 2011.

 

Sin embargo, hasta la fecha, de los 600.000 autónomos que cotizan por esta contingencia, tan solo el 1% ha solicitado la prestación, es decir unoz 6.000. Y de éstos, más del 80% recibieron un no por respuesta al no cumplir los requisitos y no pudieron cobrar la ayuda.

 

El Gobierno ha suavizado este verano las exigencias para el cobro de esta ayuda en la nueva Ley de Mutuas. De este modo se pretende reducir ese 80% de personas que solicitaban, sin suerte, el cese de actividad. Pero, ¿cuáles son las nuevas condiciones para que este requerimiento se aprobado?

 

El cese de actividad puede ser definitivo o temporal. Tendrá siempre un carácter voluntario y comprenderá medidas de formación y orientación profesional dedicada a la promoción de la actividad emprendedora de estos trabajadores. Las condiciones, en este sentido, son similares a las que se acoge cualquier otro empleado cuando se encuentra en paro.

 

La premisa fundamental para acceder al cobro de las prestaciones es la de hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Si no fuese así, el trabajador tendría 30 días naturales para abonar la cantidad adeudada con la Administración.

 

Si cumple este requisito previo, un autónomo tendrá la posibilidad de poner fin a su actividad y acceder la ayuda si su causa se corresponde a un catálogo indicado en la nueva Ley de Mutuas. La causa más común es entrar en pérdidas económicas. Hay que justificar que la merma económica es superior al 10% de los ingresos obtenidos en un año completo. No se aceptará si ese ejercicio es el del inicio de la actividad. Además, también es posible el cese de la actividad cuando hay ejecuciones judiciales derivadas del cobro de deudas que comporten al menos el 30% de los ingresos del año anterior, y cuando hay una declaración de concurso.

 

Por su parte, también se posibilitará el cese de la actividad y el posterior acceso a las prestaciones si el correcto funcionamiento de la actividad se ve alterado por fuerza mayor, violencia de género o por divorcio que previamente haya sido resuelto en un juzgado.

 

Cotizaciones variables

Asimismo, hay novedades respecto a la cotización a pagar para cobrar la ayuda. A partir de ahora la ley de Presupuestos Generales del Estado fijará cada año el tipo de cotización aplicable a la base (promedio de las bases por las que se cotizó en los últimos doce meses). El tipo no podrá ser inferior al 2,2% ni superar el 4%.

 

Desde las asociaciones de autónomos, esta nueva normativa se ve como un avance que mejorará cualitativamente las condiciones laborales de los autónomos. El presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos), Lorenzo Amor, apuntó que “cobrar el paro dejará de ser una odisea para los autónomos”. Sin embargo, Amor, no se pone límites en cuanto a los objetivos cumplidos y por cumplir. “Aún queda mucho camino por recorrer para los autónomos, y las organizaciones que los representan, ocupen el lugar que les corresponde, pero esto indudablemente supone un importante avance”, declaró.

 

Por su parte, Amor valoró el hecho de que los trabajadores por cuenta propia participen del control de las mutuas ya que “prácticamente todas nuestras prestaciones pasan por ellas y es bueno que colaboremos para su buen funcionamiento”.

 

 

Los 'trade' también estrenan requisitos

Para los trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes (trades) –cuyos ingresos dependen en al menos un 75% de un solo pagador– también cambian las condiciones para acceder al cobro del paro. En España hay poco más de 15.000 registrados. No obstante, un autónomo que no esté registrado como Trade podrá acceder a este tipo de prestación si demuestra que por lo menos el 90% de sus ingresos provienen de un solo cliente.

 

Así, los trade o asimilados podrán justificar el cese de la actividad si la duración convenida del contrato con el cliente se finaliza; si hay un incumplimiento contractual grave; o debido a rescisión del contrato por parte del cliente tanto si la causa de la ruptura está justificada como si no.

 

Por último, la incapacidad, fallecimiento o jubilación del cliente, siempre que impida la continuación de la actividad profesional, es una reserva que también recoge la Ley de mutuas para que los trade cobren de la prestación por desempleo.

 

Para acreditar alguna de estas causas, estos trabajadores deberán realizar una declaración jurada en la que se consignará el motivo del cese y acompañada de los motivos que lo establecen.

 

En cualquier caso, también hay unas reservas por las que no se considerará legal el cese de la actividad. Entre estas están la interrupción o el cese voluntario del trabajo o se vuelve a contratar al mismo cliente una vez cesada la actividad y haber recibido la ayuda económica, a contar desde el momento en que se extinguió la prestación. En estos casos deberán reintegrar la prestación recibida.

 

Los hogares sin ingresos cobrarán ayudas en octubre

eleconomista.es, 02/09/2014

El Ejecutivo se compromete a activar los servicios públicos de empleo...

 

... y puja por aliviar el desempleo con formación

 

El Gobierno aprobará una nueva renta para los 740.000 hogares que no cuentan actualmente con ningún tipo de subsidio. Es una de la promesas que el Ejecutivo ha hecho a los agentes sociales y que, según el calendario previsto en estas negociaciones, debería entrar en vigor este mismo otoño, más concretamente, el próximo 1 de octubre.

 

La renta, cuya cuantía aun se desconoce, pretende ser un revulsivo para uno de los frentes que todavía tiene abierto el Gobierno: los parados de larga duración. "Es lo que esperamos negociar este mismo mes para que pueda entrar en vigor en la fecha acordada, de lo contrario, estaríamos agravando un proceso de cronificación del desempleo que ya ha comenzado para este colectivo", explica Ramón Górriz, secretario de organización de CCOO".

 

Es una de las reivindicaciones que pusieron sobre la mesa los sindicatos antes de verano, junto con la necesidad de ampliar la lista de las enfermedades laborales o, entre otras medidas, fomentar la dualidad en el mercado laboral de formación y trabajo.

 

En la carpeta de la patronal CEOE, sin embargo, siguen conviviendo dos demandas principalmente. Por un lado, la patronal es partidaria de flexibilizar las reglas del juego y sobre todo, su eterno anhelo: bajar las cotizaciones sociales. "Consideramos necesario seguir avanzando en un proceso de reformas continuo que posibilite la competitividad de las empresas españolas y su adaptación al ciclo económico", dicen.

 

Con la reforma fiscal aprobada, parece poco probable que el Ejecutivo dé marcha atrás y acceda a bajar dichas cotizaciones, si bien sí que podría tener cabida algún tipo de premio para el empresario. Ayer mismo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, avanzó que el nuevo paquete de medidas que anunciará este mes "quedará muy ligado a las conversaciones mantenidas con la patronal y con los sindicatos".

 

En una entrevista a Onda Cero, Sáenz de Santamaría concretó además que entre los frentes que abordarán se encuadran "formación, parados de larga duración y estrategias para activar los servicios públicos de empleo".

 

Menos parados que al llegar

El Ministerio de Empleo ha publicado hoy las cifras de paro, que mostraron una ligera subida en agosto, hasta un total de 4,42 millones de desempleados. Asimismo, se ha conocido que los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de julio ascendieron a 2.524.715, un 12,2% menos que en el mismo mes de 2013.

 

La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 60,59%, frente al 64,54% de un año atrás, lo que supone un descenso de la cobertura del 6,1%.

 

En este sentido, la vicepresidenta ayer se limitó a recordar los deberes que quedan por hacer. "Se está creando empleo después de 23 trimestres consecutivos de destrucción [...], una tendencia que hay que afianzar", zanjó.

 

También lo marcó como propósito el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el discurso de comienzo de curso de este domingo en Pontevedra. Prometió entonces "una lucha sin cuartel contra el paro para que el próximo ejercicio sea el de la recuperación real". Una actuación que completaría, a su juicio, el buen ritmo que presenta hoy la economía española con un crecimiento del 1,2 en tasa interanual.

 

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, sin embargo, cree que la ausencia de concreción esta vez por parte del Ejecutivo podría significar que la recuperación no es tan "robusta". "Las cifra no serán tan buenas", cuestionó ayer.

 

 

Empleo volverá a flexibilizar algunas jubilaciones a los 61 años

elmundo.es, 02/09/2014

La afiliación media a la Seguridad Social cayó en agosto en 97.582 personas (-0,58 %), lo que situó el número total de ocupados en 16.649.521 personas y supone el primer descenso después de seis meses consecutivos de incrementos, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

No obstante, se trata de la menor caída desde 2005 en un mes de agosto, que históricamente está marcado por la merma de la afiliación.

 

En comparación con 2013 el sistema incorpora afiliados por séptimo mes consecutivo, 321.833 más que hace un año, lo que implica el primer incremento interanual de la afiliación en agosto desde 2007.

 

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que "por primera vez desde agosto de 2006 se produce a la vez un descenso interanual del paro registrado y un incremento interanual de la afiliación".

 

"El resultado de la afiliación en el último mes es el previsible, pues la estacionalidad opera en agosto fuertemente en el sistema con independencia de la coyuntura económica general. Este balance por tanto nos permite mantener intactas las expectativas de creación de empleo en el medio plazo", ha señalado Burgos.

 

En lo que va de año (hasta agosto), el Sistema ha ganado 291.880 afiliados, frente a los 114.994 que perdía en el mismo periodo de 2013.

 

Según ha destacado el Ministerio, el dato con ajuste estacional ofrece información más precisa de cómo evoluciona la ocupación. Así, el balance de agosto, que resulta neutro en términos estadísticos (-2.297), arroja el mejor resultado de los últimos siete años en dicho mes. Por su parte, la tasa anual desestacionalizada (+320.183), es positiva por primera vez desde 2007.

 

Educación se lleva la peor parte

Por sectores, la afiliación al Régimen General descendió el mes pasado en 88.034 (-0,65%), principalmente en el sector de Educación, que explica más de la mitad de la merma de afiliación. Destaca el incremento de ocupados en Actividades Sanitarias, 19.397 (1,45%) y Hostelería, con 19.790 ocupados más (1,74%). El total ocupados se sitúa en 13.470.784.

 

Sin dejar el Régimen General, cabe destacar que el Sistema Especial Agrario experimentó un descenso de 13.454 afiliados medios (-1,88%), lo que sitúa el número de ocupados en 701.867.

 

El Sistema Especial de Empleados de Hogar, por su parte, descendió en 2.431 personas (-0,57%), por lo que ahora alcanza los 426.036 afiliados medios.

 

El Régimen de Autónomos cuenta con 3.109.867 personas, tras anotarse un descenso de 9.566 (-0,31%), al tiempo que en el Régimen del Mar la ocupación aumentó en 116 (0,18%), hasta los 64.705 afiliados medios, y en el Carbón disminuyó en 98 afiliados (-2,30%), situándose en 4.164.

 

En cuanto a variación interanual, la afiliación media se incrementó en 321.833 personas, es decir, un aumento del 1,97%.

 

Concretamente el Régimen General creció un 1,86%, lo que se traduce en 246.337 afiliados más. En cuanto al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, la tasa de afiliación aumentó un 2,50%, lo que supone un crecimiento de 75.863 personas en los últimos doces meses, al tiempo que el Régimen del Mar descendió en 180 (-0,28%) y en el Carbón lo hizo en 187 personas (-4,29%).

 

El empleo aplaza temporalmente su recuperación en agosto

cincodias.com, 03/09/2014

Se esperaba que los datos de empleo del mes de agosto no fueran del todo buenos. Es habitual que en este mes caiga el número de cotizantes y aumente el de parados registrados, debido a que muchos contratos vinculados a la hostelería o al sector educativo terminan. Asimismo, haycomercios o pequeñas empresas industriales que echan el cierre por vacaciones y dan por finalizados los contratos temporales de sus empleados.

 

Este efecto ha interrumpido la buena racha de recuperación del mercado laboral que acumulaba seis meses consecutivos creando empleo en términos de afiliados a la Seguridad Social y cinco meses de descensos del paro registrado. Así, según los datos conocidos el martes, en agosto el sistema perdió 97.582 cotizantes hasta situar el total en 16,64 millones de afiliados, mientras que el número de desempleados ascendió a 4,42 millones tras sumar 8.070 parados más.

 

 

Si bien los datos corregidos de variaciones estacionales (que reflejan con más fidelidad la tendencia del mercado laboral) suavizan este parón las mejoras de la ocupación. De hecho, la serie desestacionalizada de la Seguridad Social solo contabiliza 2.298 cotizantes menos en agosto respecto a julio, frente a la pérdida de 97.582 de los datos sin corregir. Si bien esto también supuso una interrupción de once meses creando empleo según la serie corregida.

 

Y en el caso del desempleo registrado en las oficinas públicas de empleo, las cifras desestacionalizadas indican que en agosto no se habría suspendido siquiera esta recuperación ya que hubo 11.091 parados menos que en julio.

 

A estos datos corregidos y a otros (como al hecho de que en términos interanuales la Seguridad Social sigue creando empleo a un ritmo cercano al 2% y hay 270.853 parados registrados menos) es a lo que se aferran los responsables gubernamentales para considerar que los datos del mes pasado no son del todo malos.

 

De hecho, tanto la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, como el de Seguridad Social, Tomás Burgos, destacaron que no se registraba creación de empleo y reducción del paro en tasas interanuales al mismo tiempo en un mes de agosto desde 2006.

 

Mejor que hace un año

Y es que hace un año por estas fechas, la Seguridad Social perdía más de medio millón de cotizantes y el desempleo crecía en más de 73.000 personas en términos interanuales.

 

Por todo ello, desde el Ministerio de Empleo se mostraron convencidos de que la pérdida de cotizantes de agosto es un dato temporal, “que no pone en cuestión las buenas expectativas del empleo para los próximos meses, que se mantienen intocables”, según enfatizó Burgos.

 

¿Por qué están tan seguros en el Gobierno de que los datos de agosto solo supondrán una interrupción temporal de la recuperación laboral? Fundamentalmente por la tendencia que reflejan los citados datos desestacionalizados. Pero también por el análisis que hacen de lo ocurrido el mes pasado. En agosto, más de la mitad de la pérdida del empleo (52.076) se registró en el sector de la educación, donde en septiembre se recuperarán una buena parte de estos empleos. Seguidamente, la industria (-19.769), la construcción (-8.139) y el comercio (-5.025) explicaron el resto de la caída de la ocupación, también por motivos estacionales en la mayoría de los casos, según el análisis de los responsables del Gobierno.

 

Es más, a pesar de que a finales de agosto finalizaron muchos contratos vinculados al verano, en la hostelería aún se registraron casi 20.000 cotizantes más y en la sanidad otros 19.398 por el efecto de las sustituciones veraniegas.

 

Otro dato que justifica las esperanzas del Ejecutivo en que la recuperación siga en próximos meses es que la coyuntura de agosto no se ha traducido en un recorte de la contratación. De hecho, el número de contratos aumentó prácticamente al mismo ritmo que el mes anterior. Así el mes pasado se registraron poco más de un millón de contratos, un 8,8% más que en agosto del año anterior. Y en lo que va de año, se han firmado un 14% de contratos más que en los ocho primeros meses de 2013. No obstante, respecto al mes de julio, sí se experimentó una fuerte caída del 31%. Asimismo, como es propio del verano y, sobre todo del mes de agosto, los contratos fijos brillaron por su ausencia. Su peso sobre el total de los contratos firmados cayó al 6,43% del total. O lo que es lo mismo: más de nueve de cada diez contratos registrados el mes pasado fueron temporales. Se trata del menor peso de las contrataciones indefinidas en un año. Aunque en agosto de 2013 representaron aún menos: el 5,99% del total de la contratación, lo que supuso el mínimo de la serie histórica.

 

Enfriamiento generalizado

Dicho todo esto, el frenazo en esta senda de recuperación afectó en general a todo tipo de empleo y a la mayoría de las comunidades autónomas.

 

Tanto los trabajadores asalariados como los autónomos sufrieron este empeoramiento estival. Este último colectivo también vio interrumpidos en agosto nueve meses consecutivos de creación de empleo, con casi 10.000 cotizantes menos en el mes.

 

Si bien este grupo de trabajadores mantiene un incremento de la ocupación interanual del 2,5%, más vigoroso incluso que el ritmo de creación de empleo de todo el sistema (1,97% interanual).

 

Igualmente se vio adelgazado el colectivo de trabajadores extranjeros que cotizan a la Seguridad Social, con casi 18.000 afiliados menos. Aunque también son 39.517 más que hace un año.

 

Por lo que se refiere al reparto territorial, la mitad de las regiones destruyeron empleo en agosto respecto a julio. Esta caída la encabezaron las regiones del levante español:Murcia (-2,39%);Comunidad Valenciana (-1,30%); y Cataluña (-1,09%).

 

Sin embargo, este tropiezo de agosto no impidió que todas las comunidades autónomas mantuvieran tasas positivas de creación de empleo si se compara con cómo estaban hace un año. De esta forma, las islas Baleares y Canarias, junto con la Comunidad Valenciana fueron las regiones que mantienen una ganancia de cotizantes más vigorosa, por encima del 3% anual.

 

La creación de empresas aguanta el tirón en verano

Los tibios datos del mercado laboral en agosto no afectaron, sin embargo, a la iniciativa empresarial. Así, el mes pasado, el número de nuevas empresas siguió creciendo, con la creación de 2.739 sociedades inscritas en la Seguridad Social con cuenta de cotización. De esta forma, el sistema anota seis meses consecutivos de creación de empresas.

 

Asimismo, la comparativa con agosto de 2013 refleja un ritmo de creación de nuevas sociedades del 2,28%, con 32.027 más que hace un año. En total, en agosto había inscritas y cotizando 1.436.827 empresas, la mayor cantidad desde octubre de 2011, según las cifras conocidas ayer. En términos interanuales, se llevan creando empresas desde hace nueve meses consecutivos.

 

En cuanto al tamaño de las nuevas sociedades, solo hubo destrucción entre aquellas que tenían un solo trabajador cotizando. Este grupo vio desaparecer 1.300 entidades respecto a julio.

 

Es especialmente alentador el hecho de que el mayor incremento lo experimentaron en agosto las empresas de más de 500 trabajadores, que incrementaron su número un 1,7% frente a incrementos mucho más tímidos de las compañías de menor tamaño. Así, le siguieron aquellas que tenían entre 6 y 50 empleados, que crecieron un 0,8% respecto a julio; y las que tienen de 1001 a 500 asalariados, con un avance del 0,6%.

 

Mientras que todos los tipos de empresas, independientemente de su tamaño, anotaron tasas positivas de crecimiento en comparación con hace un año.

 

 

El gasto en ayudas por desempleo sigue a la baja

La partida destinada a pagar prestaciones y subsidios por desempleo cumplió en julio 13 meses de descensos. Así en dicho mes (los datos económicos del desempleo siempre se facilitan con un mes de retraso respecto al registro de paro) se destinaron 1.989 millones al pago de estas ayudas, lo que supuso un notable descenso del 18,4% respecto a lo gastado en julio de 2013.

 

Este recorte del gasto obedece fundamentalmente al agotamiento de las prestaciones y subsidios a los que se tienen derecho, por el prolongamiento de la crisis y al menor número de despidos, que no son tantos como para mantener el gasto que se deja de hacer por el término de las ayudas.

 

De esta forma, el número de beneficiarios también experimentó una caída en julio del 12,2% respecto al mismo mes del año anterior. Con ello, el número total de perceptores de alguna de estas ayudas ascendió a 2.524 millones, lo que supuso que la tasa de cobertura (porcentaje de parados que recibe ayudas económicas) cayó al 60,5%, frente al 64,5% de hace un año. La partida de gasto para prestaciones contributivas, que son las que antes se agotan, fue la que más cayó, con un ajuste del 23% respecto a julio de 2013. Mientras que el coste de los subsidios se abarató un 11%. Esto supuso que la cuantía media por beneficiario también bajó un 4% hasta los 788,3 euros al mes.

 

Estos datos permitirán previsiblemente al Gobierno cumplir con la partida reservada en los presupuestos para pagar el desempleo por primera vez en la crisis.

 

Tres medidas que prepara el Gobierno para estimular el empleo

cincodias.com, 03/09/2014

El Gobierno está ya ultimando una nueva hornada de medidas para reactivar el mercado laboral. Previsiblemente, aún en septiembre el Consejo de Ministros aprobará varios cambios normativos para agilizar el paso de la situación de desempleo al empleo. En concreto, el Ejecutivo prevé aprobar en lo que resta de mes los nuevos acuerdos nacionales de formación.

 

 Se trata de un nuevo sistema para repartir e impartir la formación de parados y ocupados, que ha sido negociado durante meses con empresarios y sindicatos. El nuevo sistema prevé que desde 2015 la parte de los planes nacionales para formar trabajadores ocupados –que hasta ahora se repartían fundamentalmente entre organizaciones patronales y sindicales– quedará abierta a la libre concurrencia. Así, los centros privados de formación acreditados competirán con los agentes sociales por esta actividad financiada con subvenciones públicas.

 

También en septiembre, el departamento de Fátima Báñez quiere aprobar la modernización de las oficinas públicas de empleo (antiguo Inem). Se trata de una unificación de criterios de los servicios regionales de empleo y el estatal, que aún no se había hecho desde que se transfirieron las competencias en políticas activas a las comunidades.

 

Para finales de octubre, el Gobierno prepara la creación de una ayuda para parados de larga duración sin recursos. Se trata de una iniciativa que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy pactó con patronal y sindicatos en su última reunión. Para ello, desde Empleo están contabilizando los perceptores de subsidios por desempleo y los de rentas mínimas, “para detectar quien necesita de verdad esta nueva ayuda”.

 

Empleo volverá a flexibilizar algunas jubilaciones a los 61 años

cincodias.com, 03/09/2014

El Ministerio de Empleo ha abierto la puerta a volver a flexibilizar las condiciones de algunas jubilaciones anticipadas a los 61 años, después de que un cambio de criterio administrativo retrasara, desde mediados de junio, el retiro de algunos trabajadores que fueron despedidos antes del 1 de abril de 2013 y que cotizan individualmente a la Seguridad Social hasta los 63 años.

 

Así lo ha barajado hoy el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, quien ha informado que mañana mantendrá una reunión con los sindicatos y los empresarios para analizar los efectos de este cambio de criterio que dictó la Dirección de Ordenación de la Tesorería del organismo que dirige. Según los cálculos de Empleo, esta nueva interpretación de la normativa de pensiones, más estricta, podía llegar a afectar a unos 7.000 trabajadores al año, hasta el 1 de enero de 2019, lo que suma una cantidad de 35.000 posibles perjudicados.

 

La polémica surgió a principios de agosto, cuando la Seguridad Social volvió a emitir un segundo cambio de criterio a la hora de interpretar la ley, que restringía aún más lo dicho en junio. Estos criterios decían a los funcionarios del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) que tramitan las altas de nuevas pensiones de jubilación, que todos aquellos que habían suscrito un convenio especial con la Seguridad Social debían considerarse como "asimilados al alta" y, por lo tanto, se les debía aplicar la normativa de pensiones aprobada tras las reformas de 2011 y 2012.

 

Según dicha norma, se accede a la jubilación anticipada a los 63 años y habiendo cotizado un mínimo de 33 años, en lugar de jubilarse a los 61 con 30 años cotizados, como se permitía antes de la reforma de 2011. Y es que en esa reforma, que hizo el PSOE, y en la siguiente de 2012, que ya hizo el actual Gobierno del PP, se establecían dos colectivos a los que, como excepción, se podía seguir aplicando los requisitos de jubilación anticipada anteriores a las reformas, que eran más permisivos.

 

Estos dos colectivos que podía seguir jubilándose a los 61 años eran aquellos que hubieran acordado con su empresa una jubilación flexible o anticipada y suscribieran un convenio individual con la Seguridad Social fruto de ese pacto; y aquellos trabajadores, despedidos antes de 2013 y que no volvieran a estar dados de alta en ningún régimen de Seguridad Social.

 

Fue precisamente este último colectivo el afectado por un cambio de criterio administrativo a mediados de junio, ya que la Ordenación interpretó que todos aquellos suscriptores de convenios individuales que eran fruto de iniciativas personales y no de acuerdos con su empresa, eran "asimilados al alta" y a efectos legales eso supone volvera a estar dado de alta en la Seguridad Social, por lo que no ya podían entrar dentro del segundo colectivo al que se aplicaban las condiciones de jubilación previas a las reformas de pensiones.

 

Los sindicatos dieron la voz de alarma ante esta nueva interpretación de la ley y llamaron la atención sobre el hecho de que perjudicaba precisamente a aquellos despedidos que decidían pagarse la cotización de su bolsillo para no verse perjudicados a la hora de cobrar la pensión y no afectaba a aquellos a los que sus empresas les financiaban todo o en parte el convenio individual.

 

Por ello, desde Empleo aceptan que puede haber muchos casos en los que el cambio de interpretación de la ley les sea perjudicial porque contravenga el principio de "confianza legítima" de los ciudadanos en la ley. Esto permite a la Administración revisar sus actos si perjudican el espíritu de la norma.

 

En la reunión de mañana, los técnicos de la Seguridad Social y de los sindicatos y empresarios aportarán un análisis de los casos de afectados desde mediados de junio y, previsiblemente, en función de esto, previsblemente, Empleo volverá a permitir que algunos de aquellos a los que se les había restringido la jubilación a los 61 años puedan acceder al retiro a esa edad.

 

Bajar los salarios no mejora ya la competitividad y aumenta el riesgo de pobreza, avisa la OCDE

eldiario.es, 03/09/2014

La "significativa moderación salarial" "no se ha traducido totalmente en dinámicas de precios más bajos que promovieran la competitividad", lamenta la organización que ve cómo sube el riesgo de pobreza

Desde 2009, España es el cuarto país donde más se han reducido los salarios, un 1,8%, y solo Grecia, Portugal e Irlanda (los tres rescatados), han recortado salarios más que España

Las empresas no han trasladado las ganancias que obtenían de recortar la masa salarial a reducir márgenes y precios sino a mejorar rentabilidad

 

Las rebajas salariales, que se han impuesto en particular en los países europeos más afectados por la crisis, están mostrando sus límites en la mejora de la competitividad e incluso son contraproducentes porque agravan el riesgo de pobreza y tienen un efecto depresivo sobre la demanda, según la OCDE.

 

"Mayores ajustes salariales a la baja en los países más afectados corren el riesgo de ser contraproducentes", subraya en su informe anual sobre el empleo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Ese riesgo -señala la organización- es particularmente importante en un contexto de inflación próxima a cero, en alusión directa a la situación que se da en la zona del euro, porque contribuye poco a la creación de nuevos empleos mientras que "incrementa el riesgo de pobreza y deprime la demanda agregada".

 

Esta conclusión deriva de la observación de que la "significativa moderación salarial" que ha habido en muchos países miembros durante la crisis "no se ha traducido totalmente en dinámicas de precios más bajos que promovieran la competitividad y reforzaran la producción y el crecimiento del empleo".

 

Es decir, que las empresas no han trasladado la totalidad de las ganancias que obtenían con el recorte de su masa salarial para bajar los precios de sus productos y vender más, en parte tal vez porque han preferido dedicar ese dinero a mejorar su rentabilidad, pero también por falta de competitividad en los mercados. Por eso, para los autores del estudio es hora de continuar con las "reformas estructurales" que hagan saltar los obstáculos a una competencia efectiva en los mercados de productos que permitan sacar beneficios de las que se han hecho en el terreno laboral, y que potenciarán la generación de nuevos puestos de trabajo.

Los salarios reales subieron a un ritmo del 0,74 % anual en el conjunto de la OCDE entre el cuarto trimestre de 2007 -antes de que la crisis se hiciera sentir- y el primero de 2009, y esa progresión casi se estancó desde ese momento y hasta el último trimestre de 2013.

 

Desde comienzos de 2009 hasta finales de 2013, las cosas cambiaron para varios países de la zona del euro, donde hubo fuertes descensos de la capacidad adquisitiva de los salarios, en particular en Grecia (-5,17 % en ritmo anual), Portugal (-2,25 %), Irlanda (-2,06 %), España (-1,79 %), República Checa (-1,68 %) y Reino Unido (-0,98 %). En ese segundo periodo, los incrementos salariales sólo superaron la cadencia del 1 % en Polonia (1,91 %), Noruega (1,82 %) y Australia (1,77 %).

CEOE propondrá subidas salariales en torno al 1% para el año próximo

eleconomista.es, 05/09/2014

La patronal defiende vincular la remuneración a la productividad y al paro

 

Subidas salariales en torno al 1% para 2015. Esa es, en principio, la propuesta que planteará la patronal CEOE a los sindicatos en la negociación del nuevo acuerdo general de convenios, que sustituya al actual Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que caduca este año.

 

La organización que preside Juan Rosell mantuvo ayer reuniones preliminares con los sindicatos, por la mañana, y con la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, por la tarde, en las que se ratificó la voluntad de mantener las líneas del acuerdo firmado el pasado 29 de julio, tras la reunión que los agentes sociales mantuvieron con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra Fátima Báñez, en el Palacio de la Moncloa.

 

Aunque fuentes de la patronal señalaron que en las reuniones de ayer no se entró en detalles concretos, algunos responsables de la CEOE apuntan que la organización mantiene los criterios apuntados en las recomendaciones para la negociación colectiva de este año, que fijan los aumentos salariales en torno al 1%, ligados a un incremento del PIB a precios constantes entre el 1 y el 2%. Banda que se enmarca dentro de la previsiones revisadas del Ministerio de Economía, que apunta a un crecimiento del PIB del 1,5%.

 

Sólo si el incremento del PIB en 2014 llegara o fuera superior al 2%, la CEOE asumiría incrementos de sueldos en torno al 1,5% para el año próximo.

 

Ayer, el propio Juan Rosell recordaba, en declaraciones a Gestiona Radio, que los sueldos subirán este año un 0,6%, el doble de lo que subirá la inflación, al tiempo que advertía de que bajar salarios sería "contraproducente" para el crecimiento económico.

 

¿Entonces, la moderación salarial?

Pero el que no haya que bajar los salarios no significa que se deba abandonar la tendencia a la moderación salarial mantenida durante los años 2012 y 2013, consecuencia del II AENC, que finaliza ahora.

 

Por ello, la organización empresarial insiste en que los salarios deben evolucionar de acuerdo con la productividad mientras persista el desempleo, para lo que deberá tenerse en cuenta la evolución de la producción y ventas, los beneficios, la situación general de la economía y la evolución de los costes salariales de los países competidores.

 

La CEOE recuerda que la remuneración por asalariado ha repuntado en el segundo trimestre de este año, con un crecimiento interanual del 0,3%, tras el leve descenso del 0,1% en los tres primeros meses del ejercicio.

 

Crece en el sector público

Las estimaciones del Servicio de Estudios de CEOE muestran como en el sector público la remuneración por asalariado intensificó su ritmo de crecimiento hasta el 0,7%, mientras que en el sector privado esta mejora de las retribuciones fue de sólo el 0,2%, aunque también se aprecia un perfil de aceleración.

 

Al margen de los criterios en materia retributiva, la patronal española plantea que el Acuerdo por el Empleo y el Crecimiento Económico debe potenciar abiertamente el contrato a tiempo parcial, mediante una simplificación de la regulación actual, muy compleja y rígida; además de posibilitar una distribución más flexible del tiempo de trabajo, fomentar el contrato indefinido a tiempo parcial como alternativa a la contratación temporal y ampliar el número de horas complementarias que pueden realizarse del 15 al 30%.

 

Insistirá también la CEOE en considerar el contrato de formación como un contrato de inserción para posibilitar la incorporación de los jóvenes a las empresas.

 

El Gobierno aprobará hoy un plan de empleo e impulso a la activación

expansion.com, 05/09/2014

El Consejo de Ministros aprobará hoy un plan de empleo e impulso a la activación que se enmarca dentro de un conjunto de iniciativas que se irán poniendo en marcha con la intención de acelerar la creación de empleo estable y de calidad.

 

Fuentes del Ejecutivo han confirmado que mañana se dará el visto bueno a un paquete de medidas para la activación del empleo, tal y como adelantó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el pasado martes en Logroño.

 

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, se reunió ayer por la tarde con los interlocutores sociales (CCOO, UGT, CEOE y CEPYME) para analizar las iniciativas de próxima aprobación, ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Entre ellas, un plan de empleo que deberá desarrollarse en coordinación con las comunidades autónomas, competentes en la gestión de las medidas en este ámbito.

 

También han hablado de la futura Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016, el Plan Anual de Política de Empleo 2014 y la distribución de fondos desde el Servicio Público de Empleo Estatal a las autonomías para la ejecución de políticas activas.

 

Además, se ha avanzado en la definición del cronograma y las líneas de trabajo a seguir durante los próximos meses para dar cumplimiento a los compromisos adquiridos mediante el acuerdo para la negociación tripartita suscrito el pasado mes de julio en La Moncloa.

 

Mediante ese acuerdo el Gobierno y los interlocutores sociales expresaron su voluntad de trabajar de manera conjunta abordando medidas concretas en distintos ámbitos, desde la reforma de la formación profesional para el empleo y la elaboración de un mapa completo de prestaciones, hasta el impulso a la negociación colectiva.

 

Según Empleo, en la reunión de ayer por la tarde las tres partes (Gobierno, patronal y sindicatos) han constatado que, pese a haberse iniciado una etapa de crecimiento económico, la duración e intensidad de la crisis y su impacto sobre la ocupación "todavía suponen un gran reto para el futuro de España".

 

En este contexto, el Gobierno y los interlocutores sociales han considerado necesario poner en marcha "actuaciones vigorosas" que contribuyan a intensificar la recuperación y acelerar la creación de empleo estable y de calidad.

 

Ver otras semanas