Empleo volverá a flexibilizar algunas jubilaciones a los 61 años

El Ministerio de Empleo ha abierto la puerta a volver a flexibilizar las condiciones de algunas jubilaciones anticipadas a los 61 años, después de que un cambio de criterio administrativo retrasara, desde mediados de junio, el retiro de algunos trabajadores que fueron despedidos antes del 1 de abril de 2013 y que cotizan individualmente a la Seguridad Social hasta los 63 años.

 

Así lo ha barajado hoy el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, quien ha informado que mañana mantendrá una reunión con los sindicatos y los empresarios para analizar los efectos de este cambio de criterio que dictó la Dirección de Ordenación de la Tesorería del organismo que dirige. Según los cálculos de Empleo, esta nueva interpretación de la normativa de pensiones, más estricta, podía llegar a afectar a unos 7.000 trabajadores al año, hasta el 1 de enero de 2019, lo que suma una cantidad de 35.000 posibles perjudicados.

 

La polémica surgió a principios de agosto, cuando la Seguridad Social volvió a emitir un segundo cambio de criterio a la hora de interpretar la ley, que restringía aún más lo dicho en junio. Estos criterios decían a los funcionarios del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) que tramitan las altas de nuevas pensiones de jubilación, que todos aquellos que habían suscrito un convenio especial con la Seguridad Social debían considerarse como "asimilados al alta" y, por lo tanto, se les debía aplicar la normativa de pensiones aprobada tras las reformas de 2011 y 2012.

 

Según dicha norma, se accede a la jubilación anticipada a los 63 años y habiendo cotizado un mínimo de 33 años, en lugar de jubilarse a los 61 con 30 años cotizados, como se permitía antes de la reforma de 2011. Y es que en esa reforma, que hizo el PSOE, y en la siguiente de 2012, que ya hizo el actual Gobierno del PP, se establecían dos colectivos a los que, como excepción, se podía seguir aplicando los requisitos de jubilación anticipada anteriores a las reformas, que eran más permisivos.

 

Estos dos colectivos que podía seguir jubilándose a los 61 años eran aquellos que hubieran acordado con su empresa una jubilación flexible o anticipada y suscribieran un convenio individual con la Seguridad Social fruto de ese pacto; y aquellos trabajadores, despedidos antes de 2013 y que no volvieran a estar dados de alta en ningún régimen de Seguridad Social.

 

Fue precisamente este último colectivo el afectado por un cambio de criterio administrativo a mediados de junio, ya que la Ordenación interpretó que todos aquellos suscriptores de convenios individuales que eran fruto de iniciativas personales y no de acuerdos con su empresa, eran "asimilados al alta" y a efectos legales eso supone volvera a estar dado de alta en la Seguridad Social, por lo que no ya podían entrar dentro del segundo colectivo al que se aplicaban las condiciones de jubilación previas a las reformas de pensiones.

 

Los sindicatos dieron la voz de alarma ante esta nueva interpretación de la ley y llamaron la atención sobre el hecho de que perjudicaba precisamente a aquellos despedidos que decidían pagarse la cotización de su bolsillo para no verse perjudicados a la hora de cobrar la pensión y no afectaba a aquellos a los que sus empresas les financiaban todo o en parte el convenio individual.

 

Por ello, desde Empleo aceptan que puede haber muchos casos en los que el cambio de interpretación de la ley les sea perjudicial porque contravenga el principio de "confianza legítima" de los ciudadanos en la ley. Esto permite a la Administración revisar sus actos si perjudican el espíritu de la norma.

 

En la reunión de mañana, los técnicos de la Seguridad Social y de los sindicatos y empresarios aportarán un análisis de los casos de afectados desde mediados de junio y, previsiblemente, en función de esto, previsblemente, Empleo volverá a permitir que algunos de aquellos a los que se les había restringido la jubilación a los 61 años puedan acceder al retiro a esa edad.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación