Los hogares sin ingresos cobrarán ayudas en octubre

El Ejecutivo se compromete a activar los servicios públicos de empleo...

 

... y puja por aliviar el desempleo con formación

 

El Gobierno aprobará una nueva renta para los 740.000 hogares que no cuentan actualmente con ningún tipo de subsidio. Es una de la promesas que el Ejecutivo ha hecho a los agentes sociales y que, según el calendario previsto en estas negociaciones, debería entrar en vigor este mismo otoño, más concretamente, el próximo 1 de octubre.

 

La renta, cuya cuantía aun se desconoce, pretende ser un revulsivo para uno de los frentes que todavía tiene abierto el Gobierno: los parados de larga duración. "Es lo que esperamos negociar este mismo mes para que pueda entrar en vigor en la fecha acordada, de lo contrario, estaríamos agravando un proceso de cronificación del desempleo que ya ha comenzado para este colectivo", explica Ramón Górriz, secretario de organización de CCOO".

 

Es una de las reivindicaciones que pusieron sobre la mesa los sindicatos antes de verano, junto con la necesidad de ampliar la lista de las enfermedades laborales o, entre otras medidas, fomentar la dualidad en el mercado laboral de formación y trabajo.

 

En la carpeta de la patronal CEOE, sin embargo, siguen conviviendo dos demandas principalmente. Por un lado, la patronal es partidaria de flexibilizar las reglas del juego y sobre todo, su eterno anhelo: bajar las cotizaciones sociales. "Consideramos necesario seguir avanzando en un proceso de reformas continuo que posibilite la competitividad de las empresas españolas y su adaptación al ciclo económico", dicen.

 

Con la reforma fiscal aprobada, parece poco probable que el Ejecutivo dé marcha atrás y acceda a bajar dichas cotizaciones, si bien sí que podría tener cabida algún tipo de premio para el empresario. Ayer mismo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, avanzó que el nuevo paquete de medidas que anunciará este mes "quedará muy ligado a las conversaciones mantenidas con la patronal y con los sindicatos".

 

En una entrevista a Onda Cero, Sáenz de Santamaría concretó además que entre los frentes que abordarán se encuadran "formación, parados de larga duración y estrategias para activar los servicios públicos de empleo".

 

Menos parados que al llegar

El Ministerio de Empleo ha publicado hoy las cifras de paro, que mostraron una ligera subida en agosto, hasta un total de 4,42 millones de desempleados. Asimismo, se ha conocido que los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de julio ascendieron a 2.524.715, un 12,2% menos que en el mismo mes de 2013.

 

La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 60,59%, frente al 64,54% de un año atrás, lo que supone un descenso de la cobertura del 6,1%.

 

En este sentido, la vicepresidenta ayer se limitó a recordar los deberes que quedan por hacer. "Se está creando empleo después de 23 trimestres consecutivos de destrucción [...], una tendencia que hay que afianzar", zanjó.

 

También lo marcó como propósito el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el discurso de comienzo de curso de este domingo en Pontevedra. Prometió entonces "una lucha sin cuartel contra el paro para que el próximo ejercicio sea el de la recuperación real". Una actuación que completaría, a su juicio, el buen ritmo que presenta hoy la economía española con un crecimiento del 1,2 en tasa interanual.

 

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, sin embargo, cree que la ausencia de concreción esta vez por parte del Ejecutivo podría significar que la recuperación no es tan "robusta". "Las cifra no serán tan buenas", cuestionó ayer.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación