Tres medidas que prepara el Gobierno para estimular el empleo

El Gobierno está ya ultimando una nueva hornada de medidas para reactivar el mercado laboral. Previsiblemente, aún en septiembre el Consejo de Ministros aprobará varios cambios normativos para agilizar el paso de la situación de desempleo al empleo. En concreto, el Ejecutivo prevé aprobar en lo que resta de mes los nuevos acuerdos nacionales de formación.

 

 Se trata de un nuevo sistema para repartir e impartir la formación de parados y ocupados, que ha sido negociado durante meses con empresarios y sindicatos. El nuevo sistema prevé que desde 2015 la parte de los planes nacionales para formar trabajadores ocupados –que hasta ahora se repartían fundamentalmente entre organizaciones patronales y sindicales– quedará abierta a la libre concurrencia. Así, los centros privados de formación acreditados competirán con los agentes sociales por esta actividad financiada con subvenciones públicas.

 

También en septiembre, el departamento de Fátima Báñez quiere aprobar la modernización de las oficinas públicas de empleo (antiguo Inem). Se trata de una unificación de criterios de los servicios regionales de empleo y el estatal, que aún no se había hecho desde que se transfirieron las competencias en políticas activas a las comunidades.

 

Para finales de octubre, el Gobierno prepara la creación de una ayuda para parados de larga duración sin recursos. Se trata de una iniciativa que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy pactó con patronal y sindicatos en su última reunión. Para ello, desde Empleo están contabilizando los perceptores de subsidios por desempleo y los de rentas mínimas, “para detectar quien necesita de verdad esta nueva ayuda”.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación