Empleo cede a tramitar como proyecto de ley el tiempo parcial

El texto regula asuntos como las ayudas a las víctimas del accidente de Santiago, los despidos colectivos o la reinserción de parados

Bañez cifra en 2,5 millones de trabajadores el colectivo de empleados a tiempo parcial que se verá beneficiado

 

Los partidos de la oposición en el Congreso han criticado hoy al Gobierno por “fulminar” el acuerdo que había alcanzado con los agentes sociales y los partidos políticos en torno a la reforma del sistema de acceso a la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial al presentar un decreto “cajón de sastre” que incluye normativas muy variadas, lo que impedirá la unanimidad que se podía haber logrado en la votación.

 

Así, todas las formaciones de la oposición que han intervenido en el Pleno de la Cámara Baja reconocieron que la solución acordada para eliminar la discriminación en el acceso a la pensión por parte de los empleados a tiempo parcial es “razonable”. También, han respaldado lo referente a las ayudas para las víctimas del accidente de Santiago. Sin embargo, otros asuntos como la inclusión de modificaciones sobre el acceso al paro, la tutela judicial en despidos colectivos o la autorización de un crédito extraordinario a Adif han despertado importantes críticas.

 

Por eso, los diferentes portavoces han lamentado uno tras otro que el Gobierno no haya aprovechado la ocasión para escenificar un acuerdo importante con la votación de un decreto específico para los trabajadores a tiempo parcial y haya optado por presentar una normativa “cajón de sastre”. Por todo ello, han reclamado de forma generalizada que se tramite el decreto como proyecto de ley para poder presentar enmiendas.

 

Finalmente, la representante del PP Carolina España ha recriminado a la oposición carecer de “argumentos sólidos” para votar contra la convalidación de un decreto que, si incluye muchas materias, es porque “todas son urgentes, necesarias y positivas para los ciudadanos”. Fue en ese momento cuando ha avanzado que se tramitará como proyecto de ley para que se puedan “presentar mejoras”.

 

Por su parte, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha destacado que el texto supone un “acuerdo histórico”, sobre todo para las mujeres. Báñez explicó que las modificaciones se producen tras las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE y del Tribunal Constitucional (TC) declarando nulo el método de cálculo de las pensiones para los empleados a tiempo parcial. A renglón seguido, ha subrayado que este acuerdo beneficiará a 2,5 millones de ciudadanos, tanto futuros pensionistas como los que están tramitando actualmente sus solicitudes.

 

En su opinión, este decreto “pone fin a un sistema que reclamaba a los trabajadores a tiempo parcial, sobre todo mujeres, un periodo de vida laboral proporcionalmente mayor que el de los trabajadores a tiempo completo para acceder a una pensión contributiva”, lo que conlleva un “avance cualitativo”.

 

Para ello, se “flexibiliza” el periodo de carencia necesario para acceder a la jubilación contributiva adaptando ese tiempo a la parcialidad de cada trabajador, de forma que no se les exija más tiempo que a los empleados a tiempo completo. Se aplicará un coeficiente global de parcialidad sobre toda la vida laboral, con lo que “entre el 30% y el 40% de las solicitudes denegadas en 2012 accederán a una pensión pública”.

 

Su cuantía se calculará aplicando un factor del 1,5, mientras que el porcentaje aplicable sobre la base reguladora se regirá por la escala general. Se mantienen los complementos a mínimos y las pensiones mínimas con “la misma extensión y condiciones” que para los trabajadores a jornada completa.

 

La titular de Empleo ha elogiado los cambios introducidos en el sistema de acceso a una pensión de los trabajadores a tiempo parcial. “Se da una cobertura adecuada a todas las personas que realizan una actividad laboral y profesional, y se mantienen los principios de contributividad, proporcionalidad y equidad que garantizan el sistema de la Seguridad Social, asegurando también la equidad con los trabajadores a tiempo completo”, ha añadido, recordando que al cabo de un año se presentará un informe de evaluación de este sistema.

 

 Al margen de la regulación del acceso a prestaciones para trabajadores a tiempo parcial, el decreto ley incluye otro “conjunto de mejoras técnicas” de la normativa laboral para, por una parte, “reforzar la vinculación entre la protección por desempleo y la inserción laboral de los parados” y, por otra, para “otorgar más seguridad jurídica y certidumbre a los trabajadores, los empresarios y sus representantes”, según la ministra. “Se mejora la aplicación práctica de algunas instituciones laborales como el periodo de consultas. Estoy convencida de que estas modificaciones facilitarán que las medidas sigan siendo acordadas, como ya sucede en más del 90% de los casos”, insistió Báñez.

 

Finalmente, ha resumido que el resto de medidas (relativas a tasas aeroportuarias o al sector ferroviario, entre otras) buscan “mejorar la eficiencia y competitividad de la economía” a través de la “profundización en las reformas que harán al país más competitivo, poniendo más énfasis en la seguridad jurídica y sentando las bases de la recuperación y la creación de empleo”. “Ésta y ninguna otra es la senda del Gobierno para seguir trabajando y resolver los problemas sin dilación y sacar al país de la crisis. Y en esta senda me gustaría encontrarles a todos”, concluyó.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación