La CEOE prevé que España roce los seis millones de parados en 2013

La economía española se contraerá un 1,6% tanto este año como el año que viene, mientras que el paro escalará al 25,2% en 2012 y al 26,5% en 2013, tras rozar la cifra de los seis millones de parados, según las últimas previsiones de la CEOE.

 

Así se recoge en el "Informe de Previsiones de la Economía Española 2012-2013" que se ha presentado hoy ante la Junta Directiva de la patronal en su reunión ordinaria mensual y que tal y como explica la CEOE en una nota, esas evoluciones obedecen tanto a las peores perspectivas sobre el contexto internacional como a un mayor deterioro de la demanda nacional.

 

El retroceso de la actividad en 2012 provocará una mayor caída del empleo, del 4,8% en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que se prolongará en 2013, aunque con menor intensidad (del 3,4%) y el número de desempleados alcanzará un nuevo máximo histórico en 2012, ya que se superarán los 5,8 millones de personas de media y la tasa de paro ascenderá al 25,2 % .

 

Según el informe, en 2013 en España se rozarán los 6 millones de personas y la tasa de paro será del 26,5% y en cuanto al déficit público, la CEOE pronostica una desviación al alza de seis décimas del objetivo del Gobierno para 2012 (el 6,3%) a pesar de las últimas medidas de ajuste presupuestario. Durante este año, también se superará en unas cuatro décimas el objetivo oficial de déficit (el 4,5%).

 

Por lo que respecta a la actividad económica durante 2013, la patronal cree que, aunque la prima de riesgo será menor y las reformas estructurales tendrán un impacto positivo, la recuperación de la demanda se retrasará hasta la segunda parte del año y será "muy lenta".

 

Esto supondrá que el PIB registrará una caída similar a la de 2012, "si bien con un perfil ascendente", precisa la patronal que dirige Juan Rosell.

 

En cuanto a 2012, en el informe se indica que está siendo muy difícil para la economía española por la "combinación de recesión con políticas fiscales y presupuestarias restrictivas".

 

En este sentido, advierte de que el déficit público de 2011 (que con la revisión a la baja del PIB se sitúa en el 9%) hace necesario un ajuste presupuestario "intenso" para cumplir con los objetivos, lo que resulta "complicado" con una demanda interna tan débil y considera que, a corto plazo, el ajuste fiscal afectará en términos de crecimiento e inflación.

 

Así, la subida de impuestos y los recortes de gastos harán que se intensifique la tendencia descendente de la actividad, que podría tocar fondo a mediados de 2013.

 

La CEOE prevé que la inflación mantenga su tendencia alcista durante los primeros meses de 2013 debido al encarecimiento de los productos energéticos y al impacto de la subida del IVA.

 

Del sector exterior, resalta que las exportaciones seguirán desempeñando un papel "muy destacado", aunque se desacelerarán por el menor crecimiento internacional; mientras que las importaciones se reducirán.

 

En cuanto a la inversión, el pronostico de la CEOE para 2012 y 2013 es que las perspectivas seguirán siendo "muy negativas" por las dificultades de acceso a la financiación y por la debilidad de la demanda en el corto plazo.

 

Del déficit corriente se precisa que en 2013 la necesidad de financiación seguirá reduciéndose en torno al medio punto del PIB, principalmente por la evolución de la cuenta comercial y del sector servicios.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación