Resumen de Prensa Semanal

Semana 39

23/09/2013 al 29/09/2013

Ver otras semanas

El PSOE promete una contrarreforma de pensiones en dos años

europapress.es, 23/09/2013

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha expresado su frontal oposición al nuevo modelo de sistema de pensiones formulado por el PP y ha prometido que dentro de dos años los socialistas, en el supuesto de acceder al gobierno, acometerán primero una "reforma de la reforma laboral" y en segundo lugar "repondrán los derechos de los pensionistas que han sido expropiados".

 

La política vallisoletana, quien, junto con el secretario provincial, Javier Izquierdo, ha anunciado en la capital del Pisuerga el inicio de una campaña informativa entre los ciudadanos sobre la nueva reforma del sistema de pensiones propuesta por el PP y sus repercusiones, no ha dudado al afirmar que con esta última medida el Gobierno de Mariano Rajoy "cierra el círculo de sus grandes mentiras", en referencia a las promesas hechas en su día por el aludido de que no tocaría ni la sanidad, ni la educación ni las pensiones.

 

Así, Rodríguez entiende que la reforma del actual modelo de pensiones supone hacer "tabla rasa" del sistema construido y mantenido desde el inicio de la democracia, hace más de treinta y cinco años, y contrasta con la acometida en 2011 por Rodríguez Zapatero y que entró en vigor en enero de 2013, fundamentalmente porque esta última contó, ha recordado, con el consenso de todas las fuerzas políticas, "a excepción del PP, que se autoexcluyó", y de los sindicatos y empresarios.

 

En este sentido, la socialista ha incidido en que si entonces el PP fue la única formación que no se sumó a la última reforma es porque ya estaba pensando "dinamitar" el modelo al llegar al gobierno.

 

"El PSOE se va a oponer frontalmente contra una reforma injusta e innecesaria, ya que va a hacer recaer el desajuste del sistema en los pensionistas actuales, más de nueve millones, y en los ocho millones que se incorporarán en los próximos quince años", ha advertido la voz de los socialistas en el Congreso.

 

Cálculo erróneo del IPC

Ésta ha disentido de la cifra de 33.000 millones que el PP maneja como ahorro generado por la reforma en un plazo de diez años y entiende que será todavía mucho mayor, ya que, en su opinión, se toma como referencia un incremento anual del 1% en el IPC, cuando, en realidad, la subida de éste será del 1,5 ó 2%.

 

"Ese ahorro va a salir directamente del bolsillo de los pensionistas, que van a ver mermadas sus pensiones en un 20 por ciento en diez años", insiste Rodríguez, quien, además, incide en que la medida afectará de forma lineal a las mínimas y a las no contributivas y llevará a millones de personas a una situación de "indigencia".

 

Pero además, la política vallisoletana ha apuntado que esos 33.000 millones de ahorro por la vía del bolsillo de los pensionistas "se parecen como dos gotas de agua a los 37.000 que Rajoy concedió en ayudas a la banca privada y que ha renunciado a cobrar", situación que ha tildado de "vergonzosa".

 

Por ello, Soraya Rodríguez, ante la actual situación coyuntural, es partidaria de "tirar" ahora del Fondo de Reserva que los socialistas dejaron con más de 67.000 millones cuando abandonaron la Moncloa y que son fruto "del esfuerzo de los pensionistas en los años buenos", en lugar de convertirlos en paganos de un desequilibrio en el Sistema de Seguridad Social "causado por una reforma laboral del PP que tras año y medio ha dejado 900.000 cotizantes menos, y los que cotizan lo hacen también menos".

 

En la misma línea, el máximo responsable del PSOE en Valladolid, Javier Izquierdo, ha subrayado las graves consecuencias de una reforma que en la provincia supondrá una gran merma en el poder adquisitivo de 106.022 pensionistas que perciben actualmente 957,77 euros de media al mes, de los cuales 27.157 cobran por pensión de viudedad 670,29 euros.

 

En este contexto, Izquierdo ha expresado su indignación tras recordar que lo que el Gobierno califica como ahorro, en alusión a esos 33.000 millones, "es una ofensa porque supone empobrecer a los pensionistas", tanto los actuales como los futuros ya que, tal y como ha indicado, "cada vez es más difícil cotizar el número de años necesarios que garantizan una pensión máxima y sobre todo porque, con la reforma laboral, los trabajadores han visto mermar sus salarios y por tanto sus bases de cotización".

 

El superávit de la Seguridad Social sube un 24% hasta agosto

expansion.com, 24/09/2013

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 3.384,38 millones de euros en los ocho primeros meses del año, cifra un 24,37% superior a la del mismo periodo de 2012, según los datos de ejecución reflejados en el Sistema de Información Contable de la Seguridad Social publicados por el Ministerio de Empleo.

 

Este superávit obtenido por la Seguridad Social, equivalente al 0,4% del PIB, es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 85.450,41 millones de euros, que aumentan un 4,62%, y unas obligaciones reconocidas de 82.066,03 millones de euros, que crecen en un 3,94% en relación al mismo periodo del año anterior. Los gastos pendientes de imputación presupuestaria a esta fecha alcanzarían un importe aproximado de 764 millones de euros.

 

El gabinete dirigido por Fátima Báñez indicó que este resultado se explica fundamentalmente por el adelanto de las transferencias del Estado, que alcanzan un importe de 13.842,18 millones de euros, un 89,9% respecto al total presupuestado, y destinadas a financiar gastos que se irán produciendo a lo largo del ejercicio.

 

Estas transferencias son superiores en 6.406,03 millones de euros a las recibidas por este concepto en el mismo periodo del ejercicio anterior. Sobre el total de ingresos, las aportaciones del Estado representan el 16,35%.

 

Los presupuestos de 2013 incluyen 15.537,28 millones de euros en concepto de aportaciones del Estado a la Seguridad Social, 6.699,15 millones de euros más que en el ejercicio anterior.

 

En términos de caja, estas operaciones de carácter no financiero se concretan en una recaudación líquida de 80.992 millones de euros, con un aumento porcentual del 4% respecto al ejercicio anterior, originado por las transferencias procedentes del Estado, mientras que los pagos presentan un aumento del 3,91%, alcanzando los 81,903,8 millones de euros.

 

Del volumen total de derechos reconocidos, el 92,58% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,42% restante a las mutuas de accidente de trabajo y enfermedades profesionales. En lo que respecta a las obligaciones, el 93,92% fue reconocido por las entidades gestoras y el 6,08% por las mutuas.

 

En lo que se refiere a los ingresos no financieros, las cotizaciones sociales ascendieron a 65.999,87 millones de euros, lo que representa una disminución de 3,15 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, originada por el descenso de la cotización de ocupados en un 1,84%, mientras que la cotización de desempleados registró una caída del 14,21%.

 

En conjunto, la Seguridad Social tenía previsto ingresar este ejercicio un total de 105.863,21 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representan ya el 62,34% de lo previsto para todo 2013.

 

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 15.825,15 millones de euros, un 65,36% más que las acumuladas a agosto del año pasado, debido fundamentalmente tanto al incremento de las transferencias recibidas del Estado como al adelanto de las mismas, indicó el Ministerio de Empleo.

 

Mientras, las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 76.573,45 millones de euros, cifra que representa un 93,31% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 73.738,91 millones de euros, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 3,99%.

 

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 69.483,87 millones de euros, un 4,92% superior a la del año pasado.

 

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.395,54 millones de euros, lo que representa un descenso interanual del 6,65%. En Incapacidad Temporal el gasto realizado alcanzó los 2.546,22 millones de euros, un 10,78 inferior al ejercicio anterior, lo que supone seguir manteniendo la tendencia al descenso de dicha prestación.

 

En los primeros ocho meses del año, el montante destinado a las pensiones y prestaciones no contributivas subió un 15,41%, alcanzando un importe de 2.834,54 millones de euros, dedicándose a pensiones no contributivas 1.746,52 millones y a subsidios y otras prestaciones 1.088,02 millones de euros, de los que 1.033,93 millones de euros, corresponden a prestaciones familiares.

 

Por lo que respecta a los gastos de gestión realizados por la Seguridad Social, se registró una reducción del 3,51% respecto al ejercicio precedente.

 

La Seguridad Social pierde 25.294 afiliados extranjeros en agosto

cincodias.com, 24/09/2013

La Seguridad Social perdió 25.294 cotizantes extranjeros en agosto, un 1,5% en relación a julio, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.607.609 ocupados, informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Con el descenso de agosto, la afiliación de extranjeros encadena tres meses a la baja tras haber perdido más de 18.000 cotizantes en junio y julio.

 

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de agosto, 1.379.391 pertenecen al Régimen General; 223.138 al Régimen de Autónomos; 4.765 al Mar y 316 al Carbón.

 

En términos interanuales, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social bajó en 140.806 cotizantes, un 8,05%, tasa que contrasta con el -3,36% del conjunto del sistema.

 

Según Empleo, estos datos constatan que se mantiene la tendencia ya apuntada en los meses anteriores de que la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales.

 

 

¿Bajarán los sueldos con la subida de cotizaciones que planea el Gobierno?

cincodias.com, 25/09/2013

El Ministerio de Empleo volverá a subir la cuantía de las bases máximas de cotización, que el pasado año ya incrementó un 5% hasta 3.425,7 euros mensuales, para aumentar así los ingresos del sistema, de modo que pueda aplicarse a las pensiones la mayor revalorización posible en 2014. El porcentaje de aumento que aplicará para 2014 aún no está cerrado pero podría oscilar entre el 3% y el 5%.

 

Así lo han avanzado fuentes del departamento que dirige Fátima Báñez, si bien no han desvelado si el Gobierno incrementará las pensiones un 0,25% el próximo año -el mínimo que contempla la reforma de las pensiones del Gobierno para años de especial dificultad-, o si la revalorización será superior.

 

El efecto de esta subida solo lo notarán los cotizantes cuya base de cotización esté por encima de este nivel de base de cotización, que son aproximadamente el 4% del total (unos 700.000). Y no tendrá ninguna repercusión en nueve de cada diez cotizantes.

 

La base de cotización es similar al sueldo, con la única diferencia de que no incluye aspectos como las ayudas a transporte; alimentación o dietas. Así, si se aumenta el 5%, la nueva base máxima de cotización será de 3.597 euros. De este modo, los trabajadores que cobren un salario bruto mensual superior a esta cuantía pasarán de cotizar por 3.425,7 euros al mes a hacerlo por 3.597 euros.

 

Sobre esta base máxima se calcula las aportaciones tanto del trabajador como del empresario a las pensiones (contingencias comunes), al seguro de paro y la formación. La empresa abona, además, la cotización al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Para el trabajador, las cotizaciones por los conceptos antes citados suponen el 6,35% de su sueldo, por lo que el alza del 5% en la base para aquel que cobre 3.600 euros o más supone que pasa de cotizar por 217 euros al mes a hacerlo por 228, es decir, con lo que verán su sueldo neto recortado en alrededor de 11 euros al mes, como máximo.

 

La empresa, por su parte paga un 29,9% entre diversas cotizaciones, por lo que este coste salarial en un trabajador que supere las bases máximas pasa de 1.024 euros a 1.075, es decir, 51 euros más.

 

Fuentes ministeriales explican que con este nuevo modelo los gobiernos no necesariamente tendrán que subir las pensiones de acuerdo con ese mínimo del 0,25% cuando el sistema esté en déficit, puesto que en la fórmula del índice de revalorización se incluye una variable relacionada con el ritmo al que se decida reducir estos desequilibrios y que hará que el ajuste sea más o menos brusco.

 

Además, cabe la posibilidad de que, respetando la revalorización que resulte de la aplicación del nuevo índice, las pensiones mínimas se incrementen más y se compensen con una menor revalorización del resto, posibilidad esta que lógicamente no será posible si el porcentaje resultante es el mínimo.

 

El Gobierno cuenta con que este año el déficit de la Seguridad Social ascienda a 14.000 millones y un horizonte de desequilibrio de al menos hasta 2016. Además, desde Empleo recalcan que este déficit es estructural y debe corregirse sin demora.

 

No obstante, la mismas fuentes señalan que, toda vez que la reforma de las pensiones limita el gasto en pensiones entre ese 0,25% y el IPC más el 0,25%, los ejecutivos tendrán que retratarse y ser capaces de aumentar los ingresos para revalorizar lo máximo posible estas prestaciones. Y en este año 2014 le toca 'retratarse' al Gobierno del PP.

 

Al respecto, Empleo se plantea aumentar las bases máximas de cotización, que el Gobierno ya aumentó el pasado año en cinco puntos, lo que ha reportado este año alrededor de 600 millones de euros adicionales.

 

La posibilidad de aumentar las bases mínimas está prácticamente descartada por su escaso valor recaudatorio --por cada punto adicional se recaudarían unos 30 millones más-- y porque el Gobierno quiere aumentar además el espectro entre bases mínimas y máximas.

 

Según Empleo, esta subida de las bases máximas es bien vista por los sindicatos, lo que haría más fácil sacarlo adelante ya de cara al Presupuesto de 2014, que será presentado este viernes en el Consejo de Ministros.

 

Autónomos

El Gobierno también baraja otras opciones como hacer que los trabajadores autónomos coticen por bases más altas, algo en lo que en principio están de acuerdo las principales organizaciones que representan al colectivo. Empleo descarta limitar la libertad que actualmente tienen estos trabajadores para elegir si cotizan o no por la base mínima, opción que eligen aproximadamente el 80% de ellos.

 

Otra opción para incrementar ingresos sería ampliar la cotización a complementos salariales como dietas o pagos en especie, por los que ya se tributa, o, más a largo plazo y en el marco de un debate sosegado, de dejar de cargar el gasto en pensiones de viudedad y orfandad en el presupuesto de la Seguridad Social. Incluso se contempla revisar las condiciones de acceso a estas prestaciones, sus incompatibilidades con otras o su vinculación o no a determinadas rentas.

 

Con todo, las mismas fuentes aseguran que en un año “no se pueden hacer milagros” y “no hay mucho margen” para actuar sobre los ingresos. Esperan en todo caso a ver en qué medida mejora el cuadro macroeconómico que el Gobierno presentará este viernes.

 

Por lo pronto, el sistema podría volver a cerrar este ejercicio con un incremento de los ingresos por cotizaciones, no por un incremento neto del empleo sino por las mejoras introducidas en la gestión de los recursos.

 

A futuro, desde Empleo señalan que cuando la Seguridad Social vuelva a una situación de equilibrio, los pensionistas podrán incluso tener ganancias de poder adquisitivo, con subidas por encima del IPC, y que sería “razonable” que también se incrementará la cuantía de la pensión máxima.

 

Pérdida de poder adquisitivo

Ante el debate sobre si la reforma de las pensiones supondrá o no pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas, Empleo explica, que los casos en los que se revaloricen las pensiones de acuerdo con el límite mínimo del 0,25% serán de grave crisis económica, en las que incluso con el sistema actual sería necesario reducir al máximo la revalorización.

 

Además, recuerdan que la reforma está pensada para que los Gobiernos puedan “actuar sobre los elementos de la fórmula de revalorización de las pensiones”.

 

Por otro lado, en Empleo se muestran convencidos de que la Ley de Desindexación, cuyo anteproyecto de Ley previsiblemente será aprobado en el Consejo de Ministros de este viernes, permitirá que la inflación se modere, con lo que “será más sencillo que opere el nuevo modelo”.

 

Y sobre el factor de sostenibilidad, que acomodará la cuantía de las pensiones futuras con la esperanza de vida de cada momento y que entraría en vigor en 2019, desde Empleo admiten que ello hará que las pensiones iniciales puedan ser proporcionalmente inferiores a las actuales, pero han añadido que sería una diferencia de “uno o dos euros”.

 

Planes privados

Según aseguran desde Empleo, “la pretensión de la reforma no es ahorrar”, sino lograr la sostenibilidad del sistema. El Gobierno asegura además que el gasto en pensiones seguirán incrementándose en los próximos años y alcanzará los 1,3 billones de euros hasta 2022. “las pensiones seguirán creciendo individual y colectivamente”, aunque con “una distribución del gasto más adecuada en el tiempo”, señalan.

 

Y frente a aquellos, como los sindicatos, que ven en la reforma de las pensiones un intento de favorecer los planes privados de pensiones, desde Empleo lo niegan con rotundidad: “De esta casa no va a salir ninguna propuesta para apelar a los fondos de pensiones”.

 

La tarifa plana de 50 euros ha beneficiado a 60.000 autónomos en 4 meses

lavanguardia.com, 25/09/2013

La ministra Fátima Báñez asegura que esta medida demuestra el compromiso del Gobierno con este colectivo

 

La tarifa plana de 50 euros al mes para el primer semestre de cotización a la Seguridad Social ha beneficiado a 60.000 emprendedores en sus primeros cuatro meses de funcionamiento, ha explicado hoy la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

 

La ministra ha asegurado ante el pleno del Senado que se trata de una medida dialogada con las organizaciones de autónomos y los interlocutores sociales y que demuestra el compromiso del Gobierno con este colectivo.

 

El senador socialista Jesús Alique le había cuestionado si "la reclamación de las ayudas a los autónomos con carácter retroactivo forma parte del impulso al emprendimiento comprometido por el Presidente del Gobierno".

 

Para el socialista, la ley de emprendedores es otro "golpe de ocurrencia" que ha provocado un vacío legal, por el que si en febrero la iniciativa de tarifa plana era para todos "en junio era sólo para algunos en virtud de una opaca instrucción administrativa", motivo por el que se ha venido reclamando su devolución en determinados casos, ha explicado.

 

Al respecto, Báñez ha recordado que la iniciativa está "claramente delimitada" a los autónomos y en aquellas sociedades, cooperativas y de otro tipo, en las que la responsabilidad patrimonial de los autónomos y los socios se asume como persona física.

 

Por otro lado, el senador del PSOE Ricardo Varela ha pedido a Báñez que "haga un favor a este país y deje el Ministerio", y ha considerado un "cuento chino" que se esté reduciendo el ritmo de destrucción de empleo.

 

La ministra ha replicado que las cifras explican "claramente" que desde que hace 18 meses se aprobase la reforma laboral hay un 15,2 % más de contratos indefinidos y la temporalidad ha pasado del 25 al 22 %, entre otros datos, aunque ha afirmado que el Gobierno "no se conforma" con estos resultados.

 

Bañez abre la puerta a otras formas de financiar la Seguridad Social

cincodias.com, 25/09/2013

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, pidió a la ministra que “no mienta a los españoles, ni insulte su inteligencia” porque a su entender la pérdida de poder adquisitivo está garantizada si no se toman medidas más allá de las ya planteadas. En la misma línea, la socialista Isabel López i Chamosa acusó al Ejecutivo de “tratar a los pensionistas como tontos, y no lo son”.

 

En su respuesta, la ministra afirmó que el nuevo factor de revalorización desligado del IPC “blindará las pensiones de congelaciones de los futuros gobiernos socialistas, permitirá que suban siempre de forma compatible con la situación económica y hará que los pensionistas ganen poder adquisitivo en el medio plazo. Pero la fórmula incluye ingresos y gastos del sistema, que son decisiones políticas, del Parlamento y de los agentes sociales. Así que podemos decidir sobre el futuro de los ingresos y de los gastos para fortalecer lo que todos queremos: el poder adquisitivo de los pensionistas, pero mirando siempre al futuro para que sea un sistema sostenible, público y de reparto”, insistió Báñez, invitando a todos los grupos parlamentarios a participar en el debate. Así, zanjó que “claro que sí” se hablará de ingresos en el Pacto de Toledo y se tomarán decisiones “con el resto de grupos y los agentes sociales”, subrayando que al Gobierno le preocupan “mucho” los pensionistas actuales, pero “también los jóvenes que quieren ser pensionistas de igual calidad mañana”.

 

Decisiones políticas

Por eso, la titular de Empleo instó a todos a “serenar el debate” y dar “tranquilidad” a los pensionistas, recordando que con la reforma las pensiones están garantizadas e incluso “subirán más allá del IPC” cuando se recupere una situación “de normalidad económica”. “Nuestra reforma es para la tranquilidad, la certidumbre y para evitar la demagogia barata y las congelaciones socialistas”, recordó.

 

A renglón seguido, Báñez destacó que el PP “nunca congelará” las pensiones, sino que hace “reformas para que suban siempre y se garantice el poder adquisitivo en el medio plazo”, y acusó al PSOE de “dejar el sistema de pensiones en déficit cada vez que gobiernan”. “De lo único que hay que proteger a los ciudadanos es de los gobiernos socialistas, que ponen en riesgo todo el sistema de pensiones y luego, cuando vienen mal las cosas, las congelan”, reprochó a la oposición. Frente a eso, el Gobierno de Mariano Rajoy “tiene el máximo respeto por los pensionistas” y lo ha “demostrado con hechos”, como la subida del 1% en 2012 aplicada a todas las pensiones y el incremento del 2% para las inferiores a 1.000 euros y del 1% para el resto que se ha aplicado este año y que, con un IPC que se situará en noviembre en torno al 1%, permitirá que no haya ninguna pérdida de poder adquisitivo sino que “el 75% de los jubilados lo ganen”.

 

 

Más coste laboral para las empresas por el alza de cuotas

cincodias.com, 26/09/2013

Cada empresario deberá pagar unos 51 euros más al mes por cada trabajador en base máxima

El sector de la obra pública admite que ahora lo más urgente es resolver el problema de las autopistas en quiebra

 

Los empresarios pagarán más por los trabajadores que reciben los sueldos más altos. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha decidido incrementar, un año más, las bases máximas de cotización varios puntos más que las bases mínimas.

El pasado año subió las máximas un 5% hasta situarlas en 3.425,7 euros mensuales; y aunque el porcentaje de aumento que se aplicará para 2014 aún no está cerrado, éste podría oscilar entre el 3% y el 5%.

 

El objetivo es obtener más ingresos para la Seguridad Social, que este año tendrá nuevamente un agujero de alrededor de 14.000 millones de euros. Y, a ser posible, poder revalorizar y/o subir las pensiones más del 0,25% que obligará la ley. Aunque fuentes gubernamentales ven “muy poco margen, prácticamente ninguno”, para este aumento adicional. El efecto de esta subida solo lo notarán los cotizantes cuya base de cotización esté por encima de este nivel de base de cotización, que son aproximadamente el 4% del total (unos 700.000). Y no tendrá ninguna repercusión en nueve de cada diez cotizantes. Pero, sobre todo, serán los empresarios que emplean a estos trabajadores los que abonarán la mayor parte de la subida.

 

La base de cotización es similar al sueldo, con la única diferencia de que no incluye aspectos como las ayudas a transporte, alimentación o dietas. Así, si se aumenta el 5%, la nueva base máxima de cotización será de 3.597 euros. De este modo, los trabajadores que cobren un salario bruto mensual superior a esta cuantía pasarán de cotizar por 3.425,7 euros al mes a hacerlo por 3.597 euros.

 

Sobre esta base máxima se calculan las aportaciones tanto del trabajador como del empresario a las pensiones (contingencias comunes), al seguro de paro y la formación. La empresa abona, además, la cotización al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

 

Para el trabajador, las cotizaciones por los conceptos antes citados suponen el 6,35% de su sueldo, por lo que el alza del 5% en la base para aquel que cobre 3.600 euros o más supone que pasa de cotizar por 217 euros al mes a hacerlo por 228, es decir, con lo que verán su sueldo neto recortado en alrededor de 11 euros al mes, como máximo.

 

Sin embargo, la empresa paga la mayoría de la cuota: un 29,9% entre diversas cotizaciones. Por ello, en el caso de un trabajador que iguale o supere la base máxima pasaría de 1.024 euros a 1.075. Por lo tanto, cada empresario abonaría de media por un asalariado de estas características 51 euros más al mes.

 

Esfuerzo en I+D+i

Con todo, Empleo pretende conseguir alrededor de 600 millones de euros más, que se traducirán en su práctica totalidad en un incremento de costes laborales para los empresarios de idéntica cantidad. En cuanto a las bases mínimas, que tradicionalmente han subido lo mismo que la previsión de IPCcon la que se elaboraban los Presupuestos, en 2014 podrían quedar congeladas o subir por debajo del 1%.

 

En cualquier caso, el aumento de dichas bases por las que cotizan los salarios más bajos tiene un impacto recaudatorio mucho menor (unos 30 millones por cada punto que subieran).

 

Además de este incremento de las bases máximas de cotización, que afecta a todas las empresas sin excepción sea cual sea su sector de actividad, las cuentas públicas para 2014 encierran muchas otras cifras claves para las compañías.

 

Una de las partidas más castigadas por los ajustes con motivo de la crisis ha sido el gasto en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Pues bien, fuentes de Hacienda aseguran que ese será uno de los escasos esfuerzos que admitirá el presupuesto. “Hasta el viernes o el lunes no se conocerá la cuantía exacta de lo que aumentará el gasto en I+D porque todavía hoy se están cerrando los números, pero sí es cierto que habrá una levísima mejora en el volumen de fondos destinados a esta clase de inversiones”, aseguran las mismas fuentes, que reconocen que el aumento no contentará a los sectores más afectados, pero, al menos, no representa un nuevo recorte.

 

Donde el gasto se quedará prácticamente igual al de este año en términos reales es en el apartado de la obra pública. El sector de la construcción había pedido al Ejecutivo un aumento de la inversión por sus efectos beneficiosos como generador de actividad y empleo, pero finalmente el Ministerio de Fomento parece que no ha podido arrancar a Hacienda un aumento de recursos y en esta batalla la ministra Ana Pastor no será un problema para Montoro, ya que es una firme defensora de que “no se puede gastar lo que uno no tiene”.

 

Así, las empresas trabajan ya con la hipótesis de que, salvo cambios de última hora, el gasto en inversión se situará en torno al 1,5% del PIB (apenas 16.000 millones de euros), con lo que volverá a representar la cifra más baja desde 1980. Antes de la recesión, la inversión pública de todas las Administraciones alcanzó en 2007 los 43.646 millones de euros. De ese volumen, las comunidades autónomas acapararon el 38%, los ayuntamientos el 33% y el resto la Administración central. Los primeros signos evidentes de crisis fueron contestados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el Plan E, que dotó de recursos extra a los municipios para que emprendieran más proyectos de obra pública y aunque estimuló la actividad, lo cierto es que también disparó el déficit hasta los 117.000 millones, algo que hizo saltar todas las alarmas. El Gobierno ahora parece fiar toda la recuperación de la construcción a la colaboracion público-privada, algo a lo que no se niegan las empresas, siempre y cuando se dé una solución definitiva a las autopistas en quiebra, el verdadero dolor de cabeza de Pastor y, como no, de Montoro.

El Gobierno aprueba hoy los presupuestos de 2014 y la reforma de pensiones

eleconomista.es, 27/09/2013

El Consejo de Ministros aprueba hoy los presupuestos generales del Estado para 2014, que mantendrán congeladas las retribuciones en el sector público y se apoyarán en un crecimiento económico previsto para el próximo año del 0,7 %.

 

Asimismo se dará luz verde al proyecto de ley reguladora del factor de sostenibilidad y del índice de revalorización del sistema de la Seguridad Social, después de que el Consejo Económico y Social (CES) le haya pedido hoy al Gobierno que no desvincule las pensiones de la subida del IPC.

 

El Ejecutivo ha descartado que los presupuestos incluyan nuevas medidas fiscales más allá del mantenimiento de la subida temporal del IRPF o las modificaciones en el Impuesto de Sociedades. Por el lado del gasto, ha decidido mantener congeladas las retribuciones de los empleados del sector público por cuarto ejercicio consecutivo, así como la tasa de reposición de personal, salvo excepciones. El Gobierno cuenta con ingresar 128.159 millones de euros y se ha marcado como límite de gasto no financiero 133.259 millones, el 2,7 % más que hace un año.

 

El proyecto recogerá el esfuerzo en la corrección del déficit que tiene que hacer el Estado central y que pasa por disminuir el desequilibrio de la administración central del 3,8 % al 3,7 % del PIB y el de la Seguridad Social del 1,4 al 1,1 % del PIB. De las grandes partidas se recortará el gasto disponible de los Ministerios un 0,7 %, hasta 36.042 millones, mientras que se mejoraran las destinadas a investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), becas, cultura o deporte.

 

Previsiblemente incluirá la revalorización de las pensiones para 2014, que es muy probable que se quede en el 0,25 %, ya que desde el Gobierno se ha advertido de que no hay margen para mucho más. El 0,25 % es la subida mínima que desde el próximo año estará garantizada por la ley de reforma de pensiones que también será aprobada hoy en el Consejo de Ministros. El proyecto de ley incluye un nuevo índice de revalorización que tendrá en cuenta los ingresos y gastos del sistema, y que establecerá -junto a la subida mínima del 0,25 %- un incremento máximo del IPC más el 0,25 %.

 

Asimismo, se incorporará el factor de sostenibilidad que se aplicará desde 2019 para adecuar el cálculo de la pensión inicial a la esperanza de vida, que se fijará cada cinco año conforme a las tablas de mortalidad de la Seguridad Social. El Gobierno no cree que desligar la revalorización de las pensiones del IPC vaya a provocar una pérdida de poder adquisitivo significativa para los pensionistas, ya que cuenta con que la inflación se modere gracias a la ley de desindexación de la economía. El anteproyecto de esta ley, que tiene como objetivo desligar precios y rentas públicas de la evolución del IPC, también será visto hoy en el Consejo.

 

 

Ahorro y mayor productividad: Las grandes ventajas para trabajadores y empresas de volver al horario británico

abc.es, 27/09/2013

Afirman que «permite una mejor conciliación de la vida laboral y familiar». Las compañías que ya lo aplican explican que la productividad ha aumentado y los costes han caído

 

La aprobación este jueves en el Congreso del informe para la Racionalización de los Horarios que recomienda al Gobierno implantar el horario británico en España como una de las fórmulas para acabar con los «tiempos muertos» de la jornada laboral española ha despertado el interés no solo de los ciudadanos, sino también de las empresas, que solo ven ventajas en la iniciativa, ya que entrar a las siete u ocho de la mañana y salir entre las cuatro y las seis de la tarde, con media hora para comer, «permitiría una mejor conciliación de la vida laboral y familiar», y la productividad aumentaría sensiblemente.

 

No son pocas las empresas de todos los tamaños que han decidido tomar la delantera y ya han adaptado su horario laboral al británico o, al menos, han potenciado la jornada intensiva. Ejemplo de ello es la eléctrica vasca Iberdrola, que en 2007 se convirtió en la primera empresa del Ibex-35 en aprobar la jornada continuada, una medida de la que se benefician 9.000 empleados y que según explican fuentes de la compañía consultadas por ABC.es, ha cosechado excelentes resultados.

«La productividad ha aumentado en 500.000 horas anuales»

«Desde que se puso en marcha la jornada continuada, la productividad ha aumentado en 500.000 horas anuales», explican, algo que achacan al hecho de que las personas, «cuando están satisfechas y a gusto en su trabajo, se comprometen más con la empresa y sus objetivos». Además, con esta medida Iberdrola ha reducido sus índices de absentismo en un 10%, y de accidentalidad, que el pasado ejercicio fueron los más bajos de su historia, tras disminuir cerca de un 60% en los últimos cinco años. «Hay que tener en cuenta que el 25% de los accidentes se producía por las tardes, después de las horas de la comida», recuerdan.

 

Por otro lado, la medida también ha supuesto un importante ahorro de costes para las arcas de la compañía. «Ha disminuido el consumo de agua, luz, y del servicio de comedor», explican, aunque reconocen que el beneficio más relevante de esta vanguardista política de Recursos Humanos ha sido «que ha permitido atraer talento e incorporar a los mejores profesionales en los equipos, lo que sin duda es una ventaja competitiva».

 

Sin embargo, las máximas ventajas han sido para sus trabajadores, que ahora entran a las 7.15 de la mañana y salen a las 15.30, con 39 minutos de margen en la hora de entrada y de salida. De acuerdo con el último Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (MERCO), Iberdrola se sitúa entre las cuatro mejores empresas españolas en las que trabajar, y según una encuesta realizada a nivel interno, el 87,6% de los empleados de la compañía valoran muy positivamente la jornada continua, que les permite disponer de toda las tardes para atender a su familia, amigos o aficiones, y disfrutar de más tiempo libre repercute directamente en una mejora de su calidad de vida.

 

Otra empresa que ya ha adoptado medidas para racionalizar los horarios es la empresa de telecomunicaciones ONO, que actualmente tiene implementada una política de «horario flexible» que permite a los empleados tener una hora de entrada y salida adaptada a las necesidades de cada trabajador, según explican fuentes de la compañía a ABC.es. «De lunes a jueves se entra en una horquilla que va desde las ocho hasta las nueve y media de la mañana, y se sale entre las cinco y las siete de la tarde, con una parada para almorzar de entre treinta minutos y una hora», explican, «lo que permite la conciliación de la vida laboral y personal de los trabajadores».

 

También las pymes acojen de buen grado el posible cambio de los horarios, que ya ha demostrado dar buenos resultados en aquellas empresas de pequeño y medio tamaño que ya lo han adoptado. «Tiene grandes ventajas, y la mayor de ellas es que permite conciliar la vida profesional y laboral», explica Oscar Fernández León, del bufete de abogados sevillano León & Olarte. Hasta 2010, sus empleados entraban a las nueve de la mañana y salían a las ocho y media de la tarde, con un parón de tres horas para comer. «Ahora trabajamos de ocho de la mañana a dos de la tarde, paramos una hora para comer y salimos a las seis, y los viernes por la tarde no se trabaja».

Todo son ventajas para quienes ya lo aplican

¿Problemas? Ninguno para Fernández León, que resalta que el cambio de horario les ha permitido «disponer de un tiempo de concentración y estudio mucho mayor, a primera hora de la mañana». También resalta que «ahora somos más productivos, ya que no tenemos que estar pendientes durante todo el día de llamadas de clientes ni de visitas inesperadas, lo que permite una mejor concentración».

Vistas las ventajas, desde su bufete animan a todas las empresas a adoptarlo, aunque hacen hincapié en la importancia de comunicárselo adecuadamente a los clientes. «Todo esto es una cuestion de educarlos, explicárselo bien. En nuestro caso se han adaptado perfectamente, pese a que había algunas voces que nos decían que perderíamos muchos clientes porque no podrían adaptarse al cambio. Sin embargo, no hemos perdido ni un solo cliente».

 

Deseado por los trabajadores

El cambio también goza del visto bueno de los trabajadores, que mayoritariamente están a favor de acabar con unos horarios que les obligan a pasar prácticamente todo el día trabajando, sin tiempo de ocio y tampoco para estar con la familia, tal y como lo certifican los distintos estudios que han tratado el tema en nuestro país.

Nuestro horario hace que seamos más propensos a los accidentes laborales

Así, una encuesta realizada por Alta Gestión entre los asalariados españoles confirma que nueve de cada diez preferirían trabajar en horario intensivo. Otro estudio, elaborado por la Fundación Independiente y el Centro Internacional de Trabajo y Familia, y recogido por el IESE, concluye que el horario español hace que sea «muy difícil» coordinar horarios entre empleados y directivos de países europeos y los españoles, «lo que repercute negativamente en las relaciones comerciales». Además, el estudio resalta que los hábitos derivados de nuestro horario —se cena mucho más tarde y los programas de televisión se emiten a partir de las 10.30, por lo que se duerme menos— son responsables, entre otros, de una mayor propensión a los accidentes laborales.

 

El análisis también resalta que «tener un buen horario aporta más satisfacción a muchos trabajadores que tener un buen empleo», aunque recuerda que para poder implementar el cambio horario «primero es necesario un cambio cultural en las empresas, de manera que centren sus estrategias en la fijación de objetivos y en los resultados obtenidos, reemplazando la cultura imperante del control presencial y adicción al trabajo de los empleados. Directivos y ejecutivos, deben dar ejemplo finalizando su trabajo a la hora y marchando a sus casas, lo que facilitará que sus subordinados hagan lo propio».

 

Ver otras semanas