El PSOE promete una contrarreforma de pensiones en dos años

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha expresado su frontal oposición al nuevo modelo de sistema de pensiones formulado por el PP y ha prometido que dentro de dos años los socialistas, en el supuesto de acceder al gobierno, acometerán primero una "reforma de la reforma laboral" y en segundo lugar "repondrán los derechos de los pensionistas que han sido expropiados".

 

La política vallisoletana, quien, junto con el secretario provincial, Javier Izquierdo, ha anunciado en la capital del Pisuerga el inicio de una campaña informativa entre los ciudadanos sobre la nueva reforma del sistema de pensiones propuesta por el PP y sus repercusiones, no ha dudado al afirmar que con esta última medida el Gobierno de Mariano Rajoy "cierra el círculo de sus grandes mentiras", en referencia a las promesas hechas en su día por el aludido de que no tocaría ni la sanidad, ni la educación ni las pensiones.

 

Así, Rodríguez entiende que la reforma del actual modelo de pensiones supone hacer "tabla rasa" del sistema construido y mantenido desde el inicio de la democracia, hace más de treinta y cinco años, y contrasta con la acometida en 2011 por Rodríguez Zapatero y que entró en vigor en enero de 2013, fundamentalmente porque esta última contó, ha recordado, con el consenso de todas las fuerzas políticas, "a excepción del PP, que se autoexcluyó", y de los sindicatos y empresarios.

 

En este sentido, la socialista ha incidido en que si entonces el PP fue la única formación que no se sumó a la última reforma es porque ya estaba pensando "dinamitar" el modelo al llegar al gobierno.

 

"El PSOE se va a oponer frontalmente contra una reforma injusta e innecesaria, ya que va a hacer recaer el desajuste del sistema en los pensionistas actuales, más de nueve millones, y en los ocho millones que se incorporarán en los próximos quince años", ha advertido la voz de los socialistas en el Congreso.

 

Cálculo erróneo del IPC

Ésta ha disentido de la cifra de 33.000 millones que el PP maneja como ahorro generado por la reforma en un plazo de diez años y entiende que será todavía mucho mayor, ya que, en su opinión, se toma como referencia un incremento anual del 1% en el IPC, cuando, en realidad, la subida de éste será del 1,5 ó 2%.

 

"Ese ahorro va a salir directamente del bolsillo de los pensionistas, que van a ver mermadas sus pensiones en un 20 por ciento en diez años", insiste Rodríguez, quien, además, incide en que la medida afectará de forma lineal a las mínimas y a las no contributivas y llevará a millones de personas a una situación de "indigencia".

 

Pero además, la política vallisoletana ha apuntado que esos 33.000 millones de ahorro por la vía del bolsillo de los pensionistas "se parecen como dos gotas de agua a los 37.000 que Rajoy concedió en ayudas a la banca privada y que ha renunciado a cobrar", situación que ha tildado de "vergonzosa".

 

Por ello, Soraya Rodríguez, ante la actual situación coyuntural, es partidaria de "tirar" ahora del Fondo de Reserva que los socialistas dejaron con más de 67.000 millones cuando abandonaron la Moncloa y que son fruto "del esfuerzo de los pensionistas en los años buenos", en lugar de convertirlos en paganos de un desequilibrio en el Sistema de Seguridad Social "causado por una reforma laboral del PP que tras año y medio ha dejado 900.000 cotizantes menos, y los que cotizan lo hacen también menos".

 

En la misma línea, el máximo responsable del PSOE en Valladolid, Javier Izquierdo, ha subrayado las graves consecuencias de una reforma que en la provincia supondrá una gran merma en el poder adquisitivo de 106.022 pensionistas que perciben actualmente 957,77 euros de media al mes, de los cuales 27.157 cobran por pensión de viudedad 670,29 euros.

 

En este contexto, Izquierdo ha expresado su indignación tras recordar que lo que el Gobierno califica como ahorro, en alusión a esos 33.000 millones, "es una ofensa porque supone empobrecer a los pensionistas", tanto los actuales como los futuros ya que, tal y como ha indicado, "cada vez es más difícil cotizar el número de años necesarios que garantizan una pensión máxima y sobre todo porque, con la reforma laboral, los trabajadores han visto mermar sus salarios y por tanto sus bases de cotización".

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación