El superávit de la Seguridad Social sube un 24% hasta agosto

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 3.384,38 millones de euros en los ocho primeros meses del año, cifra un 24,37% superior a la del mismo periodo de 2012, según los datos de ejecución reflejados en el Sistema de Información Contable de la Seguridad Social publicados por el Ministerio de Empleo.

 

Este superávit obtenido por la Seguridad Social, equivalente al 0,4% del PIB, es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 85.450,41 millones de euros, que aumentan un 4,62%, y unas obligaciones reconocidas de 82.066,03 millones de euros, que crecen en un 3,94% en relación al mismo periodo del año anterior. Los gastos pendientes de imputación presupuestaria a esta fecha alcanzarían un importe aproximado de 764 millones de euros.

 

El gabinete dirigido por Fátima Báñez indicó que este resultado se explica fundamentalmente por el adelanto de las transferencias del Estado, que alcanzan un importe de 13.842,18 millones de euros, un 89,9% respecto al total presupuestado, y destinadas a financiar gastos que se irán produciendo a lo largo del ejercicio.

 

Estas transferencias son superiores en 6.406,03 millones de euros a las recibidas por este concepto en el mismo periodo del ejercicio anterior. Sobre el total de ingresos, las aportaciones del Estado representan el 16,35%.

 

Los presupuestos de 2013 incluyen 15.537,28 millones de euros en concepto de aportaciones del Estado a la Seguridad Social, 6.699,15 millones de euros más que en el ejercicio anterior.

 

En términos de caja, estas operaciones de carácter no financiero se concretan en una recaudación líquida de 80.992 millones de euros, con un aumento porcentual del 4% respecto al ejercicio anterior, originado por las transferencias procedentes del Estado, mientras que los pagos presentan un aumento del 3,91%, alcanzando los 81,903,8 millones de euros.

 

Del volumen total de derechos reconocidos, el 92,58% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,42% restante a las mutuas de accidente de trabajo y enfermedades profesionales. En lo que respecta a las obligaciones, el 93,92% fue reconocido por las entidades gestoras y el 6,08% por las mutuas.

 

En lo que se refiere a los ingresos no financieros, las cotizaciones sociales ascendieron a 65.999,87 millones de euros, lo que representa una disminución de 3,15 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, originada por el descenso de la cotización de ocupados en un 1,84%, mientras que la cotización de desempleados registró una caída del 14,21%.

 

En conjunto, la Seguridad Social tenía previsto ingresar este ejercicio un total de 105.863,21 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representan ya el 62,34% de lo previsto para todo 2013.

 

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 15.825,15 millones de euros, un 65,36% más que las acumuladas a agosto del año pasado, debido fundamentalmente tanto al incremento de las transferencias recibidas del Estado como al adelanto de las mismas, indicó el Ministerio de Empleo.

 

Mientras, las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 76.573,45 millones de euros, cifra que representa un 93,31% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 73.738,91 millones de euros, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 3,99%.

 

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 69.483,87 millones de euros, un 4,92% superior a la del año pasado.

 

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.395,54 millones de euros, lo que representa un descenso interanual del 6,65%. En Incapacidad Temporal el gasto realizado alcanzó los 2.546,22 millones de euros, un 10,78 inferior al ejercicio anterior, lo que supone seguir manteniendo la tendencia al descenso de dicha prestación.

 

En los primeros ocho meses del año, el montante destinado a las pensiones y prestaciones no contributivas subió un 15,41%, alcanzando un importe de 2.834,54 millones de euros, dedicándose a pensiones no contributivas 1.746,52 millones y a subsidios y otras prestaciones 1.088,02 millones de euros, de los que 1.033,93 millones de euros, corresponden a prestaciones familiares.

 

Por lo que respecta a los gastos de gestión realizados por la Seguridad Social, se registró una reducción del 3,51% respecto al ejercicio precedente.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación