El Tribunal de Cuentas detecta irregularidades en las cuotas de la Seguridad Social de la Dependencia

El Tribunal de Cuentas ha descubierto un exceso de más de 7.700 millones de euros en el devengo de las cuotas a la Seguridad Social correspondientes a los cuidadores familiares de dependientes, de las que se hace cargo el Imserso. Esta cantidad se atribuye a que en el Sistema de Dependencia figuraban más de 1.400 beneficiarios de prestaciones con más de un cuidador asignado, mientras que más de 2.200 estaban fallecidos.

 

Según recoge el órgano fiscalizador en su anteproyecto de informe sobre el sistema de Dependencia, desde la entrada en vigor de la ley de Dependencia en 2007 hasta marzo de 2012 existían en la aplicación informática del Sistema de Dependencia (Sisaad) «un total de 1.406 beneficiarios de prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar que tenían asignados más de un cuidador no profesional a tiempo completo, provocando una duplicidad en el devengo de cuotas a la Seguridad Social por un importe estimado de, al menos, 2.990.319 euros».

 

Por otra parte, el Tribunal verifica que, en la misma fecha, «de acuerdo con la información facilitada por el INE y el Ministerio de Justicia en relación con las personas fallecidas en territorio español, se encontraban fallecidos un total de 2.205 beneficiarios de prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, sin que en la aplicación informática Sisaad se hubiese procedido a dar de baja a sus cuidadores no profesionales, provocando, en consecuencia, un devengo indebido de cuotas a la Seguridad Social, estimado por este Tribunal de Cuentas de 4.722.411 euros».

 

Más de siete millones de euros

La suma de estas dos situaciones supone que «se habría devengado un importe de cuotas de Seguridad Social de cuidadores no profesionales, de forma indebida, estimado por este Tribunal de Cuentas en 7.712.730 euros, que el Imserso debería proceder a regularizar en coordinación con la TGSS» (Tesorería General de la Seguridad Social).

 

El Tribunal de Cuentas llegó a estas conclusiones después de «interrelacionar la información obrante en el Sisaad sobre este apartado, con las bases de datos gestionadas por la TGSS y la información remitida por el INE y Justicia relativa a personas fallecidas en territorio español».

 

Dejar de cotizar por las personas que se dedican al cuidado de familiares dependientes, así como el recorte en un 15% en las prestaciones económicas que reciben, es una de las principales medidas de ajuste en el Sistema de Dependencia que impulsó el pasado año la ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Ana Mato. El Ministerio considera que el número de cuidadores familiares se ha disparado en exceso y aboga por que sean los servicios sociales y los profesionales los que se ocupen en cada comunidad de la atención a los dependientes.

 

Precisamente, el Tribunal de Cuentas señala que las prestaciones económicas reconocidas en la ley de Dependencia «deben tener un carácter excepcional». Sin embargo, continúa el informe, «el carácter excepcional de estas prestaciones no se ha cumplido, dado que, al final de cada ejercicio, las prestaciones económicas han superado a las prestaciones de servicios». Si no se invierte esta tendencia, el Sistema de Dependencia «podría acabar convirtiéndose más en un sistema de subsidios que en una red asistencial de servicios».

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación