Empleo revisará la reforma de los trabajadores del hogar

El proceso ha dejado 64 millones de pérdidas a la Seguridad Social y apenas 80.000 nuevas altas

 

Es necesario revisar el diseño, la complejidad de un proceso que ha dejado 63 millones de pérdidas a la Seguridad Social y apenas 80.000 nuevas altas, resultados más que discretos si se tiene en cuenta que este sector emplea a alrededor de 600.000 personas. Es el argumento que hoy dará el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, a sus señorías ante el Pacto de Toledo en lo que supondrá la primera reforma que quiere emprender el Gobierno de Rajoy y a la que seguirán la de pensiones.

 

La reforma de los trabajadores del hogar fue una de las más ambiciosas llevadas a cabo por el ex ministro socialista Valeriano Gómez, pero sus resultados han frustrado las expectativas. Empleo enviaba el pasado viernes al Congreso un documento en el que constata que se ha producido un descenso de las bases de cotización de los empleados domésticos como consecuencia de que un gran número de contratos a estos trabajadores presenta «un escaso número de horas». Una situación que ha implicado que la base media mensual sea inferior en un 30% a la base vigente el año anterior cuando estos trabajados estaban integrados en su propio sistema.

 

Desde el pasado 1 de enero los trabajadores de hogar forman parte del régimen general de la Seguridad Social, lo que en la práctica se traduce en la obligatoriedad de cotizar por ellos desde la primera hora. Con estas exigencias, los trabajadores domésticos se han equiparado al resto de asalariados, excepto en el derecho a cobrar prestación por desempleo.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación