La reforma anima a las empresas a desvincularse de los convenios

La reforma laboral dio prioridad a los convenios y acuerdos de empresa, por encima de los territoriales y los sectoriales. Y eso comienza a verse en la negociación colectiva. Desde que se aprobó la reforma se han firmado 430 pactos, antes apenas había 19. Con ser significativo este dato, todavía hay un dato más significativo, del total de acuerdos de empresa 166 se han rubricado para desvincularse de convenios territoriales o sectoriales, según un informe de UGT elaborado a partir de datos del Ministerio de Empleo.

 

Al situar por encima lo pactado en las empresas por patronos y trabajadores, la reforma laboral abre la puerta a que este tipo de acuerdo negocie condiciones laborales a la baja. Uno de los pactos de este tipo son los llamados de descuelgue, 32 de los rubricados. En ellos lo que se hace es acordar salarios por debajo de lo que se ha hecho en los convenios de ámbito superior.

 

Este, precisamente, era uno de los objetivos de la reforma laboral: la descentralización de la negociación colectiva y uno de los puntos que más resistencia provocó entre sindicatos y en varias organizaciones patronales, como la CNC (construcción) o Confemetal (la de la construcción, la del metal).

 

Durante la presentación del informe, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, denunció que la reforma laboral ha paralizado la negociación colectiva este año. Para hacer esta afirmación, el líder sindical se apoyó en los datos de convenios firmados hasta el mes de agosto: en total, 1.307 frente a los 3.849 en el mismo periodo del año pasado.

 

En la misma comparecencia, Méndez advirtió, con mucha más claridad que en ocasiones anteriores, que los sindicatos ya estudian la convocatoria de una huelga general. Lo que no precisó el líder sindical fue la fecha. No obstante, advirtió que esta se fijará en función de dos variables: del resultado de la reflexión de la Cumbre Social, el foro que reúne a casi 200 organizaciones que se oponen a la política económica del Gobierno, y de la coordinación con el resto de sindicatos europeos.

 

Precisamente en este contexto, ayer por la tarde se aclaró mucho el calendario. Uno de los sindicatos portugueses, convocó una huelga general para el próximo 14 de noviembre. Y este día, según admitieron varios dirigentes de UGT y CC OO después del anuncio, puede ser “probablemente” el día del paro general en España.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación