El fantasma del ERE recorre España

Solo en los 7 primeros meses del año, 272.000 personas han sufrido un Expediente de Regulación de Empleo en nuestro país

 

Hasta 272.000 personas han sufrido un ERE en lo que va de año, según los datos que proporciona el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Detrás de las cifras, un tejido social y empresarial que se deshilacha rápidamente. El fantasma del despido, la suspensión o en general, la precariedad del empleo, amenaza a muchas de las empresas españolas. Los Expedientes de Regulación de Empleo subieron un 55,3% hasta julio. Este año, muchas de las más importantes firmas españolas han tenido que enfrentar a sus trabajadores a las temidas siglas: ERE, Expediente de Regulación de Empleo.

 

El ERE se cobra víctimas sobre todo en la industria. Automóvil, aviación e infraestructuras se llevan la peor parte del pastel. Empresas como Iberia, Aena o PCE (Peugeot- Citroen), han tenido que pasar por el trance.

 

Las cifras que divulga el Ministerio de Empleo nos dan la escalofriante cantidad de 146.222 trabajadores afectados en el sector de la industria, casi la mitad de todos ellos. Le sigue de cerca el sector servicios con 93.825 y la construcción con 29.636.

 

Telefónica

El más reciente y uno de los más duros. La empresa que dirige Cesar Alierta ha llevado a cabo uno de los ERES más importantes de todo el 2012. Apretada por la difícil coyuntura y la competencia feroz de las «low cost» el mes que viene (noviembre) deberá presentar un ERE que afectará a más de 6.000 empleados. Las palabras del Consejero Delegado de la compañía, Rafael Sánchez Lozano, fueron claras: «La situación resulta de verdadera emergencia y exige importantes sacrificios», revelaba ABC.

 

La CAM y el Banco Sabadell

Vienen turbulencias para la banca. La importante reestructuración que va a sufrir este sector no ha hecho más que empezar, pero las consecuencias ya empiezan a notarse. La plantilla de la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo) tuvo que quitarse de encima a 1.250 empleados mediante prejubilaciones, bajas incentivadas, traslados y suspensiones temporales de empleo. El banco dirigido por Josep Oliu, que en un principio planteó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para cerca de 1.750 personas, tuvo que aceptar finalmente el número de 1.250. A la vez, esta entidad está siendo investigada por la justicia por la conducta de su consejo de Administración, que se autoadjudicó primas millonarias distorsionando la situación real de las cuentas, según explica ABC.

 

AENA

Otra empresa del sector de la aviación que ha tenido que enfrentarse a un ERE es AENA. La empresa pública de aviación plantea un ERE voluntario para trabajadores entre 55 y 65 años. que afectará aproximadamente al 10% de su plantilla que hoy es de unas 13.000 personas. La gestora aeroportuaria asegura que su plantilla está sobredimensionada, además acumula una deuda de 13.341 millones de euros.

 

Acciona

La construcción es otro de los sectores más afectados por la destrucción de empleo desde que comenzó la crisis. Acciona Infraestructuras ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 1.142 trabajadores de la compañía, alrededor del 30% de la plantilla, según han confirmado fuentes de la empresa a EFE. Al parecer, el ERE se justifica por la caída de la actividad en obra civil, que es el negocio principal de la división de infraestructuras. El ente matizó que se trataría de extinciones voluntarias de contrato y no de prejubilaciones, ya que estas últimas están en el punto de mira del Gobierno por la recomendación de Bruselas de endurecerlas.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación