La destrucción de empleo en España se ceba con los trabajadores no cualificados

La pérdida de puestos de trabajo se ha centrado principalmente en el grupo de trabajadores poco cualificados y con bajo nivel educativo, según pone de manifiesto el último boletín mensual publicado por el Banco de España. Así, la institución presidida por Luis Linde pone de manifiesto que la recesión ha aumentado las diferencias salariales existentes entre distintos niveles de trabajadores.

 

Durante la época del «boom» inmobiliario, el aumento de puestos laborales que requerían a trabajadores jóvenes con un bajo nivel educativo acortó las diferencias salariales con aquellos más formados, algo que la crisis española ha invertido. Ahora, aquellos con mejor cualificación marcan la distancia con aquellos que no tienen estudios universarios o técnicos. Un grave problema si se tiene en cuenta a todos aquellos jóvenes que abandonaron el sistema educativo para insertarse de forma muy temprana en el mercado laboral, según advierte el Banco de España en base a datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales (MCVL) de la Seguridad Social.

 

Así, en el periodo 1997-2006, «las primas salariales a la educación y a la experiencia disminuyeron», subraya el boletín. Por otro lado, en esos años se observa un crecimiento más rápido de los salarios en el sector de la construcción en relación con los del resto de sectores».

 

En la actualidad, la crisis ha golpeado con especial dureza a todos aquellos trabajadores con menor formación y empleados en un sector que ha experimentado una gran reducción de la demanda. Las plusvalías salariales de los trabajadores con menor educación han desaparecido al tiempo que aquellos con mejor nivel han sufrido menos el deterioro laboral.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación